El actor argentino sustituido por la inteligencia artificial: "Sentí miedo por mi futuro"

El actor argentino Alejandro Graue en un estudio de doblaje
El actor argentino Alejandro Graue en un estudio de doblaje Derechos de autor Imagen cedida por el autor
Derechos de autor Imagen cedida por el autor
Por Laura Llach
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La inteligencia artificial ha revuelto el mercado laboral, con miles de profesionales pidiendo que se frene o se regule esta tecnología. El actor argentino es uno de ellos ya que teme que esta irrupción suponga el fin de su trabajo.

PUBLICIDAD

El año comenzó tranquilo para Alejandro Graue. El locutor y actor de doblaje argentino había sido contratado para hacer varios proyectos que le ilusionaban, entre ellos doblar al español un canal de YouTube con millones de suscriptores en inglés.

Este proyecto, que llevaba haciendo desde noviembre, le exigía mucho esfuerzo y tiempo, así que decidió que no aceptaría otros trabajos.

Tras un corto parón por vacaciones todo se torció. Alejandro vio que el canal había subido un nuevo vídeo en español.

“Pensé que era rarísimo, porque todavía no me habían llamado para grabarlo”, cuenta el actor a Euronews.

Al darle al play y escuchar la grabación se quedó en shock. La voz había sido generada por inteligencia artificial.

“Era una voz automatizada, no tenía ningún tipo de riqueza, de matices ni ritmo. La pronunciación era totalmente mecánica”, señala Graue.

En tan solo unos meses, la inteligencia artificial ha revuelto el mercado laboral, con miles de profesionales pidiendo que se frene o se regule esta tecnología. El actor argentino de 36 años, es uno de ellos, ya que teme que esta irrupción suponga el fin de su trabajo.

“Ver el vídeo con la voz artificial me impactó muchísimo. Lo primero que sentí fue miedo por mi futuro. Yo me dedico a esto desde hace 18 años y tengo dos hijas pequeñas, inmediatamente pensé que no podía contar más con ese dinero y temí por todos los proyectos que tengo”, sostiene el actor.

“¿Quién me garantiza que todos mis clientes no empiecen a hacer lo mismo?”, añade.

A las pocas semanas de subir los vídeos generados con inteligencia artificial, los usuarios de YouTube comenzaron a quejarse. La voz les parecía “horrible” y sentían que no se entendía.

“Esto ha surtido efecto porque el canal ha borrado los últimos vídeos con la voz artificial, pero por ahora todavía no me han contactado para que vuelva a hacer este trabajo”, comenta Graue.

Para el actor, el software que se utilizó tenía que ser uno gratuito o con un bajo coste, “porque se escuchaba con muy mala calidad de sonido”. Esto abre el debate sobre el ahorro de costes para las compañías al sustituir mano de obra por inteligencia artificial.

“Lo que es indiscutible es que nunca vamos a poder competir contra la inteligencia artificial en lo que respecta al tiempo. En este sistema introduces un guión y como muchísimo a los cinco minutos lo tienes procesado y locutado. Simplemente queda revisarlo”, sostiene Graue.

Canva
¿Pueden las personas y la inteligencia artificial coexistir en el mercado laboral?Canva

Arma de doble filo

A pesar de la incertidumbre, todavía no hay una posición clara respecto a qué tipo de oficios se verán amenazados por la inteligencia artificial. Los expertos dudan de que llegue el momento en el que esto pueda ocurrir.

“Como todo avance tecnológico, tiene un doble filo. Puede ser extremadamente útil y también provocar algunos problemas”, asegura Guillermo Simari, catedrático de Inteligencia Artificial y Lógica Computacional por la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca, en Argentina.

“Aún así, en un futuro previsible, no se espera que esta tecnología pueda reemplazar todos los puestos de trabajo”, añade.

Para el experto, el proceso de sustitución de personas por máquinas se ha ido repitiendo a lo largo de la historia. La primera vez que sucedió fue con la creación del automóvil.

“Si le hubiésemos preguntado a la gente qué es lo que quería antes del coche, hubiesen dicho caballos más veloces. Mucha gente se quedó sin trabajo, pero encontró trabajos complementarios”, afirma Simari.

PUBLICIDAD

El problema es que el riesgo ya no se encuentra solo en la sustitución de trabajos físicos, sino también de tareas intelectuales que hasta ahora solo desarrollaba el cerebro humano.

Aquí es donde los oficios creativos se ven más amenazados al ver como una máquina realiza su trabajo.

“El problema con esta tecnología es que, si es de libre uso, puede utilizar una voz creada de manera sintética para hacer todos los trabajos que hacen los locutores. Así no le pagan a nadie porque no tiene derechos de autor”, asegura el actor argentino.

“A nivel laboral, se pueden perder mil puestos de trabajo de un día para otro, tanto locutores como ilustradores”, añade.

De la especialización a la generalización

La pregunta que se hacen muchos expertos es ¿hasta qué punto la sociedad debe aceptar que se automaticen masivamente todos los trabajos?

PUBLICIDAD

Tanto para Graue como para Simari el futuro ideal pasaría porque las personas y la inteligencia artificial pudiesen coexistir en el mercado laboral.

“Uno no puede tratar de mantener los trabajos que existen hoy en día. Lo que hay que hacer es educar a la sociedad para que pueda adaptarse a los cambios de la manera más efectiva posible”, afirma Simari.

“En los últimos 100 años ha habido una carrera hacia la especialización en el conocimiento. Habrá que cambiar y virar hacia la generalización en lugar de la especialización”, añade.

Por ahora, el actor argentino está buscando nuevos proyectos para poder seguir trabajando en lo que más le apasiona. No siente rencor hacia el canal de YouTube que decidió sustituir su voz por una artificial, pero sí pide que se cree una regulación.

“Por lo menos, tenemos que intentar utilizar la inteligencia artificial en nuestro beneficio, para que sirva para mejorar nuestro trabajo y no para reemplazarnos”, concluye.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

‘The Tortured Poets Department’ de Taylor Swift: El veredicto de 'Euronews Culture'

Refuerzan la seguridad en Eurovisión ante las protestas y las amenazas terroristas

Una conmovedora fotografía de Gaza gana el premio World Press Photo of the Year 2024