This content is not available in your region

¿Qué cambios puede aportar el nuevo gobierno alemán a la UE?

Access to the comments Comentarios
Por Ana LAZARO  & Christopher Pitchers
¿Qué cambios puede aportar el nuevo gobierno alemán a la UE?
Derechos de autor  Michael Kappeler/(c) Copyright 2021, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten

Este miércoles, Angela Merkel ha dejado el cargo de canciller alemana y Olaf Scholz se ha convertido en el cuarto líder socialdemócrata de la historia de la posguerra en ocupar el cargo.

El nuevo gobierno está integrado por tres partidos: los Socialdemócratas (SPD), los Verdes y el Partido Liberal (FDP), en una coalición inédita que ya ha sido bautizada como "semáforo" en referencia a los colores que idenifican a las tres formaciones.

A lo largo de sus 16 años en el poder, Merkel ha tenido una influencia decisiva en el rumbo de la Unión Europea. Ahora, el club comunitario ocupa un lugar importante en el programa del nuevo gobierno. En él se habla de una "responsabilidad especial" a la hora de servir a Europa. Pero ¿cómo lo hará?

China y los derechos humanos

En los útlimos años, la relación entre la Unión Europea y China ha ido ganando peso específico en la agenda de Asuntos Exteriores de Bruselas.

Merkel quiso impulsar la relación y fue una de las defensoras del Acuerdo de Inversión UE-China, que muchos intepretaron como una defensa de los intereses económicos de Alemania en la región. Pero la relación ha sido tormentosa.

El Alto Representante de la UE, Josep Borrell, ha descrito Beijing como "un competidor económico, un rival sistémico y un socio necesario para abordar los desafíos del siglo XXI". 

Según el programa de la nueva coalición de gobierno de Alemania, Berlín y Bruselas deberían alianearse. Afirman que las relaciones con China deben basarse en "asociación, competencia y rivalidad sistémica".

Pero no será fácil, según Markus Ziener, analista de la German Marshall Fund.

“China será una de las principales líneas en conflicto dentro del nuevo gobierno porque Alemania es un país que está exportando e importando mucho, y su relación con China es esencial para la economía. Alejarse de China podría ser económicamente muy malo para Alemania”, ha explicado Ziener a Euronews.

“Hay que pensar en el ejemplo de Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles de Alemania, que no sólo vende automóviles a China, sino que además produce en China. Estamos hablando de puestos de trabajo que podrían estar en peligro en Alemania si se reduce el comercio".

Ziener agrega que el terreno político, la relación podría ser incluso más tensa.

“Si hablamos de política, creo que vamos a ver un cambio, porque la nueva ministra de Asuntos Exteriores [Verde], Annalena Baerbock, quiere seguir una política exterior basada en los valores. Lo que significa que está poniendo mucho más énfasis en los derechos humanos y en fortalecer la democracia”.

El Acuerdo de Inversiones entre la UE y China, que Merkel defendió, se encuentra actualmente en suspenso tras las sanciones que China impuso a un grupo de eurodiputados que habían criticado la situación de los derechos humanos en la provincia de Xinjiang.

Los socios de la coalición coinciden en que, tal como están las cosas, el acuerdo no puede ser ratificado.

Rusia, Ucrania y Nord Stream 2

Aún quedan muchas cuestiones por resolver con el presidente ruso, Vladimir Putin. Pero el peligro más imminente se sitúa ahora mismo en la frontera con Ucrania donde Rusia ha concentrado tropas.

El Partido Socialdemócrata alemán, tradicionalmente, ha mostrado una cierta indulgencia hacia Moscú. Pero según Ziener una incursión en territorio ucraniano sería imposible de ignorar.

“El Partido Verde apoya mucho a Ucrania. Si realmente llega a producirse una acción militar en las próximas semanas o meses, estoy seguro de que se impondrá una línea más dura hacia Rusia”, explica. 

El gasoducto Nord Stream 2, destinado a transportar gas natural desde Rusia a Alemania, es la otra cuesión espinosa con la que tendrá que lidiar el gobierno de Scholz.

El proyecto está pendiente de certificación por parte de los reguladores alemanes, pero cualquier decisión del nuevo gobierno resultará crucial.

“Nord Stream 2 es definitivamente esencial para Alemania porque está eliminando el carbón y al mismo tiempo también la energía nuclear, lo que significa básicamente que tiene que cerrar la brecha energética. Tenemos que importar gas de otros lugares. Así que el Nord Stream 2 es esencial”, afirma Ziener.

“Por otro lado, es un tema político, y los Verdes y una gran parte de los Liberales no están contentos con esto. Los Socialdemócratas tradicionalmente se inclinan hacia una línea más suave cuando se trata de Rusia. Así que tendrán que llegar a un compromiso, lo que no será fácil ".

Estado de Derecho

La situación podría complicarse para Hungría y Polonia. Merkel siempre trató de evitar que se adoptaran medidas a nivel europeo contra estos dos países donde el respeto del Estado de Derecho está en entredicho. 

Ahora Berlín podría cambiar de rumbo. "Instamos a la Comisión Europea a utilizar los instrumentos existentes de manera más coherente y oportuna", reza el acuerdo de coalición.

"El nuevo gobierno parece estar decidido a adoptar una posición más dura frente a Polonia y Hungría", ha explicado Amandine Crespy, profesora de la Universidad Libre de Bruselas, a Euronews.

“Está por ver si todos los líderes europeos podrían llegar a formar una especie de frente unido”, añade. "Pero cabe esperar que el nuevo gobierno alemán sea menos propenso a los acuerdos políticos, tal como hizo Angela Merkel en los últimos años".