This content is not available in your region
Campos de litio en el Salar de Atacama, en el norte de Chile
Campos de litio en el Salar de Atacama, en el norte de Chile   -   Derechos de autor  Tom Hegen

Los campos de litio en Sudamérica revelan el lado oscuro de nuestro futuro "verde"

Los campos de extracción de litio en Sudamérica han sido captados por un fotógrafo desde el aire en una impresionante alta definición.

Pero aunque las imágenes sean impresionantes a la vista, representan el lado oscuro de nuestro mundo que se electrifica rápidamente.

El litio representa una vía para salir de nuestra dependencia de la producción de combustibles fósiles. Al ser el metal más ligero del planeta, se utiliza ampliamente en dispositivos eléctricos, desde teléfonos móviles y ordenadores portátiles hasta coches y aviones.

Las baterías de iones de litio son más famosas por alimentar los vehículos eléctricos, que están llamados a representar hasta el 60% de las ventas de coches nuevos en 2030. La batería de un Tesla Model S, por ejemplo, utiliza unos 12 kg de litio.

El litio representa una solución para dejar de depender de los combustibles fósiles.

Estas baterías son la clave de una energía ligera y recargable. La demanda de litio no tiene precedentes y muchos dicen que es crucial para la transición a las energías renovables.

Sin embargo, esto no viene sin un coste: la extracción del elemento químico puede ser perjudicial para el medio ambiente.

El fotógrafo aéreo alemán Tom Hegen está especializado en documentar las huellas que dejamos en la superficie terrestre. Su trabajo ofrece una visión general de los lugares donde extraemos, refinamos y consumimos recursos, con su última serie que expone el "Triángulo del Litio".

Esta región rica en yacimientos naturales se encuentra donde confluyen las fronteras de Chile, Argentina y Bolivia. Y aproximadamente una cuarta parte de ellos se almacena en el Salar de Atacama, en el norte de Chile. Hegen nos habló del proyecto.

Tom Hegen
Campos de litio en el Salar de Atacama, en el norte de ChileTom Hegen

"Como gran parte de mi trabajo trata de la extracción, el procesamiento y el uso de recursos, me interesé por cómo era la transición del sector de la movilidad hacia la electromovilidad", comienza diciendo.

"El litio es uno de los componentes clave para la construcción de baterías (de automóviles) y quise fotografiar los mayores ejemplos mundiales de lugares de evaporación de litio en el "triángulo del litio" de Chile, Bolivia y Argentina".

¿Y cómo lo hizo?

"Para conseguir que las enormes explotaciones mineras aparecieran en el encuadre, fleté un pequeño avión y volé por encima de ellas", explica Hegen.

Sus imágenes de la mina de litio de Soquimich, en el desierto de Atacama, gestionada por el principal operador minero, Sociedad Química y Minera (SQM), forman parte de su nuevo proyecto, The Lithium Series I.

¿Por qué los campos de litio son tan coloridos?

Los tonos vivos de los campos de litio, o estanques, se deben a las diferentes concentraciones de carbonato de litio. Sus colores pueden ir desde el blanco rosado hasta el turquesa, pasando por el amarillo canario altamente concentrado.

Un artículo publicado en 2015 en la revista New Scientist describió los campos como "paisajes surrealistas donde nacen las baterías".

Tom Hegen
Proyecto de fotografía 'The Lithium Series I' de Tom Hegen.Tom Hegen

¿Por qué la extracción de litio es mala para el medio ambiente?

Cualquier tipo de extracción de recursos es perjudicial para el planeta. Esto se debe a que la extracción de estas materias primas puede provocar la degradación del suelo, la escasez de agua, la pérdida de biodiversidad, el daño a las funciones del ecosistema y el aumento del calentamiento global.

Pero cuando pensamos en la extracción, pensamos en combustibles fósiles como el carbón y el gas. Desgraciadamente el litio también cae bajo el mismo paraguas, a pesar de allanar el camino hacia un futuro eléctrico.. El litio puede describirse como el mineral no renovable que hace posible las energías renovables, a menudo considerado como el próximo petróleo.

La extracción de litio perjudica inevitablemente el suelo y provoca la contaminación del aire.

Según un informe de Amigos de la Tierra (ATI), la extracción de litio perjudica inevitablemente al suelo y provoca la contaminación del aire. A medida que aumenta la demanda, los impactos de la minería "afectan cada vez más a las comunidades en las que se lleva a cabo esta dañina extracción, poniendo en peligro su acceso al agua", dice el informe.

Tom Hegen
Dos imágenes de la serie Lithium de Tom Hegen I.Tom Hegen

Los salares de Sudamérica donde se encuentra el litio están situados en territorios áridos. En estos lugares, el acceso al agua es clave para las comunidades locales y sus medios de vida, así como para la flora y la fauna locales.

En el salar de Atacama, en Chile, la minería consume, contamina y desvía los escasos recursos hídricos de las comunidades locales.

La producción de litio mediante estanques de evaporación utiliza mucha agua: unos 21 millones de litros al día. Se necesitan aproximadamente 2,2 millones de litros de agua para producir una tonelada de litio.

"La extracción de litio ha provocado conflictos relacionados con el agua con diferentes comunidades, como la comunidad de Toconao en el norte de Chile", especifica el informe de AT.

Tom Hegen
Serie Lithium I de Tom Hegen I.Tom Hegen
Se necesitan aproximadamente 2,2 millones de litros de agua para producir una tonelada de litio.

Entonces, ¿debemos dejar de extraer litio para las baterías?

Un informe similar publicado en 2021 por la organización sin ánimo de lucro BePe (Bienaventuradores de Pobres) también señala el agua como una de las principales preocupaciones de las operaciones de extracción de litio.

Afirma que no se han realizado suficientes investigaciones sobre la posible contaminación del agua y que "la actividad debe detenerse hasta que se disponga de estudios que determinen de forma fiable la magnitud del daño."

Gleb Yushin, profesor de la Escuela de Materiales e Ingeniería del Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.), sostiene que es necesario desarrollar una nueva tecnología de baterías con materiales más comunes y respetuosos con el medio ambiente. Su artículo se publica en la revista Nature, junto a otros coautores como Kostiantyn Turcheniuk.

Como las reservas de litio y cobalto no cubrirán la demanda futura, se sugiere que los elementos alternativos sean el hierro y el silicio.

Investigadores como Yushin trabajan en nuevas alternativas a las baterías que sustituyan el litio y el cobalto (otro metal nocivo) por materiales menos tóxicos y de más fácil acceso. Como las reservas de litio y cobalto no cubrirán la demanda futura, se sugiere que los elementos en los que hay que centrarse son el hierro y el silicio.

A diferencia de las baterías de iones de litio, las de flujo de hierro también son más baratas de fabricar, según declaró recientemente a Bloomberg el veterano de las energías renovables Rich Hossfeld, en un artículo titulado "Iron battery breakthrough could eat lithium's lunch".

"Pedimos a los científicos de materiales, a los ingenieros y a los organismos de financiación que den prioridad a la investigación y al desarrollo de electrodos basados en elementos abundantes", sostiene Yushin.

"De lo contrario, el despliegue de los coches eléctricos se estancará en una década".

Mira de nuevo:

#TheCube: ¿Está relacionada la salida de Evo Morales con las reservas de litio de Bolivia?

Fuentes adicionales • Adaptado al español por Blanca Castro