EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Evitarán los planes de España que Doñana se seque?

Doñana
Doñana Derechos de autor Bernat Armangue/Bernat Armangue
Derechos de autor Bernat Armangue/Bernat Armangue
Por Jaime Velázquez
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La sequía amenaza a Doñana: el 98% de la marisma está seca. El plan de 1.400 millones busca salvar el parque, sustituyendo invernaderos y pagando a agricultores para abandonar cultivos. Sin embargo, la verdadera solución radica en reducir la extracción ilegal de agua y reducir la emisiones de gases.

PUBLICIDAD

Las lluvias del otoño reverdecen los márgenes del Parque Nacional de Doñana en el Rocío. Pero el agua que inunda la marisma, es sólo un espejismo…

Felipe Fuentelsaz, de WWF Doñana, señala: "Apenas tiene agua el dos por ciento de la marisma. El resto de la marisma, el 98% está absolutamente seca, debido en parte a la falta de precipitación… Y el acuífero ha sido expoliado de tal manera que ya no descarga agua sobre los arroyos".

El último censo revela que solo la mitad de las aves que suelen pasar recalar en estas marismas se han detenido este año en su migración invernal.

Felipe Fuentelsaz añade: "Estamos sacando mucha más agua de la que realmente disponemos"

La reducción de precipitaciones y la sobreexplotación del acuífero el cultivo de frutos rojos, en muchos casos a través de pozos ilegales como éste, llevaron al parque nacional al borde del colapso… y a la Unesco a plantearse retirar a Doñana su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad.

Ahora, las administraciones españolas han presentado un plan de 1.400 millones de euros para salvar el humedal.

Se destinarán 7,8 millones de euros a reforzar el cierre de pozos ilegales, al control del consumo en las concesiones y el seguimiento de cultivos en regadío mediante imágenes de satélite y la guardería fluvial; y 156,2 millones de euros a otras iniciativas orientadas a disminuir las extracciones de dichas aguas.

Además, el acuerdo recoge que el Gobierno andaluz impulsará obras hidráulicas por valor de 335 millones en depuración, abastecimiento y embalses y destinará 251 millones de fondos europeos a la agricultura y ganadería para modernizar explotaciones, diversificar la producción o mejorar la comercialización.

Renaturalización del entorno de Doñana

El nuevo plan para salvar el parque nacional prevé la sustitución de algunos de estos invernaderos por cultivos de secano o devolver los terrenos a su estado original, tanto para aquellos regularizados como los que se encuentran en situación irregular y carecen de derechos de riego.

Los agricultores del entorno de Doñana percibirán hasta 100.000 euros por hectárea por abandonar los cultivos... pero cuestionan el alcance real de la medida_._ ¿Cuántos abandonarán voluntariamente el lucrativo cultivo de los frutos rojos?

El negocio mueve 1.200 millones de euros en la comarca de Huelva, según ha manifestado la Federación Onubense de Empresarios a la prensa local, que cifra en una mil hectáreas las que finalmente se transformarán en secano o terreno forestal.

"Ahora mismo lo que hay es un acuerdo marco. Cada agricultor tendrá que valorar las condiciones que de la Administración en la futura normativa. Dependerá de sus circunstancias personales, perspectivas comerciales etc. Tendrán que tomar su decisión... Por cuestiones de relevo generacional, o por el tamaño de la explotación, decidierán si abandonar el cultivo o seguir con el mismo", explica Pedro Báñez, secretario de la Comunidad de Regantes del Condado. 

La superficie de cultivo en el entorno de Doñana es de unas 11.000 hectáreas, de las cuales 1.200 son ilegales. El Patronato Nacional de Doñana acordó en 1991 la limitación de regadíos a 7.000 hectáreas. 

"En 1992 la Junta de Andalucía nombró una Comisión de expertos coordinada por Manuel Castells para realizar un informe sobre estrategias para el desarrollo socioeconómico sostenible del entorno de Doñana. El dictamen establecía el máximo de extracción de agua del acuífero en 30 hectómetros cúbicos. Actualmente, se extraen más de 105 hectómetros", asegura Ecologistas en Acción.

Los agricultores con derechos de riego en el entorno de Doñana, que toman unos 40 hectómetros del subusuelo, aseguran que sólo la reducción del volumen de extracción del acuífero hará que el agua vuelva a fluir a Doñana

PUBLICIDAD

Pedro Báñez, secretario de la Comunidad de Regantes del Condado, señala: "Hay un trasvase desde la cuenca vecina del río Tinto, Odiel y Piedra aprobado de 20 hectómetros… Si se pudiera materializar completamente ese trasvase sería reducir a la mitad las extracciones del acuífero".

La amenaza del cambio climático

Para Felipe Fuentelsaz, responsable de Agricultura de WWF en Doñana, el cambio climático puede suponer la puntilla final para el parque nacional.

"La única forma de adaptarnos es eliminar el uso ilegal del agua y recuperar esa dinámica de los ríos y arroyos que vertían antiguamente a Doñana", explica el Felipe Fuentelsaz.

"Las predicciones de los científicos son catastróficas para Doñana. Hablamos de una reducción de las precipitaciones y unas mayores temperaturas que aumentarán la evapotranspiración de los cultivos. Y la economía no está adaptada al cambio climático. Hemos crecido en regadío en vez de disminuir el consumo de agua", alerta el experto de WWF. 

PUBLICIDAD

"Necesitamos adaptación y medidas y políticas coordinadas entre los distintos gobiernos para afrontar las consecuencias que vamos a ver. Pero los diferentes planes que nos ponen encima de la mesa, no contemplan de manera real las predicciones de los científicos sobre el cambio climático en Doñana"  

El futuro de Doñana también se decide estos días en la Cumbre Contra el Cambio Climático en Dubai. Sólo la reducción de gases de efecto invernadero podrá devolver este humedal a su antiguo esplendor.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un grupo de oenegés entrega 260.000 firmas a la Comisión Europea para proteger Doñana

Polémica en torno al cultivo español de fresas en el entorno del Parque Nacional de Doñana

La grave sequía en el Parque Nacional de Doñana obliga a los arroceros a dejar de sembrar