This content is not available in your region

Inversiones europeas para reducir la influencia de China

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
euronews_icons_loading
Inversiones europeas para reducir la influencia de China
Derechos de autor  Dati Bendo/ EU/Dati Bendo

300.000 millones de euros. Esta es la cantidad que Bruselas prevé destinar a impulsar sus vínculos con los países en vías de desarrollo.** El plan busca contrarrestar la creciente influencia de China.**

A primera vista, la bautizada como Pasarela Mundial apuesta por invertir miles de millones de euros antes de 2027 en infraestructuras que países más pobres no pueden financiar. Pero el objetivo es rivalizar con la nueva ruta de la seda de China y ofrecer una alternativa.

"Saben que somos transparentes. Saben que va acompañado de una buena gobernanza. Saben que no quedarán niveles de deuda insostenibles. Además, las comunidades locales se benefician de verdad del valor agregado de la inversión en infraestructura y nosotros aportamos el sector privado - un sector privado que no existe en China. Por lo que es una verdadera alternativa", ha asegurado durante su presentación la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Bruselas quiere que las principales áreas de inversión sean: proyectos  digitales, transporte, salud, clima y energía y educación.

La nueva ruta de la seda de China, reune un gran número de proyectos de infraestructura global, y echó a andar en 2013. A pesar de que Bruselas acaba de presentar su plan, el eurodiputado de Los Verdes especializado en China, Reinhard Bütikofer, asegura que ya está teniendo impacto en Pekín.

"Yo diría que el debate sobre la Pasarela Mundial ya ha tenido un efecto en China. Si la gente escucha atentamente lo que se dice desde Pekín, de repente Xi Jinping habla de proyectos de calidad, eso es nuevo. De repente él habla de sostenibilidad, eso es nuevo. El hecho de que China ahora se adhiera a estos criterios ya es un efecto positivo que esta habiendo y, en ese sentido, doy la bienvenida a cualquier competencia", ha asegurado  Bütikofer.

La Comisión aún no ha detallado qué tipo de proyectos podrán recibir inversiones, pero ha puesto algunos ejemplos, como los cables de datos submarinos que conectan continentes.