Estado de emergencia en Haití por la espiral de violencia y la fuga masiva de presos

Enfrentamientos entre policías y miembros de bandas criminales en Puerto Príncipe el 1 de marzo
Enfrentamientos entre policías y miembros de bandas criminales en Puerto Príncipe el 1 de marzo Derechos de autor Odelyn Joseph/AP
Derechos de autor Odelyn Joseph/AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Haití declara un toque de queda nocturno y el estado de emergencia tras la explosión de violencia de los últimos días. Bandas criminales invadieron las dos mayores prisiones del país y liberaron a la mayoría de presos.

PUBLICIDAD

Las autoridades ordenaron un toque de queda nocturno para intentar recuperar el control de las calles de Haití después de una explosión de violencia durante el fin de semana en el país, donde miembros armados de bandas criminales invadieron las dos prisiones más grandes del país y liberaron a sus reclusos.

El domingo por la noche comenzó un estado de emergencia de 72 horas y el Gobierno dijo que se propondría encontrar a los asesinos, secuestradores y otros criminales violentos que, según informó, escaparon de prisión.

"Se ordenó a la Policía que utilizara todos los medios legales a su disposición para hacer cumplir el toque de queda y detener a todos los infractores", dijo en un comunicado el ministro de Finanzas, Patrick Boivert, que ejerce como primer ministro en funciones.

El primer ministro Ariel Henry viajó a Kenia la semana pasada para tratar de recabar apoyos para impulsar una fuerza de seguridad respaldada por Naciones Unidas que ayude a estabilizar a Haití en su conflicto con grupos criminales cada vez más poderosos.

El decreto de emergencia se emitió después de un fin de semana que marcó un nuevo hito en la espiral de violencia que vive Haití. Al menos nueve personas han muerto desde el jueves, cuatro de ellos agentes de policía, después de que se intensificaran los ataques coordinados de las pandillas criminales contra instituciones estatales en Puerto Príncipe, incluido el aeropuerto internacional del país y el estadio nacional de fútbol.

Conmoción ante la ola de violencia y los ataques a prisiones

Pero el ataque a la Penitenciaría Nacional el sábado por la noche ha conmocionado a los haitianos, a pesar de que están acostumbrados a vivir bajo la constante amenaza de violencia.

Casi todos losaproximadamente4.000 reclusos escaparon, dejando la prisión normalmente superpoblada inquietantemente vacía el domingo, sin guardias a la vista y con sandalias de plástico, ropa y muebles esparcidos por el patio de cemento. A la entrada de la prisión yacían tres cadáveres con heridas de bala.

En otro barrio, los cadáveres ensangrentados de dos hombres con las manos atadas a la espalda se encontraban tumbados boca abajo mientras los residentes pasaban por barricadas colocadas con neumáticos en llamas.

También fue invadida una segunda prisión de Puerto Príncipe que albergaba a unos 1.400 reclusos. Hombres armados también ocuparon y destrozaron el principal estadio de fútbol del país, manteniendo a un empleado como rehén durante horas, dijo la federación de fútbol de Haití.

Asimismo, se reportaron disparos en varios barrios de la capital. El servicio de internet para muchos residentes sufrió interrupciones debido a que  una conexión de cable de fibra óptica fue cortada durante la explosión de violencia, según el principal operador de telefonía móvil del país.

Los colombianos acusados del asesinato del presidente Moise permanecen en prisión

Entre las pocas decenas que optaron por permanecer en prisión se encuentran 18 exsoldados colombianos acusados de trabajar como mercenarios en el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise en julio de 2021. En medio de los enfrentamientos del sábado por la noche, varios de los colombianos compartieron un video suplicando por sus vidas.

“Por favor, ayúdennos”, dijo uno de los hombres, Francisco Uribe, en un mensaje ampliamente compartido en redes sociales. "Están masacrando a la gente indiscriminadamente dentro de las celdas". El domingo, Uribe dijo a los periodistas que entraron a las instalaciones: "No huí porque soy inocente".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia pidió a Haití que brinde “protección especial” a los hombres.

Jimmy Chérizier se atribuye la responsabilidad de la escalada de violencia

En menos de dos semanas, varias instituciones estatales han sido atacadas por las bandas, que coordinan cada vez más sus acciones y eligen objetivos antes impensables, como el Banco Central. Como parte de ataques coordinados de pandillas, cuatro policías fueron asesinados el jueves.

Jimmy Chérizier, un exoficial de policía de élite conocido como 'Barbecue' y que ahora dirige una federación de pandillas, se atribuyó la responsabilidad del aumento de los ataques. Chérizier dijo que el objetivo es capturar al jefe de Policía y a los ministros del Gobierno de Haití e impedir el regreso del primer ministro Henry.

Después de que pandillas abrieran fuego en el aeropuerto internacional de Haití la semana pasada, la Embajada de Estados Unidos dijo que suspendería todos los viajes oficiales al país y el domingo por la noche instó a todos los ciudadanos estadounidenses a abandonar el país lo antes posible. La Embajada dijo que también cancelaría hasta el jueves todas las citas consulares.

El aumento de los ataques se produce tras protestas violentas que se volvieron más letales en los últimos días cuando el primer ministro viajó a Kenia para intentar avanzar en la propuesta de una misión de seguridad respaldada por la ONU en Haití, que sería encabezada por ese país del este de África.

Henry asumió el cargo de primer ministro tras el asesinato de Moise y ha pospuesto repetidamente los planes para celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales, algo que no había ocurrido en casi una década.

PUBLICIDAD

La Policía Nacional de Haití tiene aproximadamente 9.000 agentes para brindar seguridad a más de 11 millones de personas, según la ONU. Habitualmente se ven abrumados y superados en armas por las pandillas, que se estima controlan hasta el 80% de Puerto Príncipe.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Una banda armada secuestra a un grupo con seis monjas en Haití, el Papa pide su liberación

La ONU revela la extrema urgencia del despliegue de una fuerza internacional en Haití

Haití | Demanda de una intervención internacional tras la violencia de las bandas criminales