EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Una investigación revela que el rey emérito, Juan Carlos, tiene una hija secreta

El rey emérito y la infanta Elena durante una corrida de toros.
El rey emérito y la infanta Elena durante una corrida de toros. Derechos de autor Andrea Comas/Copyright 2019 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Andrea Comas/Copyright 2019 The AP. All rights reserved.
Por Laura Llach
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Su nombre es Alejandra y su madre pertenece a la aristocracia. La supuesta hija pequeña del rey emérito habría nacido sin saber quién era su padre.

PUBLICIDAD

Cuando Juan Carlos abandonó España tras su fugaz visita la semana pasada, la familia real respiró tranquila.

Sin embargo, a pesar de los kilómetros que separan la residencia del rey emérito en Abu Dhabi del país europeo, Juan Carlos ha conseguido volver a ser el centro de atención.

Esta vez se habría desvelado uno de los secretos mejor guardados de la corona española.

Después de que naciesen la infanta Elena, la infanta Cristina y el Rey Felipe, Juan Carlos habría tenido una cuarta hija fruto de una relación extramatrimonial. Su nombre es Alejandra y su madre pertenece a la aristocracia.

El rey emérito la conoció cuando era joven, los dos tenían amigos en común y compartían la pasión por la caza. Entre finales de los setenta y principios de los ochenta nació Alejandra que nunca ha reclamado ningún tipo de derecho sucesorio.

La investigación que ha sacado a la luz su historia la han llevado a cabo dos periodistas del diario español El Confidencial, José María Olmo y David Fernández, cuyo libro se publicará el próximo ocho de mayo.

Por su parte, Juan Carlos ha negado que Alejandra sea hija suya.

Daniel Ochoa de Olza/AP
El Rey emérito en una foto de archivo.Daniel Ochoa de Olza/AP

¿Quién es Alejandra?

La supuesta hija pequeña del rey emérito habría nacido sin saber quién era su padre y, cuando por fin lo supo, optó por un ligero acercamiento.

Ella quería mantenerse ajena a la Casa Real, pero Juan Carlos, según desvela la información, trató de remediar los años de ausencia paternal con muestras de afecto y regalos.

Cuentan los periodistas que, a pesar del hermetismo inicial, Juan Carlos reconoció a Alejandra y le pasaba una manutención. También estaba orgulloso de lo inteligente que era y hablaba de ella a sus amigos.

De hecho era un secreto a voces en la propia Casa Real. Uno de los temores de Juan Carlos cuando todavía no se sabía mucho sobre la historia era que su hijo Felipe se encontrase con ella en sociedad y se acabasen enamorando sin saber que eran familia.

Con el paso del tiempo, no solo Zarzuela conocía a Alejandra, sino también el circulo de amigos más cercano a Juan Carlos.

Aún así la historia de Alejandra no podía salir a la luz para mantener el matrimonio de Juan Carlos y Sofía. La prioridad para ellos era salvar la estabilidad institucional.

Según lo que han podido saber los periodistas, los únicos que no conocían la existencia de Alejandra eran los españoles.

Esta versión habría sido confirmada por una examante del émerito y por un empresario cercano al exmonarca. Ambos aseguran que han sido testigos de cómo el rey interactúa con su hija con total normalidad.

Especulaciones en la prensa española

Los medios españoles, que se han hecho eco de la noticia, han tardado poco en señalar a Alejandra de Rojas, hija de la condesa Charo Palacios, como la posible hija de Juan Carlos.

A priori los datos podrían coincidir con la investigación de los periodistas. Alejandra es rubia, alta y guapa, ha trabajado en el mundo de la moda y ha prestado su imagen en campañas publicitarias.

Su madre, Charo, solía coincidir con el rey durante sus vacaciones de verano en Sanxenxo, en el norte de España.

PUBLICIDAD

Hijos ilegítimos en la monarquía europea

Todos esperan a que se publique el libro para saber cuál será la posición tanto de Juan Carlos como de la Casa Real. 

Si llegase a reconocer a Alejandra, no sería el primer caso entre las familias reales europeas.

Tras años de pelea judicial, Alberto II, rey emérito de los belgas, tuvo que dar el paso y reconocer a Delphine Boël, una hija fruto de una relación extramatrimonial.

La historia es muy parecida al caso español. Un joven periodista, Mario Danneels, publicó una biografía de la reina Paola en la que mencionaba una relación extramatrimonial de Alberto II en los años 60.

La amante del rey era la baronesa Sybille de Sélys Longchamp, esposa de Jacques Boël, padre legal de Delphine y miembro de una rica familia belga.

PUBLICIDAD

Los años de lucha de la joven por ser reconocida terminaron cuando la justicia obligó a su padre a admitir que era hija suya tras una prueba de ADN.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Juan Carlos I no puede ser juzgado por acoso en los tribunales de Londres

¿No irás a votar? Estos ilustradores de la UE quieren hacerte cambiar de opinión

Este es el secreto sobre cómo se construyeron las pirámides de Egipto