This content is not available in your region

La UE, como la OTAN, tiene una cláusula de defensa mutua, pero la confianza en ella parece escasa

Access to the comments Comentarios
Por Alice Tidey
Soldados de la Bundeswehr alemana del batallón de presencia avanzada reforzada de la OTAN en Pabrade, Lituania, junio de 2022.
Soldados de la Bundeswehr alemana del batallón de presencia avanzada reforzada de la OTAN en Pabrade, Lituania, junio de 2022.   -   Derechos de autor  Mindaugas Kulbis/AP Photo

Al igual que la OTAN, la Unión Europea tiene su propia cláusula de defensa mutua. Sin embargo, la decisión de Suecia y Finlandia de unirse a la alianza transatlántica tras la guerra de Rusia en Ucrania parece demostrar que la confianza en la versión del bloque es endeble.

La cláusula de defensa mutua de la UE -el artículo 42.7 del Tratado de Lisboa- se aprobó en 2007 y está en vigor desde 2009. Establece que "si un país de la UE es víctima de una agresión armada en su territorio, los demás países de la UE tienen la obligación de ayudarle y asistirle con todos los medios a su alcance".

Llegó 60 años después de la creación de la OTAN y su cláusula de defensa colectiva -el artículo 5-, que establece que "un ataque contra un Aliado se considera un ataque contra todos los Aliados". Ambas se han activado sólo una vez como reacción a atentados terroristas: el 11-S en el caso de la OTAN y los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París en el caso del artículo 42.7.

¿La cláusula de la UE es más fuerte?

"A primera vista, parecen muy similares", explica a Euronews Aylin Matlé, investigadora del Programa de Seguridad y Defensa del think tank del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores. "Pero en realidad, la redacción del artículo 42.7 es mucho más fuerte en mi opinión en comparación con el artículo 5 de la OTAN".

La razón es la palabra "obligación", que implica que otros Estados miembros de la UE deben prestar algún tipo de ayuda. Sin embargo, "eso no significa que haya que hacer nada, que la acción militar tenga que producirse automáticamente", señala Matlé.

El artículo 42.7 estipula que, aunque la obligación de defensa mutua es vinculante para todos los países de la UE, "no afecta a la neutralidad de determinados países de la UE y es coherente con los compromisos de los países de la UE que son miembros de la OTAN".

Esto significa que el tipo de ayuda que se preste, si es que se presta, sigue dependiendo de los dirigentes políticos de cada uno de los Estados miembros. Es algo similar a lo que ocurre en la OTAN.

El artículo 5 establece que cualquier aliado "en ejercicio del derecho de autodefensa individual o colectiva" tomará "individualmente y en concierto con otras partes, las medidas que considere necesarias, incluido el uso de la fuerza armada".

La cláusula de la UE se considera "políticamente más débil”

Veintiún Estados miembros de la UE forman parte de la OTAN y un tercio de ellos -Bélgica, Dinamarca, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos y Portugal- son miembros fundadores de la alianza militar transatlántica.

Los restantes se incorporaron en las décadas siguientes, y el último, Croacia, se convirtió oficialmente en miembro meses antes de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

Suecia y Finlandia, esta última con una frontera de 1.340 kilómetros con Rusia, podrían unirse pronto. La opinión pública sobre la adhesión a la alianza militar cambió radicalmente en estos dos países, tradicionalmente neutrales, en las semanas posteriores al ataque no provocado de Rusia a Ucrania, y ambos han presentado formalmente sus solicitudes de adhesión.

Ambos son Estados miembros de la UE y, por tanto, están teóricamente cubiertos por el artículo 42.7.

Según Rafael Loss, coordinador de Proyectos de Datos Paneuropeos del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), a pesar de su fuerte retórica, el artículo 42.7 "es considerado por la mayoría de los Estados miembros de la UE, y muchos de ellos son miembros de la alianza de la OTAN, como políticamente un poco más débil".

