Brasil | La destrucción del arte, un ultraje imborrable

Anelise Borges, enviada especial a Brasil
Anelise Borges, enviada especial a Brasil   -   Derechos de autor  Euronews
Por Anelise Borges

Pesquisas en Brasil tras los recientes actos antidemocráticos en las sedes de los tres poderes. Se investigan indicios de vandalismo en la red eléctrica y la inacción de algunos policías. Los destrozos en las obras de arte marcan un ultraje imborrable. 

"Es el tesoro artístico del pueblo brasileño, pertenece al país y su integridad debe ser respetada, declaraba Margareth Menezes, Ministra de Cultura de Brasil . Es una violencia profundamente irrespetuosa. Con las obras así destruídas recordaremos siempre que la violencia contra nuestra memoria y nuestra democracia no debe repetirse nunca más".

Orden de prisión sobre Anderson Torres, exministro de Justicia

Además se ha pronunciado una orden de prisión sobre el exministro de Justicia Anderson Torres, fiel aliado de Bolsonaro, de vacaciones en EEUU cuando estalló la revuelta. Torres era en ese momento el responsable de la Secretaría de Seguridad de Brasilia.

Unos 600 de los 1 500 detenidos por los altercados en las sedes de los tres poderes han sido liberados provisionalmente, mientras se investiga por qué algunos subordinados del exministro brasileño de Justicia Anderson Torres que fue cesado del cargo ese mismo domingo, se quedaron mirando mientras los grupos extremistas invadían las instalaciones públicas y hasta tomaron fotografías del momento con sus celulares.

Torres, un fiel aliado de Bolsonaro, se encontraba en Estados Unidos en el momento de la revuelta, allí viajó de vacaciones tras asumir la semana pasada la Secretaría de Seguridad de Brasilia.

Reuniendo pruebas en los edificios asaltados

"La policía científica de Brasil investiga en el Tribunal Supremo y en otros edificios asaltados el pasado fin de semana. En la capital, Brasilia, se han reunido pruebas físicas que se contrastarán después con pruebas digitales ampliamente compartidas en línea por los propios manifestantes en las redes sociales.

El ministro de Justicia del país ha declarado que se han abierto varias investigaciones sobre quienes participaron en estos ataques, y quienes pudieron haber contribuido a financiar algunas de estas operaciones, como por ejemplo, el traslado de algunos de los manifestantes que viajaron desde otras partes del país.

Investigan la inacción policial

Se ha cuestionado también el papel de las fuerzas de seguridad en Brasilia y por qué no se hizo más para impedir que los alborotadores llegaran a estos edificios en el corazón de la capital brasileña.

Analistas políticos y de seguridad se preguntan si el presidente Lula da Silva cuenta realmente con el apoyo de las fuerzas armadas del país. Por lo que los retos de Lula son enormes. Tendrá que unir un país profundamente dividido para poder dialogar con gran parte del electorado que no le ve como a su líder. Todo ello sin dejar de recabar el apoyo de las instituciones democráticas."

Anelise Borges en Brasilia, capital de Brasil, para Euronews

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Traducción y voz en español)