El Papa Francisco, en la misa de Pascua: "La guerra es siempre un absurdo y una derrota"

Papa Francisco dando la Misa de Pascua 2024
Papa Francisco dando la Misa de Pascua 2024 Derechos de autor Andrew Medichini/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Andrew Medichini/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En su mensaje durante la celebración de la Pascua, el Papa Francisco volvió a pedir el fin de las guerras. El pontífice pidió a Ucrania y Rusia que intercambien prisioneros, y luego pidió un alto el fuego en Gaza. Fuerte llamamiento para ayudar a los migrantes y a las familias en dificultades.

PUBLICIDAD

La Plaza de San Pedro se llenó para la Misa de Pascua del Papa. Unos 60.000 fieles, según la oficina de prensa del Vaticano, acudieron a participar en la oración con el Santo Padre y en la posterior bendición Urbi et Orbi desde la Logia Central de la Basílica de San Pedro.

En su mensaje dejó claro que la Guerra debe parar, comentó en palabras textuales antes de la bendición Urbi et Orbi: "Hoy, rocas pesadas, demasiado pesadas, cierran las esperanzas de la humanidad: la roca de la guerra, la roca de las crisis humanitarias, la roca de las violaciones de los derechos humanos, la roca de la trata de personas y otras".

"Hoy nos dirigimos en primer lugar a la ciudad santa de Jerusalén, testigo del misterio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, a todas las comunidades cristianas de Tierra Santa. Mi pensamiento se dirige sobre todo a las víctimas de los numerosos conflictos que están en curso en el mundo, empezando por los de Israel y Palestina, y en Ucrania", dijo el pontífice, y luego pidió a Ucrania y Rusia que lleguen a un acuerdo para el intercambio de prisioneros.

Si bien pido que se respeten los principios del derecho internacional, espero un intercambio general de todos los prisioneros entre Rusia y Ucrania: todos por todos
Papa Francisco

"Alto el fuego en Gaza"

A continuación, el Papa habló sobre el conflicto en Oriente Medio. "Se debe garantizar la posibilidad de acceso a la ayuda humanitaria en Gaza, instando una vez más a la pronta liberación de los rehenes secuestrados el 7 de octubre y a un alto el fuego inmediato", dijo Francisco.

 "No permitimos que las hostilidades en curso continúen teniendo graves repercusiones en la exhausta población civil, y especialmente en los niños. Cuánto sufrimiento vemos en sus ojos. Se olvidaron de sonreír", dijo el Papa, pidiendo que se detengan las armas. 

"La guerra es siempre un absurdo y una derrota. No dejemos que los vientos de guerra soplen cada vez más fuertes sobre Europa y el Mediterráneo", subrayó el Pontífice. 

"No cedamos a la lógica de las armas y el rearme. La paz nunca se construye con las armas, sino extendiendo las manos y abriendo los corazones", dijo el Papa mientras la multitud aplaudía y rezaba.

"Los terroristas se arrepienten"

A continuación, el pontífice volvió a hablar de las víctimas del terrorismo. "Que Cristo dé consuelo a las víctimas de toda forma de terrorismo. Recemos por los que han perdido la vida e imploremos el arrepentimiento y la conversión de los autores de estos crímenes", dijo Francisco.

También recordó los otros conflictos que afligen a las poblaciones del mundo. Desde Haití hasta Myanmar, pasando también por la región del Sahel.

"Ayudar a las familias y a los migrantes necesitados"

A continuación, el Papa Francisco recordó la necesidad de ayudar a los migrantes y a las familias en dificultad. "Que Cristo guíe a todas las personas de buena voluntad a unirse solidariamente, para afrontar juntos los numerosos desafíos que acosan a las familias más pobres en su búsqueda de una vida mejor y de la felicidad". 

También es un mensaje para los menores, nacidos y no nacidos. "¿Cuántos niños ni siquiera pueden ver la luz? ¿Cuántos mueren de hambre o se ven privados de atención esencial o son víctimas de abusos y violencia? ¿Cuántas vidas se convierten en objeto de mercancía para el creciente comercio de seres humanos?", dijo el Papa. 

Tras ello, dio su bendición a la plaza y al resto del mundo.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los pueblos checos celebran su tradicional 'Marcha de Judas' en Semana Santa

El Papa se salta el Vía Crucis, la lluvia impide la salida de muchas procesiones

El Papa Francisco vuelve a la cárcel de Rebibbia: "Jesús lo perdona todo"