¿Cree la ONU realmente que debemos enfriar la Tierra reflejando el sol?

Los investigadores esperan que podamos enfriar la Tierra pulverizando aerosoles que bloqueen el sol en la atmósfera. ¿Qué ha dicho la ONU?
Los investigadores esperan que podamos enfriar la Tierra pulverizando aerosoles que bloqueen el sol en la atmósfera. ¿Qué ha dicho la ONU? Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Charlotte Elton
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

La ONU ha advertido que la tecnología de bloqueo solar no sustituye a la reducción de emisiones.

PUBLICIDAD

Parece sacado de una novela de ciencia ficción, pero algunos investigadores quieren enfriar la Tierra reflejando la luz solar en el espacio.

La extravagante idea se ha dado a conocer después de que varios medios de comunicación informaran que las Naciones Unidas están dispuestas a "explorarla". Sus defensores afirman que podría reducir los devastadores efectos del cambio climático e incluso volver a congelar los polos.

Pero, ¿hasta qué punto es viable la tecnología de bloqueo solar? Y ¿qué dijeron las Naciones Unidas?

¿Cómo podría frenar el cambio climático el bloqueo del sol?

En teoría, las tecnologías de "bloqueo solar", también conocidas como "modificación de la radiación solar", podrían enfriar la Tierra al reflejar la luz solar nuevamente al espacio.

Una idea consiste en lanzar partículas que bloqueen el sol en la atmósfera superior. En este proceso de "inyección de aerosoles estratosféricos", los aviones rociarían la estratosfera con un aerosol como el dióxido de azufre.

Esta niebla de partículas reflejaría el sol hacia arriba dando sombra la Tierra. El método ya ha funcionado, aunque accidentalmente. Cuando el volcán Pinatubo, en Filipinas, entró en erupción en 1991, liberó miles de toneladas de dióxido de azufre. La temperatura global descendió temporalmente 0,5°C.

En septiembre de 2022, investigadores de la universidad de Yale argumentaron que el método de inyección podría en teoría volver a congelar los polos.

¿Está dispuesta la ONU a explorar esta tecnología?

Varios medios de comunicación han informado que la ONU quiere "explorar" esta técnica.

Esto podría dar la impresión de que la organización ha aprobado el bloqueo solar como una herramienta viable para luchar contra el cambio climático.

Por desgracia para los aficionados a la tecnología, no es así.

El último informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) sobre la Modificación de la Radiación Solar concluye que actualmente no es un plan realista ni sensato.

"El PNUMA coincide con el grupo de expertos en que, en la actualidad, el despliegue operativo o a gran escala de las tecnologías de modificación de la radiación solar no es necesario, viable, prudente ni suficientemente seguro, dados los limitados conocimientos científicos y la incertidumbre sobre los posibles impactos y consecuencias imprevistas", afirma Andrea Hinwood, Directora Científica del PNUMA.

"El examen concluye que las tecnologías de modificación de la radiación solar no pueden sustituir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero".

No obstante, el organismo no descarta por completo el método, ya que el informe concluye que su evaluación de la técnica "puede cambiar si la acción climática sigue siendo insuficiente".

¿Qué demuestran los estudios sobre el bloqueo solar?

La investigación sobre la técnica del bloqueo solar ha arrojado resultados dispares. Incluso sus apasionados defensores suelen reclamar primero una reducción de las emisiones globales.

El informe de Yale esbozaba un plan hipotético para "bajar el termostato global", según el autor principal, Wake Smith.

Si se pusiera en práctica su plan, 125 aviones de alto vuelo rociarían periódicamente las partículas en la atmósfera en latitudes de 60 grados norte y sur, aproximadamente alrededor del norte de Alaska y el extremo sur de la Patagonia.

Las partículas se desplazarían lentamente hacia los polos, enfriando la Tierra 2 grados centígrados.

PUBLICIDAD

Los autores sugieren que existe un "posible beneficio global" en su plan, que costaría unos 11 000 millones de dólares (11 300 millones de euros).

"Existe un temor generalizado y sensato a desplegar aerosoles para enfriar el planeta", afirma Smith.

"Pero si la ecuación riesgo/beneficio fuera rentable en algún sitio, sería en los polos".

Pero el plan plantea otros problemas potenciales.

Requeriría 175 000 vuelos anuales de pulverización de partículas, que liberarían al aire millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

PUBLICIDAD

Para hacer frente al cambio climático, el mundo debe reducir rápidamente su dependencia de los combustibles fósiles, advierte Smith.

"Las inyecciones de aerosoles estratosféricos, por mucho que cambien las reglas del juego en un mundo que se calienta rápidamente, solo tratan un síntoma del cambio climático, pero no la enfermedad subyacente", afirma.

"Es aspirina, no penicilina. No es un sustituto de la descarbonización".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La ONU insta a acabar con las políticas climáticas actuales, "una sentencia de muerte para el mundo"

Auge de los paneles solares para terrazas: esto es lo que hay que saber y cómo ahorrar en la factura de la luz

¿Quiere una "máquina de imprimir dinero" en su tejado? Leonardo Dicaprio apoya a esta empresa solar europea