Forjadas en el fuego: cómo las espadas moldearon las historias culturales de China y Europa

Forjadas en el fuego: cómo las espadas moldearon las historias culturales de China y Europa
Derechos de autor euronews
Por Paul Hackett
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Durante milenios, las espadas han tenido un profundo significado cultural tanto en Asia como en Europa. En este episodio de Crossing Cultures, nos dirigimos a Toledo (España) y Longquan (China) para conocer a los forjadores de espadas que siguen forjando la antigua tradición.

PUBLICIDAD

Forjada hace 2.600 años, la espada Longquan fue la primera de hierro en la historia de China. Más o menos en la misma época, Toledo (España) se convirtió en un centro de fabricación de espadas, ya que primero el general cartaginés Aníbal y luego los romanos se percataron de la calidad del acero de la ciudad.

Los maestros espaderos de Longquan

La espada de Longquan es una de las armas más emblemáticas de China y figura en la lista del patrimonio cultural inmaterial nacional.

La arena de hierro que se encuentra en Longquan confiere a las hojas fabricadas aquí una resistencia y una fuerza extraordinarias. Los herreros de Longquan siguen el antiguo proceso de forja, utilizando los minerales únicos de los ríos locales. Esto se consigue mediante un complejo proceso de martilleo en el que el hierro se recalienta repetidamente para eliminar las impurezas y acabar forjando el acero. 

En la antigüedad, sólo los mejores artesanos de China podían convertirse en espaderos. Una vez forjada, se utiliza un cuchillo especial para dar forma y afilar los lados de la hoja. Conseguir el equilibrio adecuado es todo un reto, y el herrero emplea toda su habilidad para modificar el grosor y el ángulo de la hoja. Una vez hecho esto, se recalienta y se templa por última vez antes de pulirla y decorarla.

Euronews
El renombrado herrero y restaurador de espadas Hu Xiaojun muestra a Crossing Cultures la complejidad del hierro meteórico.Euronews

Hu Xiaojun es uno de los espaderos más renombrados de Longquan. Apasionado de la tradición, sus famosas "Espadas del cielo" se forjan con hierro meteórico.

Mostrando una gran pieza de hierro meteórico, explica: "Esto se llama el patrón Widmanstatten. Es hierro y níquel cristalizados tras cientos de millones de años de enfriamiento. Es muy complejo".

El metal que hizo a Toledo

Famosa desde la época romana, la calidad del acero de Toledo la convirtió en un centro de fabricación de espadas. Los herreros de la ciudad pasaron siglos perfeccionando el proceso de forja, un secreto que haría que las espadas de esta parte de España fueran temidas y veneradas en todo el mundo.

Julio Ramírez es el único maestro forjador de la ciudad que sigue fabricando espadas a mano. Uno de los últimos eslabones de una tradición que se remonta a más de dos milenios.

"El acero toledano es una técnica que consiste en soldar dos capas de acero por fuera, en los filos, y una capa de hierro por dentro. De esta forma se consigue una hoja muy dura y muy flexible. Esta es la diferencia entre el acero Toledo, que es muy resistente a los golpes, y el acero que no es Toledo, que se rompería. Esta es la diferencia", dice Julio.

Para conseguir flexibilidad y resistencia, Julio templa la hoja, primero calentándola a unos 800 grados centígrados. Luego la enfría en agua. De este modo, el acero adquiere resistencia. Luego lo vuelve a meter en la forja a una temperatura mucho más baja. 

Euronews
Julio Ramírez es el único maestro forjador de la ciudad que sigue fabricando espadas a mano.Euronews

"Tenemos que calentarlo de nuevo, a unos 250 grados más o menos. Con esto conseguiremos eliminar las tensiones internas del acero y así obtenemos una hoja más flexible", dice.

Una vez forjadas, Julio y el resto del equipo de Espadas Mariano Zamorano dan forma, pulen y montan las palas. Los turistas son los principales clientes de la empresa.

A lo largo de la historia, las espadas han tenido un profundo significado cultural, tanto en Asia como en Europa.

Pero a pesar de parecer armas similares, a menudo la fabricación y la forma de usar las espadas no eran siempre exactamente iguales.

"Parecen la misma arma, pero son armas diferentes", explica Santiago Encinas, director de la empresa familiar toledana Espadas Mariano Zamorano. "La espada europea está diseñada para usarse con la punta y golpear, no para cortar, por eso no tiene filo".

Más que un arma

Hay un viejo dicho en China que dice que una buena danza debe tener un buen accesorio. Por eso, a menudo se ve a los bailarines chinos con algo en las manos. Esto refuerza el mensaje que quieren transmitir.

"En China, una espada es a la vez un arma y algo más que un arma", explica Hu Yang, bailarín principal del Teatro Nacional de Ópera y Danza de China. "La espada no existe sola. Está arraigada en nuestra cultura", afirma. 

Euronews
Hu Yang es bailarín principal del Teatro Nacional de Ópera y Danza de China.Euronews

Las espadas son populares porque magnifican distintas emociones y también significan el estatus del personaje.

PUBLICIDAD

Hu Yang añade: "Confucio solía convertir la espada de un arma como símbolo de poder en un lenguaje de protocolo. En cuanto a (el poeta chino) Li Bai, utilizó la espada como pincel para escribir su poesía. Una creación artística debe combinarse con contenidos culturales para mostrar su lado intelectual".

Recsucitar el pasado con fuerza

Mientras que en China las espadas siguen teniendo un significado simbólico, en España siguen teniendo un uso práctico. En el esplendor del magnífico castillo de Almodóvar del Río, recreadores de todo el país reviven periódicamente la historia.

Desde los combates hasta las armaduras y las armas, el grupo de combate medieval Bohurt Zona Sur presta una meticulosa atención a los detalles para recrear el pasado.

Euronews
Grupo de combate medieval Bohurt Zona SurEuronews

"Nuestras armaduras se basan en la época medieval, normalmente entre los siglos XIV y XVI. Y es completamente auténtica. No importa la formación que tengas, obviamente te ayudará, siempre ganarás destreza a medida que progreses", explica una de las luchadoras del grupo, Samantha Chapman.

Luchar así no es un fenómeno reciente. Ya en tiempos pasados nobles y caballeros se entrenaban por diversión.

PUBLICIDAD
Euronews
Castillo de Almodóvar del Río cerca de Córdoba en España.Euronews

"Este deporte es increíble, te lleva al límite, y esto lo hace asombroso", dice el luchador de combate medieval Rafael Maldonado. "Da la sensación de que estás haciendo algo histórico, con treinta kilos de armadura, todo, todo en él es épico y es increíble".

Compartir esta noticia