Bruselas no enviará observadores a las elecciones venezolanas

Bruselas no enviará observadores a las elecciones venezolanas
Derechos de autor 
Por Ana LAZARO
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El Ministro de Asuntos Exteriores venezolano se ha reunido con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, sin que se hayan registrado avances concretos

PUBLICIDAD

El ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha viajado a Bruselas donde ha sido recibido por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Su encuentro no se ha traducido en resultados concretos: la Unión Europea no tiene intención ni de levantar las sanciones que impuso a Caracas, ni de enviar una misión de observación a las elecciones presidenciales del próximo 20 de mayo.

Una situación que Caracas asume. "El único que tiene que reconocer los resultados de Venezuela es el pueblo venezolano y el Consejo Electoral Nacional. No nos interesa si Trump lo reconoce, si Rajoy lo reconoce, si la Unión Europea los desconoce", ha afirmado Arreaza en una rueda de prensa posterior al encuentro. "Estarán yendo más allá de sus facultades y abriendo nuevos ámbitos a la agresión política contra Venezuela".

Mogherini ha evitado fotografiarse con él y se ha limitado a emitir un comunicado en el que insiste en la necesidad de que "las elecciones sean creíbles", garanticen "la participación de todas las fuerzas políticas" y "respeten los estándares internacionales".

Asimismo la jefa de la diplomacia europea afirma que en breve se reunirá con representantes de la oposición.

La Unión Europea impuso el pasado enero sanciones contra siete altos cargos venezolanos cuyos activos han sido congelados. También decretó un embargo de armas y de material susceptible de ser utilizado para la represión interna.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Arrancan los actos de campaña en Venezuela

Rusia y Ucrania acuerdan el canje de 48 menores desplazados por la guerra

Perrier, filial de Nestlé, destruye dos millones de botellas tras el descubrimiento de bacterias "fecales"