This content is not available in your region

¿Cómo afontará la nueva coalición alemana el desafío ruso?

Access to the comments Comentarios
Por Efi Koutsokosta  & Ana Lázaro
Olaf Scholz, el nuevo canciller de Alemania
Olaf Scholz, el nuevo canciller de Alemania   -   Derechos de autor  Tobias Schwarz/AFP

Esta semana, la acualidad ha estado marcada por la llegada al poder de Olaf Scholz, el nuevo canciller alemán.

Está al frente de una coalición de gobierno inédita, integrada por socialdemócratas, verdes y liberales, que nunca hasta ahora habían gobernado juntos.

Y los problemas urgentes a los que van a tener que hacer frente, incluida la pandemia y la actitud desafiante de Rusia, van a poder a prueba la solidez de la alianza.

"Alemania no es una isla remota. No somos autosuficientes, ni queremos serlo. Estamos en el centro de Europa y debemos tener en cuenta los intereses de nuestros vecinos a la hora de medir nuestros propios intereses", ha explicado el presidente Frank-Walter Steinmeier.

Para debatir sobre los desafíos del nuevo gobierno alemán, Euronews ha entrevistado a Sebastian Harnisch, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Hedelbergh.

En su opinión, la coalición en este momento "es estable". Pero reconoce que en materia de política experior podrían surgir tensiones. "Un ejemplo es la política a adoptar con China, donde la ministra verde de Asuntos Exteriores, la señora Baerbock, adoptará posiblemente, al menos verbalmente, una postura más dura, especialmente en lo que respecta a los derechos humanos. Pero el canciller podría optar por seguir una línea más cercana al enfoque pragmático de Angela Merkel".

En lo que se refiere a Rusia, cree que "hay voluntad" para adoptar una línea dura "si fuera necesario".

Macron se prepara para liderar la Unión Europea

Y mientras Merkel se va, Emmanuel Macron se queda... por el momento.

En una larguísima rueda de prensa, expuso sus prioridades para de cara a la presidencia rotatoria de la UE que liderará durante la primera mitad de 2022.

AP Photo
Emmanuel Macron, presidente de FranciaAP Photo

Expusó uno planes muy ambiciosos para casi todo, desde la recuperación económica hasta la defensa, pasando por la migración.

Y también tuvo palabras duras en defensa de los valores europeos.

"Hay fuerzas políticas que ponen en tela de juicio los valores que hicieron nuestra Europa. Por lo tanto debemos pensar en nuevas herramientas, y no sólo en sanciones, también en estímulos y apoyos. Hay un trabajo político profundo a realizar porque hay países que están dudando de la relevancia de estos valores", explicó el presidente francés.

Macron ya ha anunciado su deseo de reunirse con el primer ministro húngaro, Victor Orbán, al que describió como "un opositor político, miembro de la familia europea, con el que hay que trabajar.

La moneda única está de fiesta

En su última reunión del año, los ministros de Finanzas de la Zona Euro han celebrado los 20 años de la moneda única.

El Banco Central Europeo planea rediseñar los billetes de euros en colaboración con ciudadanos europeos.

Pero según uno de los padres fundadores de la moneda común, el expresidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, esto no basta.

"Tuvo un gran comienzo. Pero luego, debido a varias crisis y a ciertos errores comentidos durante la toma de decisiones, las cosas salieron mal y el euro perdió su brillo", reconoce Prodi. "Pero creo que la necesidad del euro sigue siendo muy fuerte y que es uno de los actores globales importantes".