This content is not available in your region

Bruselas activa el mecanismo del Estado de Derecho por primera vez

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
euronews_icons_loading
European Commission President Ursula von der Leyen delivers a speech at the European Parliament
European Commission President Ursula von der Leyen delivers a speech at the European Parliament   -   Derechos de autor  Jean-Francois Badias/The Associated Press

Dos días después de la contundente victoria electoral de Viktor Orbán en Hungría, la situación se pone tensa en Bruselas. Finalmente la Comisión Europea mueve ficha y su presidenta ha anunciado que activará el mecanismo de condicionalidad del Estado de derecho contra Budapest. Lo que podría cortar la llegada de fondos europeos a Hungría.

"Hemos enviado una carta a Hungría con preguntas. Han respondido y hemos evaluado cuidadosamente el resultado de estas preguntas y nuestra conclusión es que tenemos que dar el siguiente paso. Y, por tanto, el comisario Hahn ha hablado con las autoridades húngaras y les ha informado de que ahora enviaremos la carta de notificación formal para iniciar el mecanismo de condicionalidad [del Estado de Derecho]", ha explicado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ante los eurodiputados.

Hungría y la UE llevan años enzarzadas en una batalla ante la erosión de la democracia en el país. El mecanismo del Estado de Derecho permite a Bruselas congelar los fondos europeos a los países que incumplan los valores fundamentales del bloque. Lo que incluye casos de corrupción o la falta de independencia del poder judicial.

Sin embargo, para algunos eurodiputados, la Comisión ha estado evitando dar un paso adelante. "Una de las razones por las que Orbán es tan poderoso, es porque muchos en Bruselas no aprendieron la lección en el pasado y de hecho lo apoyaron. Y ahora necesitamos acelerar de verdad cosas como el mecanismo del Estado de Derecho, pero también otras sanciones que podamos imponer contra Hungría y Viktor Orbán", cree el eurodiputado de Los Verdes, Rasmus Andresen.

Polonia también es acusada de incumplir los valores europeos, especialmente por la falta de independencia judicial en el país, pero la Comisión Europea aún no ha iniciado un procedimiento formal contra ella. La eurodiputada liberal Sophie in 't Veld cree que Varsovia también debería ser incluida. "Nos preocupa que la Comisión esté negociando con el gobierno polaco, cuando el Estado de Derecho no debería ser negociable. La independencia del poder judicial no es negociable", apunta la política.

La ministra de Justicia de Hungría, Judit Varga, ya ha respondido al anuncio de von der Leyen. Ha asegurado en Facebook que Bruselas debería aceptar la decisión electoral de Hungría y no castigarla porque la mayoría no votó como Bruselas deseaba.