Protestas contra las reformas de la televisión pública en Eslovaquia

Protestas contra la reforma de la TV pública
Protestas contra la reforma de la TV pública Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Miles de personas se manifestaron en Bratislava contra las reformas anunciadas para la televisión pública eslovaca. Los manifestantes temen que 'RTVS' caiga bajo el control de la coalición de gobierno populista liderada por Robert Fico.

PUBLICIDAD

Miles de personas se reunieron en el centro de Bratislava para protestar contra una reforma de la revisión de la emisora pública nacional 'RTVS'. Los manifestantes temen que la reforma ponga el canal bajo el control total del gobierno.

El plan es cambiar el nombre de 'RTVS' a 'STaR' (Televisión y Radio Eslovaca) y despedir a la mayor parte de la dirección del canal, incluido el director general. 

El nuevo administrador será nombrado por el gobierno a través de un consejo elegido en parte por el Ministerio de Cultura y el parlamento, donde la coalición tiene mayoría

Pero, según los manifestantes, el proceso no es más que un espectáculo, ya que creen que el liderazgo de la compañía terminará bajo el control del gobierno liderado por el populista Robert Fico de todos modos.

600 trabajadores de 'RTVS' en contra de la medida

Según los manifestantes, la reforma que el Gobierno eslovaco quiere introducir en el servicio de radiodifusión es una violación directa de la legislación de la UE, concretamente de la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación de 2022, que exige el nombramiento transparente e imparcial de la dirección de las emisoras públicas y prohíbe claramente el despido de funcionarios ya nombrados antes de que finalice su mandato.

Michal Šimečka, líder de Eslovaquia Progresista (uno de los partidos que inició las protestas), afirmó que este es exactamente el camino que "siguen todos los autócratas" y que si Eslovaquia fuera más allá, terminaría como Hungría o incluso Bielorrusia.

"Todos los autócratas siguen el mismo libro de jugadas. Necesitan dominar y controlar todo: los medios de comunicación, las fuerzas de seguridad, la fiscalía, la cultura y, por supuesto, el palacio presidencial", dijo Šimečka.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Protestas en Eslovaquia contra la ley que acabaría con la fiscalía anticorrupción

Protestas masivas en Eslovaquia contra el primer ministro

Robert Fico ya es, por cuarta vez, el nuevo primer ministro de Eslovaquia