El euro digital: ¿los ciudadanos de la eurozona se beneficiarían realmente con esta moneda?

En colaboración con The European Commission
El euro digital: ¿los ciudadanos de la eurozona se beneficiarían realmente con esta moneda?
Derechos de autor euronews
Por Fanny Gauret
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button

El euro digital sería como el efectivo, pero en formato digital, salvo que los euros utilizados pertenecerán al Banco Central. Según los economistas, los pagos cotidianos serán más fluidos con el euro digital.

Deuda, inflación, salarios y empleo; sabemos que es difícil entender cómo funciona la economía.

Por eso cada episodio de Real Economy le ofrece un curso acelerado de un minuto, para ponerle rápidamente al día sobre el panorama general.

Le explicamos los conceptos más importantes y les exponemos las respuestas de las políticas públicas ante los cambios y las tendencias económicas actuales.

Vea el curso acelerado de un minuto en el vídeo de arriba.

La Comisión Europea propone el euro digital, una versión virtual de la moneda que emitirá el Banco Central Europeo y que se utilizará gratuitamente junto al efectivo en la eurozona.

Un primer estudio realizado por el Banco Central Europeo sobre el uso del efectivo en las empresas, en 2021, mostró que las empresas preferían que los consumidores pagaran con tarjetas -incluidas las “sin contacto”- frente al efectivo (53 % frente a 23 %).

En un segundo estudio, sobre las actitudes de pago de los consumidores en la zona euro, reveló que los europeos prefirieron pagar con efectivo en el 2022, antes que con tarjeta (59 % a 34 %, aunque se produjo un notable descenso del 13 % en la frecuencia de pagos en efectivo a partir de 2021).

¿Hay alguna diferencia entre las monedas digitales y las criptodivisas?

A diferencia de las criptomonedas, que están descentralizadas, el Banco Central Europeo fijará el valor de la moneda, garantizará su estabilidad y evitará que se hunda.

Esencialmente, el euro digital servirá como versión digital de los billetes y monedas de euro físicos. Tendrá exactamente el mismo valor, incluso más allá de las fronteras.

Como moneda de curso legal, los ciudadanos europeos no necesitarán una cuenta bancaria para almacenarla, sino que podrán guardarla en un monedero digital.

Cuando esté plenamente implantado, los comerciantes tendrán que aceptar el euro digital igual que hoy aceptan el efectivo.

¿Cuáles son las ventajas del euro digital?

El euro digital será como el efectivo, pero en formato digital, salvo que los euros utilizados pertenecerán al banco central. Los pagos sin contacto o en efectivo extraen hoy euros de una cuenta privada o de una empresa para pagar servicios o bienes, estas unidades no son propiedad del BCE.

Los bancos centrales temen estar perdiendo la estabilidad que el efectivo proporcionaba a sus sistemas financieros; sin embargo, un equivalente digital del efectivo ayudaría a respaldar la soberanía y contingencia de ese sistema. 

Según los economistas del Banco Central Europeo, los pagos cotidianos serán más fluidos con el euro digital.

Si esta moneda digital es propiedad del BCE, ¿tendrán los consumidores acceso ilimitado a los fondos?

Para empezar, el Banco Central Europeo prevé que entregará a los consumidores pequeñas cantidades, quienes se acojan a la moneda digital no podrán descargar más de 3.000 o 4.000 euros en sus monederos digitales; sin embargo, el BCE aún no ha definido los aspectos técnicos exactos de los pagos ni el tamaño de los mismos.

Pero, ¿qué hay de la privacidad, la seguridad y la usabilidad?

Una de las principales preocupaciones de los consumidores es la privacidad, algo que el BCE reconoce. El banco central afirma que los usuarios podrán realizar pequeños pagos de forma anónima.

En la actualidad, unos 120 bancos centrales de todo el mundo trabajan en la creación de versiones digitales de su propia moneda. 

La Comisión Europea está estudiando el marco jurídico del euro digital. Se espera que el BCE dé a conocer los detalles sobre el diseño y la implantación de la moneda en los próximos meses.

Periodista • Rebekah Daunt

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández (Traducción y texto en español)

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

¿Cuál será el diseño de los nuevos billetes de euro?: Pájaros y ríos entre las opciones

La inflación de la eurozona baja, pero los europeos siguen sintiendo la presión de los precios

Balance de las perspectivas económicas de Europa para 2023 y más allá