EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Balance de las perspectivas económicas de Europa para 2023 y más allá

En colaboración con The European Commission
Balance de las perspectivas económicas de Europa para 2023 y más allá
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Fanny Gauret
Publicado
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Tras dos años de inflación desorbitada, se espera que las presiones sobre los precios al consumo en Europa disminuyan gracias a la caída de los precios de la energía y a la política monetaria.

Deuda, inflación, salarios y empleo ... Sabemos que es difícil entender cómo funciona la economía. Por eso cada episodio de Economía Real le ofrece un curso acelerado de un minuto para ponerle rápidamente al día sobre el panorama general. Explicamos los conceptos más importantes y explicamos cómo reaccionan las políticas públicas ante los cambios en la actualidad y las tendencias económicas. Vea el curso acelerado de un minuto en el vídeo de arriba.

Las perspectivas económicas de Europa para el próximo año y los siguientes son desiguales. Tras dos años de inflación desorbitada, se espera que las presiones sobre los precios al consumo en Europa disminuyan gracias a la caída de los precios de la energía y a la política monetaria.

¿Cuáles son las previsiones de inflación para después de 2023?

En el lado positivo, la inflación de la zona euro mantiene su tendencia a la baja. En octubre de 2023, se situaba en el 2,9%, frente a un máximo del 10,6% hace un año, lo que supone su nivel más bajo desde julio de 2021.

Durante el pasado año, este descenso inflacionista estuvo impulsado principalmente por la fuerte caída de los precios de la energía. Desde entonces, el descenso se ha generalizado a todas las principales categorías de consumo, más allá de la energía y los alimentos.

Se espera que el endurecimiento de la política monetaria en la economía europea siga reduciendo la inflación, aunque a un ritmo más moderado, como consecuencia de la disminución más lenta pero generalizada de las presiones inflacionistas sobre los alimentos, los bienes manufacturados y los servicios.

En conjunto, se prevé que la inflación general de la zona euro descienda del 5,6% en 2023 al 3,2% en 2024 y al 2,2% en 2025.

En la UE, la inflación general disminuirá del 6,5% en 2023 al 3,5% en 2024 y al 2,4% en 2025.

¿Se recuperará el crecimiento económico?

Tras un fuerte crecimiento económico durante la mayor parte de 2022, el PIB real se contrajo a finales del año pasado y apenas creció en los tres primeros trimestres de 2023.

La inflación elevada -aunque decreciente-, el endurecimiento de la política monetaria y la debilidad de la demanda exterior han frenado el crecimiento en toda la Unión Europea este año.

Según las previsiones de otoño de la Comisión Europea, el crecimiento del PIB se reducirá al 0,6% en 2023 tanto en la UE como en la zona euro, 0,2 puntos porcentuales por debajo de las previsiones de verano de la Comisión.

Sin embargo, se espera que la actividad económica se acelere el próximo año a medida que el consumo se recupere gracias a la solidez del mercado laboral, el crecimiento de los salarios y la moderación de la inflación.

Además, se prevé que la inversión siga aumentando, respaldada por la solidez general de los balances de las empresas y por el Mecanismo de Recuperación y Reactivación.

Así, se prevé que el crecimiento del PIB de la UE aumente hasta el 1,3% en 2024. En la zona del euro, se prevé un crecimiento del PIB ligeramente inferior, del 1,2%.

De cara a 2025, se espera que el crecimiento se fortalezca hasta el 1,7% en la UE y el 1,6% en la zona del euro, con la disminución de las presiones inflacionistas y el endurecimiento monetario.

Las tasas de empleo de la UE alcanzan su máximo histórico

El mercado laboral de la UE registró un buen comportamiento en el primer semestre de 2023, a pesar de la ralentización del crecimiento económico.

En el segundo trimestre, las tasas de actividad y empleo de la UE alcanzaron su nivel más alto jamás registrado. En septiembre, la tasa de desempleo se mantuvo en el 6% de la población activa, cerca de su mínimo histórico.

De cara al futuro, las previsiones de empleo son tranquilizadoras. Se prevé que el crecimiento del empleo en la UE sea del 1% en 2023, antes de reducirse al 0,4% tanto en 2024 como en 2025.

La tasa de desempleo de la UE se mantendrá prácticamente estable en el 6% en 2023 y 2024, y bajará ligeramente al 5,9% en 2025.

Y hay buenas noticias para los trabajadores, ya que se espera que los salarios reales pasen a ser positivos a partir del próximo año, gracias al continuo crecimiento de los salarios y al descenso de la inflación.

¿Cuáles son las previsiones de déficit de las administraciones públicas de la UE?

El déficit de las administraciones públicas de la UE disminuirá ligeramente en 2023, hasta el 3,2% del PIB.

Ello se debe a una combinación de factores, entre ellos la supresión gradual de las medidas temporales relacionadas con la pandemia, la reducción de las subvenciones a la inversión privada y la considerable reducción de las medidas relacionadas con la energía el próximo año y su supresión gradual en 2025.

Se espera que la contención continuada de las ayudas fiscales discrecionales siga reduciendo el déficit público de la UE hasta el 2,8% del PIB en 2024 y el 2,7% en 2025.

Se espera que el ratio deuda/PIB de la UE siga disminuyendo en 2023, hasta el 83%. En 2024 y 2025, se prevé que la ratio de deuda se estabilice por encima del nivel de 2019, en torno al 79%.

¿Los conflictos y el cambio climático pesarán sobre la economía europea?

La continua guerra de agresión de Rusia en Ucrania y el conflicto en Oriente Próximo hacen que las perspectivas económicas de Europa estén cargadas de incertidumbre y riesgo.

Hasta ahora, el impacto de la guerra entre Israel y Hamás en los mercados energéticos europeos ha sido contenido, pero el riesgo de interrupciones en el suministro energético y el consiguiente impacto en los precios de la energía sigue siendo significativo.

La evolución económica de los principales socios comerciales de la UE, especialmente China, también podría ser motivo de preocupación.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

El euro digital: una alternativa para disminuir el uso de efectivo en Europa

El euro digital: ¿los ciudadanos de la eurozona se beneficiarían realmente con esta moneda?

La apuesta de la Unión Europea por la 'economía social' en favor de los ciudadanos