Francia: 100.000 millones de euros para relanzar la economía

Francia: 100.000 millones de euros para relanzar la economía
Derechos de autor Martin Meissner/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Derechos de autor Martin Meissner/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Por Ana Buil Demur con AFP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El primer ministro francés ha presentado su plan de estímulo. Un programa, para los próximos dos años, que prevé ayudas a la industria y al empleo juvenil.

PUBLICIDAD

El primer ministro francés, Jean Castex, presenta su plan de estímulo para relanzar la economía, que no ha escapado al azote del coronavirus.

Este plan cuenta con 100.000 millones de euros, para los próximos dos años. Incluye medidas fiscales, como recortes de impuestos para empresas. Actuará en varios frentes: apoyando a la industria con subvenciones estatales y combatiendo el desempleo, especialmente entre los jóvenes. El Gobierno francés quiere crear 160.000 puestos de trabajo para 2021.

Las previsiones de crecimiento en Francia para 2020 no son buenas: se espera una recesión del 11%.

Alemania empieza a ver luz al final del túnel

En Alemania, la actividad económica muestra signos de recuperación.

El plan de estímulo fue presentado el pasado junio por la canciller Angela Merkel. Un programa de apoyo a la economía que asciende a 130.000 millones de euros. La mayor parte destinados a estimular el consumo, con una reducción del IVA y un "cheque especial de estímulo" enviado a todos los hogares. El plan alemán también prevé una modernización de la industria del automóvil.

La UE, al rescate

En toda Europa, los Gobiernos están trabajando para responder a la crisis. Pero, además, van a contar con la ayuda de la Unión Europea (UE).

Los líderes de los 27 acordaron, en julio, un plan de estímulo masivo: 750.000 millones de euros,  390.000 en subvenciones y 360.00 en préstamos a bajo interés.

Bruselas pone una condición: un tercio de su ayuda debe destinarse a la transición ecológica.

"Ese dinero tendrá que gastarse en áreas particulares. La UE está dispuesta a utilizar los fondos de recuperación no solo para ayudar a los países más afectados por la COVID, como Italia o España, sino también para tratar de hacer más competitiva la economía europea, seguir con la agenda verde y asegurar que millones de personas en riesgo de perder su trabajo reciban ayuda financiera", explica Darren McCaffrey, editor político de Euronews.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El BCE advierte que la nueva ola de COVID-19 erosionaría aún más la economía mundial

La Eurocámara da luz verde a las nuevas normas fiscales de la UE entre temores de una vuelta a la austeridad

¿Podría la subida del precio del petróleo desbaratar los planes del BCE de recortar los tipos en junio?