Abre la mayor planta de almacenamiento de electricidad del continente

Access to the comments Comentarios
Por Isabel Marques da Silva
La instalación está situada en la provincia belga de Valonia
La instalación está situada en la provincia belga de Valonia   -   Derechos de autor  Corsica Sole

El mayor almacén de electricidad de Europa continental acaba de ponerse en marcha en Bélgica. La instalación está equipada con 40 megabaterías de iones de litio que garantizarán la distribución estable de energía a la red pública ya que la entrada de energía eólica o solar es fluctuante. En la actual crisis energética, el almacenamiento es una de las claves para la autonomía.

"Tenemos claro que los recursos energéticos son una cuestión de soberanía. Aquí, con baterías que permiten almacenar la energía producida localmente, incluida la renovable, y utilizarla localmente, podemos prever que no dependermos más de fuentes de energía externas", ha asegurado Michael Coudyser, director general de Corsica Sole.

La central puede almacenar 100 MWh de electricidad.Cada batería cuesta unos 800 mil euros y debería durar unos 10 años, después serán recicladas por el fabricante. La infraestructura ha costado 30 millones de euros y no ha recibido subvenciones públicas.

Pero uno de los socios del proyecto afirma que los gobiernos quieren invertir en infraestructuras a gran escala. "La aparición de la capacidad de almacenamiento está directamente relacionada con el crecimiento de las energías renovables y su importancia en la red (...) Por ejemplo estamos gestionando un fondo con una capacidad de inversión superior a los 1.500 millones de euros, que ya hemos reunido gracias a socios institucionales de Francia, Europa, pero también de Asia y Estados Unidos", ha asegurado Raphael Lance, miembro de la empresa Mirova.

Europa ya no puede depender del gas ruso y ha tenido que buscar nuevas fuentes de energía. Algo que ha complicado el delicado equilibrio entre la lucha contra el cambio climático y la creciente demanda de energía. La Unión Europea está negociando un nuevo programa, conocido como RepowerEU, para ayudar a los estados miembros a aumentar su autonomía en materia de energía.

Antes de contar con tecnología innovadora, como el hidrógeno, los Estados miembros tendrán que invertir en la producción y el almacenamiento de electricidad en la medida de lo posible.