Una escultura de Donatello es trasladada de una fachada en plena calle a un museo de Florencia

Foto:
Foto: Derechos de autor Euronews
Por Luca Palamara
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Tras permanecer algunos siglos en la fachada de un edificio en una concurrida calle del centro de Florencia, una escultura de Donatello ha sido trasladada al Museo del Bargello.

PUBLICIDAD

Es conocida como la Madonna de la calle Pietrapiana. El relieve en terracota de Donatello permanece visible para los habitantes de este edificio y para los transeúntes, desde hace siglos, en esta calle del centro de Florencia. Hace solo unas semanas, la Madonna de terracota de Donatello encontró un nuevo hogar, al ser trasladada al Museo del Bargello, a apenas unos 500 metros. Allí enriquece ahora la ya preciada colección del gran maestro del Renacimiento en el museo.

La escultura no fue atribuida a Donatello hasta 2009 y, desde entonces, los habitantes del edificio, que eran sus propietarios, se ocuparon de su almacenamiento antes de venderla al Estado italiano.Pero también encargaron una copia para no privarse de la mirada protectora de la Madonna sobre sus hogares.

Como otras obras de carácter religioso, la Madonna de terracota de Donatello, creada hace más de 600 años, cumple la misión de vigilar calles y hogares, según una tradición que se remonta a la Edad Media.

“Lo que es absolutamente único en esta historia es que, desde el siglo XIX, todas o la mayoría de estas obras de arte han sido retiradas y colocadas en museos o puestas a salvo de algún otro modo. En cambio, la Madonna de la calle Pietrapiana, hasta hace muy poco, según su propio devenir histórico, estaba en la fachada de un edificio de apartamentos en una calle de Florencia y nadie se había dado cuenta”, dice Paola D'Agostino, directora del Museo Bargello.

“Donatello participa, con Brunelleschi y Ghiberti, en el redescubrimiento de la terracota tal como la trabajaban los antiguos romanos, leyendo las fuentes; sobre todo para crear obras de gran formato. Por ello, tenía una gran capacidad de modelado”, añade D'Agostino.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La "sala secreta" de Miguel Ángel en Florencia abre por primera vez al público

Un turista rompe una escultura de la Piazza della Signoria de Florencia para hacerse un selfie

¿Arte o pornografía? Florencia defiende al David de Miguel Ángel ante unos padres escandalizados