Chicas pasadas por agua en Hungría: "Ninguna puede quedar seca"

Foto:
Foto: Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En el pueblo de Holloko, a cien kilómetros de Budapest, la tradicion del lunes de Pascua desde hace siglos es que los jóvenes llenen de agua sus cubos y se lo tiren a las chicas.

PUBLICIDAD

Canciones populares, bailes , trajes típicos y, la clave, agua, mucha agua. Así es como celebran el lunes de Pascua en la localidad húngara de Hollókő.

Los turistas acudieron en masa al pequeño pueblo de Holloko, en el noreste de Hungría, para ver a hombres arrojando cubos de agua a las mujeres locales, una chocante costumbre del lunes de Pascua.

La tradición húngara de Pascua tiene un lema en este pueblo de Hungría: "ninguna puede quedar seca". La tradición de rociar a las mujeres con agua se remonta a siglos atrás y se ha enriquecido con innumerables costumbres. En los viejos tiempos, la tradición era tirar agua sólo a las niñas que eran candidatas a convertirse en hacendosas esposas.

¿Gamberrada o rito bautismal?

Algunas leyendas sugieren que el efecto purificador del agua está relacionado con el bautismo, que la gente solía realizar en primavera hace siglos.

Aunque la religión cristiana está muy extendida en todo el mundo, este riego de Pascua se ha limitado principalmente a algunas localidades de Europa Central.

"Es natural", dice el organizador

El organizador principal del evento, Boglarka Bakos, dijo que “es natural que los hombres tomen sus cubos y echen agua a las mujeres que puedan atrapar. Mantienen su dicho: las mujeres no deben quedarse secas.

Holloko, el pueblo que alberga la tradición de rociar agua a las mujeres, es Patrimonio de la Humanidad desde 1987.

El pueblo, construido en los siglos XVII y XVIII, fue el primero en el mundo en recibir el título de pueblo debido a la preservación única de la forma tradicional de asentamiento, la arquitectura tradicional y la vida del pueblo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Huevos de Pascua olímpicos, la última creación francesa de la Maison du Chocolat

Un escándalo de corrupción sacude a Hungría y amenaza el mandato de Viktor Orbán

Orbán en la apertura de campaña de Fidesz: "Lo que hace Bruselas es jugar con fuego, tentar a Dios"