"Hay una especie de acuerdo general, al menos implícito, de que la OTAN se encarga de la defensa territorial en Europa y la UE de la gestión de crisis en cierta medida, y esto no es exclusivo, por supuesto", añadió. El temor en Estocolmo y Helsinki, dice Loss, es que si Rusia atacara, la respuesta de la UE sería simplemente "mucho menos de lo que es capaz la OTAN".

La OTAN es sólo una alianza militar

La diferencia entre las dos políticas es que la OTAN es sólo una alianza militar con ejercicios conjuntos regulares, así como con grupos de combate multinacionales e importantes capacidades que incluyen aviones de combate y buques de guerra bajo el mando directo de la OTAN ya desplegados por toda Europa.

La UE, sin embargo, se creó como una alianza política y económica y apenas está empezando a esbozar infraestructuras comunes de seguridad y defensa.

Este proceso se vio acelerado por la guerra de Ucrania, con el respaldo de los líderes a la política de la Brújula Estratégica a finales de marzo, que prevé el establecimiento de una Capacidad de Despliegue Rápido de la UE de hasta 5.000 efectivos, más ejercicios regulares en tierra y mar y la posibilidad de que los Estados miembros inviertan conjuntamente en el desarrollo de capacidades militares.

La Comisión también presentó el mes pasado propuestas para un marco de la UE para la adquisición conjunta de material de defensa que permita a los Estados miembros reponer de forma rápida y más barata los arsenales enviados a las autoridades ucranianas, sustituir los equipos de la era soviética y cubrir las carencias de capacidad militar, especialmente los sistemas de defensa aérea y de misiles.

Según Matlé, Suecia y Finlandia utilizaron la invocación del artículo 42.7 por parte de Francia en 2015 como un caso de prueba, sobre todo teniendo en cuenta que ninguno de los dos estaba considerando seriamente el ingreso en la OTAN en ese momento.

"Estos dos países estaban muy interesados no sólo en la invocación, sino también en seguir avanzando en la política común de seguridad y defensa de la UE. Y supongo que se podría argumentar que el balance de la política común de seguridad y defensa de la UE es aleccionador", añadió, destacando la falta de una estructura de mando común y de capacidades militares a disposición de la UE.

¿Quién si no Francia y Alemania?

La otra cuestión es el liderazgo. La OTAN está dominada por Estados Unidos, que tiene decenas de miles de tropas -algunas bajo el mando de la OTAN, otras en virtud de acuerdos bilaterales con los distintos Estados miembros de la UE- repartidas por toda Europa, así como importantes capacidades.

Algunos de los países orientales más pequeños se han mostrado reticentes a otorgar a la UE un fuerte mandato de defensa, por temor a que esto pueda provocar una retirada de Washington, especialmente porque la Unión tiende a ser lenta a la hora de responder a las crisis debido al requisito de unanimidad.

La UE ha impuesto seis rondas de sanciones a Rusia desde su invasión el 24 de febrero, pero durante las negociaciones del último paquete, que duraron cuatro semanas, aparecieron enormes grietas en la unidad del bloque.

La cantidad de ayuda militar que cada Estado miembro ha proporcionado a Ucrania también ha variado considerablemente: Alemania ha sido muy criticada por su lenta respuesta inicial, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha irritado profundamente a sus homólogos orientales con su llamamiento a no humillar a Rusia.

"La cuestión principal a la que nos enfrentamos en el contexto de la UE es que ha habido una caída significativa de la confianza respecto a los gobiernos alemán y francés porque no están liderando la respuesta occidental a esta guerra y, de hecho, están dudando", dijo Loss, mientras que Estados Unidos, Reino Unido y los países del este de Europa, incluidos Polonia y los países bálticos, son los que proporcionan a Ucrania el apoyo que necesita para defenderse.ç

"Esto es exactamente lo que está hundiendo actualmente el apoyo europeo a cualquier idea de, ya sabes, soberanía de defensa europea, porque ¿quién lideraría tal esfuerzo si no son Francia y Alemania, que en este momento no están tirando del carro?", concluyó.