This content is not available in your region

CO2MVS, una iniciativa europea para medir con precisión la cantidad de CO2

euronews_icons_loading
CO2MVS, una iniciativa europea para medir con precisión la cantidad de CO2
Derechos de autor  euronews
Por Jeremy Wilks

En este episodio especial de Climate Now, miramos más allá de la COP26 hacia los riesgos climáticos y las realidades para los europeos en la próxima década.

"La gente se está dando cuenta de que el cambio climático nos está afectando aquí y ahora. No es solo un problema para nuestros hijos y nuestros nietos. Nos está afectando hoy", dice Ed Hawkins, profesor de Ciencias del Clima, Universidad de Reading.

Para empezar, veamos los datos de temperatura más recientes del Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF
Octubre de 2021 registró 0,4 grados por encima de la media de 1991-2020, lo que lo convierte en el tercer octubre más cálido registrado.Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF

En Octubre de 2021 hubo 0,4 grados Celsius por encima de la media de 1991-2020, lo que lo convierte en el tercer octubre más cálido registrado.

Si echamos un vistazo al mapa de anomalías de temperatura podemos ver que Europa estaba dividida entre el noroeste y el sureste. Noruega estuvo 1,9 grados por encima de la media, mientras que desde Grecia hasta el mar Caspio las temperaturas estuvieron muy por debajo de la media para la época del año.

Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF
Anomalías de temperatura, octubre de 2021.Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF

Pero lo más llamativo fue lo que sucedió en el norte de Canadá. Donde las temperaturas en algunos lugares fueron 7 grados por encima de la media. Lo que significa que las áreas que normalmente estarían congeladas en esta época del año estuvieron por encima de cero grados por primera vez en octubre, según los registros que tenemos. Ese es un nuevo síntoma del rápido calentamiento que hemos visto en el Ártico en los últimos años.

Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF
Anomalías de temperatura, octubre de 2021.Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF

Un sistema para medir la cantidad de CO2

Tras la COP26, queríamos darles algunos detalles sobre los cambios que se avecinan. El primero está siendo bienvenido como un gran avance en el monitoreo de las emisiones de dióxido de carbono.

Esto se debe a que, por el momento, no hay forma de medir con precisión la cantidad de CO2 que los grandes sitios industriales, ciudades e incluso países bombean a la atmósfera. Todo se basa en estimaciones indirectas. Pero una nueva iniciativa europea tiene como objetivo solucionar ese problema.

El dióxido de carbono es incoloro, inodoro y se mezcla instantáneamente con la atmósfera. El seguimiento de la cantidad de fuentes que lo emiten es increíblemente complejo. Pero, a partir de 2026, un nuevo sistema europeo llamado CO2MVS combinará escaneos satelitales y modelos informáticos para definir mejor quién emite qué y cuándo.

"Tendremos la posibilidad de verificar las emisiones usando un modelo numérico y compararlas con las observaciones entrantes, y de alguna manera cerrar el ciclo, y asegurarnos de que lo que pensamos que emitimos en términos de emisiones de CO2 es realmente lo que hay en la atmósfera", explica Vincent-Henri Peuch, director del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus.

CO2MVS promete un alcance de dos kilómetros. Eso significa que los países descubrirán con precisión de dónde proviene el CO2, incluida la detección de fuentes que pueden haber sido subestimadas, sobreestimadas o simplemente invisibles hasta ahora.

"No creo que revolucione nuestro conocimiento de las emisiones en Europa, pero en otras partes del mundo, sí, tal vez sea un gran cambio", señala Vincent-Henri Peuch, director del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus.

Aunque todo lo que se habló en la COP26 fue de reducción de emisiones, las concentraciones reales de CO2 en la atmósfera continúan aumentando.

Puede ver eso en este gráfico de datos de satélite. Hay fluctuaciones según las estaciones, pero el nivel sigue subiendo y ahora estamos en un nivel sin precedentes en la historia de la humanidad.

Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF
Concentraciones de CO2.Copernicus Climate Change Service implemented by ECMWF

Entonces, ¿qué debemos esperar de nuestro clima en la próxima década? Preguntamos a algunos expertos.

La primera pregunta es si las decisiones tomadas en Glasgow tendrán algún efecto para 2030. Nuestro sistema climático reacciona con lentitud, por lo que la respuesta simple es "no", como explica Ed Hawkins, profesor de Ciencias del Clima, Universidad de Reading:

"Durante la próxima década, las cosas se calentarán, pase lo que pase con nuestras emisiones. Pero las reducciones de emisiones de las que estamos hablando aquí (en la COP26) son a largo plazo, sobre lo que suceda después de 2030, hasta 2050 y más allá".

Fenómenos extremos

Lo vivido este año nos da una idea. Los fenómenos extremos relacionados con el cambio climático variaron desde incendios forestales y una ola de calor de casi 50 grados en el sur de Europa a inundaciones mortales en Alemania y Bélgica. En las próximas décadas, se prevé que estos fenómenos meteorológicos extremos sean más frecuentes e intensos en algunas regiones.

"En 2030 esperaríamos un aumento adicional de las olas de calor. Un aumento adicional de las fuertes precipitaciones, principalmente en el norte de Europa y también en Europa central; y también un aumento en la intensidad y frecuencia de las sequías, en particular en el sur de Europa, pero también en Europa central", afirma Sonia Seneviratne, Instituto de Ciencias Atmosféricas y Climáticas, ETH Zúrich.

Incluso con reducciones rápidas de emisiones, los efectos del cambio climático se sentirán hasta finales de siglo y más allá.

Puede leer más sobre cómo está cambiando nuestro planeta en euronews.com/climatenow.