This content is not available in your region

Pakistán alerta que la situación tras las inundaciones aún puede empeorar

Access to the comments Comentarios
Por Isabel Marques da Silva
euronews_icons_loading
Las inundaciones afectan a Pakistán desde mediados de junio
Las inundaciones afectan a Pakistán desde mediados de junio   -   Derechos de autor  Muhammad Sajjad/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

1.100 personas muertas, medio millón de personas desplazadas y 10.000 millones de dólares en daños. Estas son por ahora las consecuencias de las inundaciones que afectan a pakistan desde mediados de junio. Su primer ministro, Shehbaz Sharif, ha pedido un "apoyo serio y sincero" a la comunidad internacional. El embajador del país ante la UE, Asad Majeed Khan, dice que la situación será aún peor en los próximos días. "El agua que está cayendo ahora, en forma de lluvias, va a afectar las zonas que ya están inundadas, los ríos, las presas, los diques... Por lo tanto, prevemos que habrá muchos más problemas... la destrucción y el desastre que estamos viendo pueden ser en realidad la punta del iceberg", ha lamentado el diplomático.

Los cultivos han sido arrasados y muchas infraestructuras destruidas. El diplomático ha explicado que por ahora se han visto afectados 5 000 km de carreteras, 243 puentes, un millón de casas y 730 000 cabezas de ganado.

La Comisión Europea ha destinado 1,8 millones de euros en ayuda humanitaria inmediata y tiene la intención de aumentar el apoyo. "Se trata de una cantidad inicial y estamos buscando la forma de aumentarla más a medida que las necesidades sigan aumentando. En este momento tenemos pendiente la activación del Mecanismo de Protección Civil de la UE (porque) las autoridades pakistaníes están pidiendo ayuda", ha asegurado su portavoz, Balazs Ujvari.

En las últimas tres décadas, la UE ha apoyado económicamente a Pakistán, afectado por la inestabilidad política que impide su desarrollo. Pero el país también es uno de los 10 más vulnerables a los efectos del cambio climático, por lo que la solidaridad será muy necesaria a largo plazo. "La crisis se va a agravar porque el agua va a afectar a nuestra capacidad de sembrar las cosechas de invierno. Así que, teniendo en cuenta todo esto, creo que una conferencia internacional de donantes sería una respuesta a la altura del desafío", ha explicado el embajador.

La ONU calcula que se necesitarán 160 millones de dólares en fondos de emergencia. Su secretario general, António Guterres, visitará el país la próxima semana.