Incertidumbre en el sector hortofrutícola por el cierre de las fronteras con el Reino Unido

Incertidumbre en el sector hortofrutícola por el cierre de las fronteras con el Reino Unido
Derechos de autor Euronews/Jack Parrock
Derechos de autor Euronews/Jack Parrock
Por Jack ParrockAna Valiente
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los productores temen que ante la imposibilidad de entrar en territorio británico, y la incertidumbre de no saber si habrá o no acuerdo con el Reino Unido a partir del 1 de enero, se produzca una escasez de productos de primera necesidad.

PUBLICIDAD

No está siendo un fin de año fácil para los exportadores de frutas y hortalizas belgas hacia el Reino Unido, que estos últimos días se ha convertido en el centro de todas las miradas. A la pandemia, y a no saber si habrá o no un acuerdo posBrexit a partir del 31 de diciembre se le suma otra piedra en el zapato: el reciente cierre de la frontera entre Francia y el Reino Unido por temor a que se propague una nueva cepa del virus.

"Tradicionalmente hemos exportado fuera de la Unión Europea también, por lo que como empresa, estamos de alguna forma acostumbrados también, al igual que lo están nuestros socios. Es solo que, en referencia al Reino Unido, no sabemos a qué atenernos", señala Marc Evrard, director comercial de la cooperativa Belgium Fruit Valley. 

Desde Bélgica se exportan muchos tipos de hortalizas, como el puerro o las zanahorias. Pero, la palma, sin duda, se la llevan las peras. **Un 8% de las exportaciones de esta fruta se dirige a los consumidores británicos. **

A los productores les preocupan que haya variaciones en las cantidades y los precios, y dicen que de no alcanzar un acuerdo posBrexit. uno de sus principales temores es que se produzcan intermitencias en la cadena de suministro y que eso desestabilice todo el ritmo de producción. No llegar a un acuerdo daría lugar a colapsos a ambos lados del Canal de la Mancha, que une el Reino Unido con Francia, mientras las autoridades comprueban si las empresas británicas que importan frutan han pagado los correspondientes impuestos en la aduana.

"Nos afecta no sólo porque estamos cerca del Reino Unido, y porque al ser una pequeña economía comercialicemos directamente, sino también porque lo hacemos a través de las cadenas de valor europeas. Y eso es algo que la UE está teniendo en cuenta", declara Hylke Vandenbussche, profesora de Economía internacional en la Universidad de Lovaina.

Ante la imposibilidad de que las mercancias cruzar a territorio británico, crece el temor a una posible escasez de productos de primera necesidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Barnier mantiene la puerta abierta a las negociaciones del Brexit después del 31 de diciembre

"Empujón final" para el Brexit: Bruselas estudia la transición que evite el caos el 1 de enero

Testimonio | Cuando volver a España por Navidad es imposible