EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Un hombre apuñala a un obispo y a tres feligreses en Sídney

Imagen del suceso.
Imagen del suceso. Derechos de autor Youtube/Christ The Good Shepherd Church
Derechos de autor Youtube/Christ The Good Shepherd Church
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La Policía informa de que un hombre fue arrestado este lunes después de apuñalar a un obispo y a tres feligreses en Sídney. Ninguno sufre heridas graves.

PUBLICIDAD

Un hombre armado con un cuchillo atacó este lunes a un obispo y a varios fieles en una iglesia cristiana en la localidad de Wakeley, en el área metropolitana de Sídney (Australia), en una agresión capturada en la retransmisión en vivo de la ceremonia religiosa.

El ataque se produjo durante la misa, cuando el obispo Mar Mari Emmanuel predicaba en el altar de la Iglesia Cristo El Buen Pastor, poco después de las 19 horas. Un hombre vestido de negro se acercó a él y le asestó varias puñaladas.

Las imágenes del ataque, transmitidas en directo en el canal de YouTube de la iglesia, han circulado por redes sociales después del incidente. Informamos a nuestros lectores de que las imágenes pueden herir sensibilidades.

Vídeo del ataque, publicado por la Asociación Judía-Australiana, el 15 de abril de 2024.

La Policía informó de que el hombre fue arrestado y ninguna de las víctimas sufre heridas de gravedad.

El servicio de ambulancia de Nueva Gales del Sur dijo que había tratado a un hombre de unos 50 años por múltiples cortes y lo había llevado a un hospital, y que otros tres fueron tratados por uno o más cortes en el lugar.

El ataque está siendo tratado como un acto terrorista

La Policía australiana ha explicado que el ataque con cuchillo que hirió a un obispo y a un sacerdote durante un servicio religioso fue un acto de terrorismo.

Los agentes arrestaron el martes a un joven de 16 años después del apuñalamiento en la iglesia de Cristo Buen Pastor que hirió al obispo Mar Mari Emmanuel y a un sacerdote. Se espera que ambos sobrevivan. La comisionada de policía de Nueva Gales del Sur, Karen Webb, dijo que los comentarios del sospechoso apuntaban a un motivo religioso.

"Alegaremos que hay un grado de premeditación sobre la base de que esta persona viajó a ese lugar, que no está cerca de su dirección residencial, se desplazó con un cuchillo y posteriormente el obispo y el sacerdote fueron apuñalados", dijo Webb. "Tienen suerte de estar vivos".

La Policía conocía al adolescente, pero no estaba en una lista de vigilancia terrorista, dijo Webb. La Organización Australiana de Inteligencia de Seguridad, la principal agencia de espionaje nacional del país, y la Policía Federal Australiana se habían unido a la Policía estatal en un grupo de trabajo antiterrorista para investigar quién más estaba potencialmente involucrado.

El director general de ASIO, Mike Burgess, comentó que la investigación aún no había descubierto amenazas asociadas. "Parece tener una motivación religiosa, pero continuamos con nuestras líneas de investigación", dijo Burgess.

Apenas dos días después de otro ataque con arma blanca

El ataque de este lunes se produce apenas 48 horas después de que otro hombre atacara y matara a puñaladas a seis personas en un concurrido centro comercial de Sídney.

Entre las víctimas se encontraban una madre que salvó a su bebé, y cinco de seis víctimas eran mujeres, según confirmaron las autoridades. Otras 12 personas resultaron heridas, de las cuales la mayoría también eran mujeres.

La Policía confirmó la identidad del agresor del incidente del sábado, abatido a tiros por una agente, y declaró que el hombre padecía esquizofrenia y no estaba "impulsado por ninguna motivación particular, ideológica o de otro tipo", por lo que la investigación descarta motivos terroristas

Sin embargo, los investigadores desvelaron que el agresor estaba obsesionado con los cuchillos. No hubo indicios inmediatos de que los dos apuñalamientos estuvieran relacionados.

La madre que salvó a su bebé

Una de las víctimas del ataque del 13 de abril, Ashlee Good, de 38 años, se encontraba en el centro comercial con su hija, de nueve meses. Después de ser apuñalada por el agresor, Good supuestamente entregó a su hija a dos desconocidos antes de perder el conocimiento. 

Ashlee Good, cuya familia la describió como una "persona extraordinaria", murió poco después, pero logró salvar la vida de su hija, que también sufrió graves heridas en el ataque.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El bebé que sobrevivió al apuñalamiento de Sídney muestra signos de recuperación

El héroe francés que se enfrentó al asesino de Sídney obtiene la residencia en Australia

Siete personas asesinadas a apuñaladas en un centro comercial de Sídney