This content is not available in your region

Miles de coches permanecen varados en Bélgica por las sanciones a Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Coches inmovilizados en Bélgica
Coches inmovilizados en Bélgica   -   Derechos de autor  Euronews

Parados y con un futuro incierto. Estos flamantes coches, con destino a Rusia, acumulan polvo en el puerto belga de Zeebrugge. Las sanciones de la Unión Europea por la guerra entre Rusia y Ucrania se ceban con los centros de carga comunitarios. Los vehículos están valorados en más de 50 mil euros.

Marc Adriansens es el responsable de la terminal de los Operadores Internacionales de Automóviles en el puerto. Estos días está pendiente de unos 8000 mil coches bloqueados aquí. Algunos están parados por su precio. Otros no pueden exportarse debido a la prohibición de los barcos en los puertos. "Se trata de coches procedentes del lejano Oriente con destino a Rusia. Estos coches ya no se exportan. [...] La aduana ha dicho que tienen que estar aquí y están bloqueados. No sabemos cuánto tiempo se quedarán. Supongo que buscaremos mercados alternativos".

En Zeebrugge, al igual que en otros puertos de la Unión Europea, también se acumulan los contenedores cargados de mercancías para Rusia. No sólo afecta a las empresas y clientes de ese país... sino que también perjudica a los ingresos comerciales en Europa. También se teme el impacto en el puerto de nuevos embargos sobre la energía rusa.

"Otras mercancías están prohibidas también en los contenedores. En el negocio de los contenedores ocurre lo mismo. He oído que 1100 contenedores están bloqueados por las mismas razones. Pero mientras el petróleo y el gas no estén influenciados, creo que Zeebrugge seguirá yendo bien. Pero el petróleo y el gas, y especialmente el gas natural licuado, es uno de los que más llegan desde Rusia a Zeebrugge. Si eso se detuviera, tendría un impacto bastante grande en el puerto", explica Adriansens. 

Un nuevo paquete de sanciones de la UE podría incluir el embargo del petróleo ruso- Las conversaciones ya están en marcha. Pero el veto está lejos de ser consensuado. Alemania se muestra reticente y Hungría se perfila como el país que más se opone a la medida.