¿Podría ser peligroso para los ucranianos reciclar escombros contaminados con amianto?

Empleados del Ministerio de Situaciones de Emergencia de la República Popular de Donetsk retiran escombros junto al teatro de Mariupol dañado en Mariupol.
Empleados del Ministerio de Situaciones de Emergencia de la República Popular de Donetsk retiran escombros junto al teatro de Mariupol dañado en Mariupol. Derechos de autor AP/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.
Por Estelle Nilsson-Julien
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Se calcula que el 70% de los edificios de Ucrania contienen amianto. El alto nivel de importaciones de amianto de Ucrania ha estado estrechamente vinculado a la influencia rusa.

PUBLICIDAD

"Cuando una bomba convierte un edificio entero en escombros, el hormigón se rompe en pedazos. Todo, desde trozos de amianto hasta viejos cojines de sofá, acaba mezclado", explica a Euronews Green el profesor Matti Kuittinen, experto en arquitectura de la Universidad de Aalto.

Los bombardeos rusos han provocado la liberación de millones de toneladas de amianto, formando montones de escombros contaminados, un motivo de preocupación dado que se calcula que el 70% de los edificios ucranianos contienen amianto. Aunque los riesgos de contaminación por amianto se reducen cuando está sellado con pegamento o cemento, una vez expuesto estos riesgos aumentan significativamente.

Según la Organización Mundial de la Salud, el amianto es un carcinógeno grave que también puede desencadenar afecciones pulmonares crónicas. A medida que aumenta el número de empresas que empiezan a reciclar escombros en Ucrania, el amianto supone un peligro cada vez mayor para la salud de la población civil y un quebradero de cabeza para las autoridades. Además, no es el único material que está contaminando los escombros, ya que las sustancias químicas liberadas por las municiones y los misiles también han penetrado en el aire, el suelo y el agua de toda Ucrania.

Ucrania: un "vertedero" de amianto desde hace una década

"Ucrania ha sido utilizada como vertedero deamianto durante décadas. A veces casi literalmente, ya que los países europeos exportaban el exceso de existencias cuando lo prohibían", explica David Hodgkin, experto en refugios y asentamientos especiales de Miyamoto International. El amianto se utilizaba habitualmente en materiales para tejados, cemento y adhesivos. Aunque los esfuerzos para eliminar el amianto comenzaron en 2011, se enfrentaron a una fuerte oposición, pero finalmente el material se prohibió formalmente en 2022.

El alto nivel de importaciones de amianto de Ucrania ha estado estrechamente vinculado a la influencia rusa, mientras que la sustancia se prohibió en la UE en 2005. "Rusia y Kazajstán exportaron grandes cantidades [de amianto] a antiguas naciones soviéticas como Ucrania, junto con grandes e inteligentes campañas de desinformación", añadió Hodgkin.

¿Se puede realmente retirar el amianto para reciclar escombros?

En Europa está prohibido reciclar una larga lista de materiales nocivos y tóxicos, y el amianto es uno de ellos. Pero el amianto puede extraerse -con mayor o menor éxito- y los materiales que lo rodean reciclarse.

"Fabricar cemento genera una carga muy elevada de CO2, por lo que reutilizar ese cemento con componentes valiosos sin el amianto sería muy sensato", afirma Yvonne Waterman, fundadora y presidenta de la Fundación del Foro Europeo del Amianto. Para algunos, el reciclado de escombros encaja en los planes de "reconstrucción verde", un tema candente debatido en las conversaciones organizadas por la Comisión Europea en Vilna el mes pasado.

Normas de seguridad: "No tenemos acceso a los datos"

Pero a algunos expertos les preocupa si las normas de seguridad pueden aplicarse adecuadamente para proteger a los trabajadores."La mayoría de las obras no están equipadas con el material necesario, y muchas estrategias de reciclaje de escombros no tienen en cuenta el peligro del polvo de amianto, que aparece tras la molienda de los escombros", advierte Vasyl Andreyev, responsable de la Asociación de Trabajadores de la Construcción de Ucrania.Las cifras exactas de enfermedades y muertes relacionadas con el amianto son muy limitadas en Ucrania, en parte debido a que la prohibición de este material es muy reciente.

