This content is not available in your region

Budapest, cada vez más cerca de perder 7 500 millones de euros de fondos de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Sandor Zsiros
Viktor Orban, primer ministro de Hungría
Viktor Orban, primer ministro de Hungría   -   Derechos de autor  AP Photo/Petr David Josek

La Comisión Europea se pone firme contra el gobierno de Viktor Orban. Bruselas quiere congelar el 20% de los fondos europeos asignados a Hungría en los próximos 7 años. Lo que equivale a 7 500 millones de euros.

Bruselas considera que las 17 medidas propuestas por Hungría para hacer frente a la corrupción son insuficientes y que Budapest debe hacer más para que se liberen los fondos. El Parlamento Europeo piensa lo mismo. Este jueves, los eurodiputados han aprobado una resolución en la que piden a la Comisión Europea que no entregue los fondos hasta que no haya cambios reales en el país. "Han hecho muchas promesas y sí, han cambiado algunas leyes. Pero queremos ver que estos cambios realmente funcionan. Queremos ver que no hay más corrupción en Hungría. Queremos ver que el Estado de Derecho funciona. Y sí, hay algunas señales en la dirección correcta por parte del gobierno húngaro. Pero nuestra valoración en el Parlamento es que estamos muy lejos de que las 17 medidas se apliquen plenamente", ha pedido el eurodiputado de Los Verdes, Daniel Freund.

El gobierno de Viktor Orban lleva años recibiendo críticas de la UE por su retroceso democrático y su corrupción sistémica.

Este año, la Comisión Europea ha activado por primera vez en la historia el mecanismo del Estado de Derecho y lo ha hecho contra Hungría. Esta herramienta legal permite a Bruselas suspender fondos europeos. Pero Budapest afirma que con las nuevas medidas anticorrupción y con las licitaciones públicas ha hecho los deberes. Y el ministro húngaro de fondos europeos, Tibor Navracsics, ha dicho que no van a dejar perder ni un céntimo. "Lo importante para nosotros es que hablen de suspensión, no nos van a quitar ese dinero. Si cumplimos nuestros compromisos, podremos disponer de los fondos. Cuando asumimos nuestros compromisos, también presentamos un calendario sobre cómo cumplirlos. Esto fue aprobado por la comisión y ellos saben muy bien que para esta fecha límite, el 24 de noviembre, no podemos cumplir con todo", ha insistido el político húngaro.

Hungría lucha contra una inflación récord, una divisa en horas bajas y un enorme déficit presupuestario. Además, su economía depende en gran parte de los fondos europeos. Los 27 decidirán las medidas punitivas sobre el país a principios de diciembre.