Las traumáticas secuelas de los terremotos de Turquía y Siria

Imagen en la que aparecen varios supervivientes de un terremoto en Turquía.
Imagen en la que aparecen varios supervivientes de un terremoto en Turquía. Derechos de autor Burhan Ozbilici/AP2011
Por Euronews en Español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Más de 53.000 personas fallecieron y unas 700.000 perdieron sus hogares en el que ha sido considerado como el peor desastre natural en la historia moderna del país.

PUBLICIDAD

La tierra dejó de temblar, pero sus secuelas han perdurado en el tiempo y en el espacio. Este martes se cumple un año de los fatídicos terremotos que devastaron el sudeste de Turquía y el noroeste de Siria. Más de 53.000 personas fallecieron y unas 700.000 perdieron sus hogares en el que ha sido considerado como el peor desastre natural en la historia moderna de la nación turca.

En total, más de 100.000 edificios se derrumbaron y otros 2,3 millones de viviendas y estructuras sufrieron daños. Aún hoy día, muchos supervivientes siguen viviendo en tiendas de campaña y asentamientos improvisados. Nadie ha podido olvidar la fatídica madrugada del seis de febrero de 2023 en Antioquía.

Una milenaria ciudad reducida a escombros y convertida en una localidad fantasma

La ciudad, cuna de una cultura milenaria, fue la más afectada por los seísmos; el 90 % de sus edificios quedó reducido a escombros, y cuatrocientos mil habitantes vieron cómo su vida se convertía en un infierno, en apenas unos segundos.

Los ciudadanos aún esperan la prometida reconstrucción anunciada por el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Hoy, apenas se ha completado el 15% del plan diseñado para reconstruir la zona.

Así, se ha celebrado un sorteo para asignar viviendas a 10.000 víctimas de la catástrofe, que viven en tiendas de campaña y edificios prefabricados desde que se produjeran el siniestro. La región, que el presidente Erdogan visitó el fin de semana, y sus habitantes, aún no han podido cerrar las cicatrices que les dejaron los terremotos.

Un día y medio junto al cadáver de su esposa y atrapado entre escombros

Cada uno tiene su historia particular, pero todos coinciden en algo: quien más, quien menos, ha perdido a algunos de sus seres más queridos, sus hogares, sus empleos... Este es el caso de Kamil Ezer, superviviente de los seísmos.

"Estaba atrapado, apenas podía respirar. Mi mujer estaba a mi lado, al principio hablábamos, pero ella también estaba atrapada bajo los escombros, y se ahogaba. Acabó falleciendo. Mi hijo la llamaba, pero al cabo de unas 4 horas ya no contestaba".

Kamil Ezer pasó 36 horas bajo los escombros, junto al cadáver de su esposa. Camionero de profesión, ahora vive en su camión. "El Estado no nos explicó nada, simplemente arrasaron los edificios en los que estaban nuestros hogares. No tenemos información. Nos dijeron que nos iban a ofrecer un apartamento, pero cuándo, y cómo... es algo que no sabemos", señala Ezer.

El difícil día a día en pequeñas tiendas de campaña

Muchas personas han perdido sus pocas posesiones materiales y sus casas y deben hacer frente a las impías temperaturas invernales en pequeñas tiendas de campaña. En una de ellas, viven ocho personas, que sufren el frío por la noche, y la humedad y el agua en los días de lluvia.

En el centro de Antioquía, cerca del río, algunos vecinos se las han arreglado para construir una especie de chabola con sus propios mismos, ya que no tienen dinero para pagar a los obreros. Para muchos, volver a vivir bajo un techo de hormigón supone una experiencia traumática.

"Ahora mismo no puedo superar mi miedo a entrar en un edificio... Así que, prefiero estar en esta tienda, o pronto en la chabola. Al menos, si se derrumba, no moriremos", indica una superviviente de los terremotos.

Entretanto, las autoridades políticas turcas quieren empezar por reconstruir los comercios para recuperar a la población, y esta vez, se respetarán las normas antisísmicas.

Ningún edificio nuevo en el centro de la ciudad puede superar las 4 plantas, por lo que reubicar a todos los ciudadanos afectados por los seísmos es como una carrera contrarreloj. Recep Tayyip Erdogan, quiere hacer de los nuevos barrios que se están construyendo en la región de Antioquía, un símbolo para toda Turquía.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Cuáles han sido los terremotos más mortíferos del siglo?

Siria y Turquía: cinco meses después del terremoto, se necesita más ayuda humanitaria

Terremoto en Turquía | La noche en la que el mundo se les vino abajo a los habitantes de Antioquía