A volunteer hauls a carts with rubbish during clearing Zhanna and Serhiy Dynaeva's house which was destroyed by Russian bombardment, near Chernihiv.
A volunteer hauls a carts with rubbish during clearing Zhanna and Serhiy Dynaeva's house which was destroyed by Russian bombardment, near Chernihiv.AP Photo

"No tenemos acceso a los datos. La prohibición se aprobó en 2022, pero entró oficialmente en vigor en octubre de 2023 y el Ministerio de Sanidad no ha estado recopilando esta información", explica Andreyev. Pero la falta de datos no significa falta de casos: en la UE, el amianto se cobró casi 72.000 vidas solo en 2019.

"Aunque Ucrania ya ha prohibido el amianto, todavía tiene que producir la franja de leyes y reglamentos necesarios para la retirada, el transporte y la eliminación seguros. Tampoco tiene la infraestructura médica para llevar a cabo pruebas a gran escala sobre los niveles no cuantificados de enfermedad que causará el amianto", dice David Hodgkin, Experto en Refugios y Asentamientos Especializados de Miyamoto International a Euronews Green.

Recogida de amianto: ¿Podría ser una nueva fuente de empleo?

Para algunas empresas, el reciclaje de escombros es clave para una reconstrucción ecológica, así como una forma de crear nuevos puestos de trabajo. Una forma de hacerlo es mediante la clasificación del amianto. Neo-Eco Ucrania -una empresa de ingeniería industrial- tiene experiencia en la materia. Especializada en el reciclado de residuos, Neo-Eco dirigió un proyecto piloto de reciclado en Hostomel, una ciudad al norte de Kiev.

"Hasta el 99% de nuestro equipo es ucraniano, es una forma de crear empleo y revitalizar la economía local", afirma Bart Gruyaert, Director de Proyectos de Neo-Eco Ucrania. El proyecto de tres meses en Hostomel, que generó 20 puestos de trabajo para la población local, garantizó que no se depositaran residuos en vertederos, lo que significa que se evitó verter 7.150 m3 de residuos incontrolados en la naturaleza circundante.

Neo-Eco Ukraine construction site
Neo-Eco Ukraine construction siteNeo-Eco Ukraine

Neo-Eco Ucrania trabaja para retirar el amianto de la "fuente", antes de que se derriben los edificios, "esto puede significar retirar un tejado con una grúa para examinar su contenido antes de demolerlo, lo que es ligeramente más costoso que la retirada de escombros habitual", dice Gruyaert. Después viene la "parte de recogida", que consiste en retirar los elementos más finos del amianto. 

"Las pequeñas partículas de amianto que quedan en el volumen total de escombros residuales son mínimas y están muy por debajo de las normas de la Unión Europea sobre amianto en estado sólido permitido en materiales sólidos", afirma Gruyaert.El equipo trabaja actualmente en otro proyecto en Mykolaiv, al sur de Ucrania, y sigue siendo optimista en cuanto a la posibilidad de que "el país sea considerado líder en la manipulación y gestión del amianto a gran escala", afirma Gruyaert.

Para otras empresas, el reciclaje de escombros y desechos también puede ser una forma de aprovechar infraestructuras abandonadas. Es el caso de Kopach,una empresa que trabajó en el tratamiento de residuos de una de las mayores plantas metalúrgicas de Ucrania antes de la guerra.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Ucrania señala que ha repelido más de sesenta ataques rusos en el frente

Curso intensivo: ¿Por qué debe cambiar la normativa sobre el amianto en la Unión Europea?

Indignación al acusar a la Comisión de dar carpetazo al plan de recuperación hídrica