This content is not available in your region

¿Por qué los altos precios del gas afectan al precio de los alimentos?

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro  & Zacharia Vigneron
euronews_icons_loading
Supermercado en Italia
Supermercado en Italia   -   Derechos de autor  Andrew Medichini/AP2010

Los precios del gas se han disparado y eso ha provocado un aumento de los precios de los alimentos para los consumidores europeos.

¿Qué explica esta relación?

Uno de los factores clave para esta tendencia son los fertilizantes que los agricultores utilizan para proporcionar a las plantas y los cultivos los nutrientes que necesitan para crecer.

Más del 70% de los fertilizantes fabricados en Europa son a base de nitrógeno.

La producción de este tipo de abono requiere dos elementos principales: el nitrógeno del aire y el hidrógeno del gas. Juntos generan amoníaco, la base de los abonos nitrogenados.

El gas se utiliza como materia prima y como fuente de energía para alimentar el proceso de síntesis. Esto significa que, en cuanto los precios del gas empiezan a subir, los costes de los fertilizantes no tardan en hacerlo.

Desde principios de otoño, Europa se enfrenta a una escasez de energía, agravada ahora por la invasión rusa de Ucrania y la interrupción del comercio derivada de las sanciones de la UE. Los precios récord del gas han hecho que el coste de los fertilizantes aumente un 151% anual, sometiendo a productores y agricultores a una enorme presión financiera.

"Con el gas representando hasta el 90% de los costes variables de la producción de fertilizantes, la situación se ha vuelto de gran estrés económico para el sector de los fertilizantes en Europa", ha explicado a Euronews Jacob Hansen, director general de Fertilizers Europe, una asociación que representa a los fabricantes de fertilizantes de la UE.

"Los elevados precios del gas, sin precedentes en Europa, han hecho que la producción de amoníaco y fertilizantes sea a veces antieconómica", añadió.

Vea el vídeo explicativo para saber más sobre los altos precios de los alimentos.