EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Los Veintisiete buscarán remedios europeos a la ley antiinflación de EEUU

Charles Michel a su llegada a la cumbre.
Charles Michel a su llegada a la cumbre. Derechos de autor Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved
Derechos de autor Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved
Por Alice TideyAna Lázaro
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La energía o un posible bloqueo de Polonia al impuesto mínimo de sociedades spn otros de los temas sobre la mesa de la cumbre europea.

PUBLICIDAD

Los líderes de la Unión Europea se reunen este jueves en Bruselas para debatir una propuesta "Made in Europe" que contrarreste los cientos de miles de millones de dólares que Washington destinará a impulsar su capacidad de producción de tecnología verde.

Los líderes de los 27 países de la UE hablarán sobre las relaciones transatlánticas para estudiar cómo impulsar la cooperación, pero también cómo reaccionar, como bloque, ante un nuevo plan de subvenciones estadounidense. Aunque la Ley estadounidense de Reducción de la Inflación (IRA) se promulgó en agosto y entrará en vigor a principios del año próximo, no se espera que los líderes se pongan de acuerdo aún sobre el camino a seguir.

"No es tiempo de decisiones para el Consejo Europeo. Es tiempo de orientación", han asegurado esta semana fuentes europeas.

La ley estadounidense corre el riesgo de "discriminar a las empresas europeas"

En una carta dirigida a los líderes europeos antes de la Cumbre Europea la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió de que algunos elementos de la ley estadounidense contra la inflación "corren el riesgo de desnivelar el terreno de juego y discriminar a las empresas europeas".

La ley antiinflacionista de Washington incluye 367.000 millones de dólares en ayudas estatales para impulsar la fabricación estadounidense e incentivos para que los consumidores compren productos estadounidenses, como coches, baterías y energías renovables. Se ha creado un grupo de trabajo entre los dos bloques para resolver el problema, que se ha reunido varias veces desde finales de octubre. La UE quiere que sus fabricantes tengan el mismo acceso al mercado estadounidense que los de Canadá y México, con los que Estados Unidos tiene acuerdos comerciales.

Los líderes europeos temen el efecto que pueda tener en sus economías. "Creo que en Europa estamos en un punto en el que corremos el riesgo de desindustrializarnos. Y hoy por hoy no hay una respuesta común. Hoy vemos que con demasiada frecuencia los países intentan poner en marcha planes por su cuenta. Parece el juego de quien tiene más dinero. Y sí, algunos países pueden pensar que tienen los bolsillos más llenos. Pero en unos meses todos llegaremos al límite de lo que podemos hacer", ha explicado el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo.

Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, dijo durante una visita de Estado del presidente francés, Emmanuel Macron, a principios de este mes, que era posible hacer "ajustes".

Uno de los principales temores es que las empresas europeas, que tienen que hacer frente a unos precios de la energía mucho más elevados que las estadounidenses, pierdan competitividad, opten por congelar sus inversiones o se trasladen a Estados Unidos para beneficiarse de las ayudas públicas locales y de unos costes energéticos más bajos.

Ayudas estatales más sencillas y rápidas

Von der Leyen propuso en su carta del miércoles ajustar las normas sobre ayudas estatales para los próximos años "con el fin de garantizar un marco de ayudas estatales más sencillo, rápido y aún más predecible", e impulsar la inversión pública para acelerar la transición energética mediante financiación nacional, pero también europea, de modo que los países con menos margen fiscal también puedan impulsar las ayudas estatales.

A corto plazo, dijo, esto podría hacerse impulsando REPowerEU, el plan de 225.000 millones de euros de la Comisión para dejar de depender de los combustibles fósiles rusos y acelerar la transición energética. Pero también ha defendido que la UE necesita "una solución estructural para impulsar la industria de las tecnologías limpias en Europa" a medio plazo, basada en una financiación europea común. "Por eso introduje la idea de crear un Fondo Europeo de Soberanía y por eso presentaremos propuestas concretas en verano", detalló en la misiva,

Pero los autoproclamados "frugales" -Austria, Dinamarca, Países Bajos y Suecia- no son partidarios de crear un nuevo fondo, similar al nacido tras la pandemia, que se financiaría mediante la emisión de deuda conjunta. En su lugar, son partidarios de ampliar las competencias de los instrumentos existentes o "flexibilizar el uso del dinero", como describen fuentes europeas.

¿Un fondo para gobernarlos a todos?

El bloque empezó a emitir deuda común a gran escala para asegurarse de que las 27 economías europeas pudieran capear el temporal económico de la pandemia del COVID-19. Ahora también recurrirá a los mercados para financiar un paquete de ayuda de 18.000 millones de euros para Ucrania.

Los países con más márgen fiscal se oponen a una mayor deuda común, ya que les es más sencillo sostener sus empresas y economías.

Además, es probable que el hecho de que los países de la UE se repartan la carga económica también alimente el debate sobre las normas de ayuda estatal, que ya se flexibilizaron durante la pandemia para permitir a los gobiernos aliviar la carga a las empresas más afectadas.

La Comisión Europea controla estrictamente las ayudas estatales para mantener la sacrosanta igualdad de condiciones dentro del bloque. El plan alemán de 200.000 millones de euros para ayudar a las empresas y ciudadanos vulnerables a asumir el coste de los elevados precios de la energía hasta 2024 suscitó la rápida condena de otros países, algunos de los cuales lo tacharon de distorsión de la competencia.

A las economías más pequeñas les preocupa ahora que una mayor relajación de estas normas, si el dinero se desembolsa a nivel nacional y no también a nivel europeo, favorezca a los países más fuertes, que dispondrán de más efectivo para dar a sus empresas.

Una fuente diplomática de la UE dijo a Euronews que el debate sobre un nuevo fondo es discutible porque nadie se pone de acuerdo aún sobre cuál es el problema, ni sobre qué sectores y empresas podrían verse afectados por la ley.

"Aclaremos eso primero, para poder determinar cuál es realmente el problema. No empecemos a repartir medicamentos fuertes cuando no sabemos si estamos tratando un resfriado o el Covid", dijo la fuente, añadiendo que había instrumentos que los países ya podían utilizar antes de crear un nuevo fondo.

PUBLICIDAD

París tampoco desea que las discusiones se centren en un fondo único "porque podemos ver los efectos contraproducentes que esto podría tener con algunos de nuestros socios", dijo una fuente del Elíseo. Por tanto, se espera que los dirigentes encarguen a la Comisión que presente propuestas.

"La Comisión debe volver en las primeras semanas de 2023 con una estrategia europea que pueda llamarse "made in Europe", por ejemplo, que aborde todas estas cuestiones", añadió.

Polonia y una buena noticia para Bosnia - Herzegovina

La cumbre tiene sobre la mesa otros temas que podrían complicar el debate. Uno de ellos está relacionado con Polonia. Varsovia amenaza con bloquear de nuevo la decisión sobre el impuesto mínimo de sociedades e incluso sobre la ayuda económica a Ucrania.

"Obviamnete Rusia nos chantajea todos los días, pero si empezamos a chantajearnos entre nosotros, esto no es bueno y no es en absoluto bueno para la Unión Europea", ha declarado el primer ministro de Lituania, Gitanas Nauseda.

Una noticia positiva es que se espera que Bosnia y Herzegovina obtenga el estatuto de país candidato a la adhesión a la Unión Europea, lo pidió en 2016.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los ministros de Energía de la UE no logran un acuerdo para limitar el precio del gas

¿Qué medidas están tomando los países europeos para ahorrar energía?

Inaugurada en Francia la exposición de armas Eurosatory, la más grande del mundo