¿Cómo puede el "impuesto multimillonario" ayudar a frenar el cambio climático?

Un impuesto sobre las grandes fortunas podría ayudar a luchar contra el cambio climático.
Un impuesto sobre las grandes fortunas podría ayudar a luchar contra el cambio climático. Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Charlotte Elton
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Joe Biden sugirió un impuesto del 25% sobre toda la riqueza superior a 100 millones de dólares, que se calcula que sólo se aplicaría al 0,01% de los estadounidenses.

PUBLICIDAD

Cuando se trata de combatir la crisis climática, todos podemos involucrarnos de alguna forma para intentar frenarla.

Desde reciclar hasta optar por comida vegetariana, reciclar o ir andando al trabajo, hay muchas formas de reducir la huella de carbono.

Pero no todos somos igual de responsables y nos preocupamos por el calentamiento global. Los multimillonarios emiten un millón de veces más gases de efecto invernadero que el ciudadano medio.

Introducir nuevos impuestos dirigidos a los ultrarricos podría ayudar a mitigar el impacto mundial del cambio climático.

¿Cómo funcionaría ese impuesto?

Varios gobiernos han valorado la idea de introducir un "impuesto multimillonario". En su discurso sobre el estado de la Unión de 2023, pronunciado en febrero, el Presidente Joe Biden sugirió un impuesto del 25% sobre toda la riqueza superior a 100 millones de dólares, que se calcula que sólo se aplicaría al 0,01% de los estadounidenses.

"Tenemos que recompensar el trabajo, no sólo la riqueza", dijo.

Es poco probable que esta propuesta tenga mucho recorrido en un Congreso controlado por los republicanos, pero hay estudios que sugieren que, aplicado a escala global, incluso un impuesto mucho menor podría ayudar a los países menos ricos a hacer frente al cambio climático.

Según el Informe sobre la Desigualdad Climática, una revisión de los sistemas fiscales nacionales que incluyera un impuesto del 1,5% sobre las personas físicas que ganen más de 100 millones de dólares (92 millones de euros) podría ayudar a reequilibrar las cuentas.

Los ingresos generados se destinarían a la adaptación al cambio climático en los países de renta baja: construcción de infraestructuras resistentes y sistemas de alerta temprana, por ejemplo.

"Los flujos de financiación de la adaptación a los países en desarrollo alcanzaron los 29.000 millones de dólares (26.000 millones de euros) [en 2020]. Las necesidades de financiación ascienden a unos 200.000 millones de dólares (192.000 millones de euros)", dice el informe.

"Un impuesto sobre el patrimonio de los millonarios podría generar 295.000 millones de dólares al año, suficiente para cerrar la brecha y generar ingresos adicionales".

¿Se distribuyen equitativamente los efectos del cambio climático?

Según el informe, el 10% de los principales emisores mundiales de carbono generan casi la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero.

Si las emisiones se distribuyeran equitativamente en todo el mundo, el ciudadano medio de la República Democrática del Congo vería multiplicarse por diez su nivel de emisiones.

Los europeos y los norteamericanos, por su parte, experimentarían un descenso de sus niveles de emisiones de casi el 40% y más del 70%, respectivamente.

Sin embargo, las personas menos responsables de la crisis climática sufren sus peores consecuencias.

El 50% más pobre de la población mundial contribuye con el 12% de las emisiones globales, pero está expuesto al 75% de las pérdidas relativas de ingresos (ingresos como porcentaje de los ingresos totales) debidas al cambio climático.

Nueve de los diez países expuestos al mayor riesgo de inundaciones son países de renta baja o media. El décimo -Países Bajos- puede permitirse una arquitectura resistente a las inundaciones.

Estas cifras pueden parecer áridas, pero las implicaciones en el mundo real son catastróficas. Cuando Pakistán sufrió las inundaciones de 2022, murieron 1.700 personas, y otros 20,6 millones necesitan ayuda humanitaria.

PUBLICIDAD

"He visto muchas catástrofes humanitarias en el mundo, pero nunca había visto una 'carnicería climática' a esta escala", declaró el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres.

Pakistán es responsable de sólo el 1% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

¿Cuáles son las soluciones fiscales?

Los autores del informe sobre la desigualdad climática abogan por una reforma fiscal progresiva para reequilibrar la balanza.

Su "relativamente modesta" propuesta consistiría en gravar a las personas más ricas del mundo según una escala móvil.

Los activos por valor de entre 100 millones de dólares (92 millones de euros) y 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) tributarían al 1,5%.

PUBLICIDAD

Los de entre 1.000 millones de dólares (920 millones de euros) y 100.000 millones de dólares (92.000 millones de euros) tributarían al 2%, y los de más de 100.000 millones de dólares, al 3%.

Estos impuestos se aplicarían a unas 65.000 personas, el número de personas con activos superiores a 100 millones de dólares (92 millones de euros).

"Hay que señalar que a estos niveles, el crecimiento de la riqueza neta por adulto observado en las dos últimas décadas ha sido de alrededor del 7-9% anual", afirman los autores del informe.

Esto significa que el impuesto propuesto difícilmente diezmaría las cuentas bancarias de los ultra ricos.

No obstante, recaudaría cerca de 300.000 millones de dólares (275.000 millones de euros) cada año. Este dinero sería inestimable para salvar vidas en los países en desarrollo.

PUBLICIDAD

Los autores del informe también piden impuestos sobre los beneficios extraordinarios, es decir, sobre las enormes cantidades de dinero que ganan las empresas energéticas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Puede el cambio climático cambiar las temporadas de la moda?

Turbinas eólicas de madera, una posible alternativa para el futuro con ingredientes del pasado

Dos países europeos funcionan con un 100% de energía renovable gracias al aumento de la capacidad eólica