EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

El euro digital: una alternativa para disminuir el uso de efectivo en Europa

En colaboración con The European Commission
El euro digital: una alternativa para disminuir el uso de efectivo en Europa
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Fanny Gauret
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El euro digital tendría el mismo valor que la moneda en físico y podría utilizarse de la misma manera para cualquier gasto cotidiano, incluso más allá de las fronteras. Una de las grandes preocupaciones es la pérdida de privacidad con este sistema.

Después de sus monedas y billetes, la Comisión Europea propone el euro digital, una versión virtual de la moneda emitida por el Banco Central Europeo, que se utilizaría gratuitamente, junto al efectivo, en la eurozona.

¿Están preparados los europeos para adoptar una nueva versión digital del euro?

Una versión digital del efectivo

Los ciudadanos europeos tienen muchas dudas, preguntas y hasta prevenciones respecto a lo que sería el uso del euro digital. Los retos son evidentes, y al ser un concepto nuevo es dificil comprender todavía su funcionamiento. 

"Se busca una alternativa, la opción de tener una versión digital del efectivo. La gente ya no usa tanto el efectivo como antes, y la Covid ha acelerado esa tendencia. Se trata esencialmente de elegir", comenta Mairead McGuinness comisaria de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión de los Mercados de Capitales.

¿Pero realmente cómo funcionaría?

El euro digital será una versión digital de los billetes y monedas de euro físicos, tendrá exactamente el mismo valor y podrá utilizarse de la misma manera: para comprar un helado, comprar ropa o enviar dinero para un cumpleaños, incluso más allá de las fronteras.

Se podrá utilizar un código QR para hacer un pago desde una aplicación segura en el teléfono, e incluso realizar pagos cuando no haya conexión a Internet.

Cuando esté plenamente implantado, los comerciantes tendrán que aceptar el euro digital igual que aceptan el efectivo hoy en día.

El euro digital es muy diferente de las criptomonedas porque está respaldado por el Banco Central Europeo, lo que garantiza su estabilidad.

La idea es que, en un mundo digitalizado, el euro digital permita a todos realizar pagos seguros a quien quiera, en cualquier lugar de la eurozona.

Si tengo en mi cartera 50 euros, pero no quiero dividir mis 50 euros porque los tengo para otra cosa, podría decidir usar la cartera digital para pagar
Mairead McGuinness.
Comisaria de Servicios Financieros, Estabilidad Financiera y Unión de los Mercados de Capitales.

Pero, ¿cuáles serían las ventajas para los ciudadanos?

"Si tengo en mi cartera 50 euros, pero no quiero dividir esos 50 euros porque los tengo para otra cosa, podría decidir usar la cartera digital para pagar los euros de unas bebidas en un restaurante, por ejemplo" explica Mairead McGuinness.

Evolución en los medios de pago: un efectivo adicional

Según Mairead McGuinness, este pago comparado con el pago sin contacto seríadiferente; porque este sería dinero del Banco Central, mientras que los otros pagos son dinero privado

Con la digitalización de los pagos, a los bancos centrales les preocupa perder el anclaje del efectivo en su sistema financiero. Un equivalente digital del efectivo ayudaría a respaldar la soberanía y la estabilidad de este sistema.

En el museo del Banco Nacional de Bélgica, la economista e investigadora principal en Bruegel Maria Demertzis nos habló sobre la necesidad de este paso a lo digital y respondió a la pregunta de ¿desaparecerá el dinero en efectivo?

Yo creo que habría una reducción del efectivo al evolucionar hacia más pagos digitales, pero no creo que desaparezca totalmente
Maria Demertzis
Investigadora principal en Bruegel

"Después de la pandemia, se pensó que la mayoría de los pagos eran digitales. Pero según las cifras, el 42 % del valor de todas las transacciones en la zona euro en 2022 se hicieron en efectivo; lo cual está muy cerca de ser la mitad. Yo creo que habría una reducción del efectivo al aumentar los pagos digitales, pero no creo que desaparezca totalmente", explica Maria Demertzis. 

Maria Demertzis también explica que los pagos cotidianos se realizarán, probablemente, con una aplicación, en donde podrían intervenir intermediarios financieros como los bancos, y se pagaría como se hace normalmente con cualquier otro medio digital. 

"El Banco Central Europeo tendría un anonimato para pequeños niveles de pagos, pero a medida que empieces a pagar mayores cantidades de dinero, dejará de ser anónimo", advierte.

La privacidad y la seguridad: los principales temores

El Banco Central Europeo realizó una consulta pública sobre el euro digital. Las mayores preocupaciones que surgieron, en su orden, fueron: la privacidad (43 %), seguida de la seguridad (18%), su uso en toda la eurozona (11%), la ausencia de comisiones adicionales (9%) y su uso fuera de línea (8%). 

Euronews
Encuesta pública del Banco Central Europeo sobre el euro digitalEuronews

Las asociaciones de protección de datos también expresan su preocupación por la privacidad, el anonimato y el seguimiento de los pagos.

"El Banco Central Europeo no está interesado en cómo gastas tu dinero, quiere darte la opción de una versión digital del efectivo. Si usas tu monedero digital fuera de Internet es una transacción privada. Por supuesto, si estás haciendo una transacción de comercio electrónico, tu banco sabrá que estás usando tus euros digitales", explica Mairead McGuinness.

Una oportunidad para la tecnología financiera

A pesar de las dudas sobre la protección de los datos, el euro digital representa una oportunidad comercial, en particular para las FinTech (tecnología financiera). Los futuros usuarios, de momento personas y empresas de la eurozona, se podrían beneficiar de estos servicios innovadores.

"No tenemos un sistema europeo. El papel de las Fintech es proporcionar innovación, pero también proporcionar disrupción para una mayor transparencia; y así tener un mejor producto para los clientes y comisiones más bajas", explica Jan Boehm, presidente de la Asociación Europea de FinTech.

Actualmente, unos 120 bancos centrales de todo el mundo están trabajando en versiones digitales de su moneda nacional. La propuesta de la Comisión Europea pretende establecer su marco legal, una propuesta conjunta que garantiza la preservación del efectivo.

"La legislación es poner la democracia en acción en torno a un euro digital, y ese proceso le corresponde al Parlamento Europeo y al Consejo. Y así el Banco Central Europeo decidirá si se lanza un euro digital y cuándo", finaliza Mairead McGuinness.

Un agradecimiento especial a "PIM coffee on the go" y "Brasserie Byblos 1898", donde se filmó este episodio.

Periodista • Fanny Gauret

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández (Traducción y texto en español)

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Balance de las perspectivas económicas de Europa para 2023 y más allá