EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Paloznak Jazz Picnic, un festival entre viñedos como ejemplo de promoción económica

Paloznak Jazz Picnic, un festival entre viñedos como ejemplo de promoción económica
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Festivales de todo tipo florecen en Europa, en un intento de crear una nueva economía que atraiga tanto a turistas como aficionados a la música.

PUBLICIDAD

Festivales de todo tipo florecen en Europa, en un intento de crear una nueva economía que atraiga tanto a turistas como aficionados a la música. Es el caso del Paloznak Jazz Picnic, en una región vinícola a cien kilómetros al oeste de Budapest y en torno al lago Balaton.

La cita húngara ha llegado este mes de agosto a su quinta edición y uno de sus mayores objetivos es promocionar precisamente el vino de la zona. Todo ello regado con grupos de jazz nacionales e internacionales durante tres días.

“Esta no es una gran ciudad con un gran presupuesto detrás, ni con apoyo político o institucional”, remarca a Euronews el organizador del festival, Szabolocs Homola. “Nuestros ingresos provienen mayoritariamente de la venta de billetes y de los patrocinadores”.

En 2015, acudieron al certamen cerca de seis mil personas. Este año, se espera alcanzar ya las diez mil. El precio del billete diario es de unos módicos 22 euros y 55 para los tres días. El festival ingresa unos 61.000 euros. Pero el beneficio se amplia a todo el tejido de la comarca.

“Los precios de las casas han aumentado y cada vez hay más gente que viene a visitar el pueblo”, se felicita su alcalde, Ákos Czeglédy. “La economía local, sea los servicios o los granjeros, se aprovechan del acontecimiento. ¡Tienes que reservar el alojamiento con medio año de avance!”.

Hungría recibió en 2015 más de veinte millones de turistas, un catorce por ciento más que el año anterior. La mayoría son alemanes, por delante de los austriacos, británicos y checos. Un tercio visitan la capital Budapest y la parte oriental. Pero un diez por ciento se dirigen también a la zona del lago Balaton.

“Los pequeños municipios tienden a exhibir la historia y la cultura de su región como atractivo”, explica la periodista de Euronews, Beatrix Asboth. “Así es como se puede desde visitar castillos medievales hasta comer gulash o degustar vino. En Hungría, hay más de ochocientos eventos con el título de festival y más de un tercio alcanza los diez mil espectadores”.

El mayor festival del país y uno de los mayores de Europa es el Sziget, que se lleva a cabo en Budapest a mediados de agosto. En 2015, congregó nada menos que a 440.000 personas Y sus ingresos fueron de 33 millones de euros. Nada que envidiar al Glastonbury inglés o el Primavera Sound barcelonés.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La confianza económica alemana cae: ¿Está la locomotora de Europa descarrilando?

Se espera que no haya recorte sorpresa del BCE en julio y todas las miradas están puestas en septiembre

Por qué la reelección de Trump podría afectar a la economía europea en al menos 150.000 millones de euros