Catar y Marruecos implicados en el escándalo del Parlamento, admite uno de los abogados

Access to the comments Comentarios
Por Alice Tidey  & Euronews
El ex eurodiputado Pier Antonio Panzeri.
El ex eurodiputado Pier Antonio Panzeri.   -   Derechos de autor  European Union

El abogado del ex eurodiputado Pier Antonio Panzeri ha confirmado este miércoles la implicación de Catar y Marruecos en el escándalo de corrupción que afecta al Parlamento Europeo, pero ha rechazado que su cliente sea el único líder de la trama.

"El señor Panzeri ha confesado haber participado activamente en actos de corrupción en relación con Catar y Marruecos y, por tanto, haber sido corrupto y haber sobornado a otros", ha declarado en una entrevista con Euronews su abogado, Laurent Kennes.

Sin embargo, se ha negado a confirmar si hay más países extranjeros implicados y ha argumentado que mantiene el silencio respecto a eso para "permitir que la investigación avance."

"Todo el mundo sabe que estamos hablando de un caso que afecta a Catar y Marruecos. Si hay otros países, la investigación debe poder avanzar sin que sea todo revelado a la prensa. Y eso se llama secreto de investigación", ha dicho el abogado.

La Fiscalía Federal belga anunció el martes que Panzeri, socialista italiano que ocupó un escaño en el Parlamento durante tres legislaturas, había firmado un "acuerdo de arrepentimiento" y se había comprometido a compartir información "sustancial y reveladora" sobre la trama de sobornos cambio de una condena menor.

Cuatro personas, entre ellas Panzeri, han sido detenidas e imputadas en relación con la investigación sobre "grandes sumas de dinero" pagadas por un país que hasta ahora sólo se había identificado oficialmente como un Estado del Golfo Pérsico, y que ahora se ha confirmado es Catar, con el objetivo de influir en la elaboración de las políticas de la Unión Europea.

Tanto Catar como Marruecos, que en las últimas semanas ha aparecido como otro posible implicado, niegan las acusaciones.

Aún no hay nuevos nombres

Como parte del acuerdo alcanzado con las autoridades belgas, Panzeri también ha reconocido ser un "líder de la organización criminal", ha confirmado Kennes, aunque ha añadido que "no significa que sea el único líder".

"Significa que es al menos uno de los líderes de una organización que tenía como uno de sus objetivos corromper a la gente", ha dicho el abogado.

En virtud del acuerdo, Panzeri se ha comprometido a informar a las autoridades belgas de la implicación de otras personas, incluida la identidad de personas a la que admite haber sobornado. Pero Kennes se ha negado a dar nombres o a decir si están implicados eurodiputados en ejercicio o funcionarios que trabajan en otras instituciones de la UE, citando una vez más el carácter secreto de la investigación.

Hacer públicos esos nombres "sería anunciar por adelantado lo que va a decir en secreto" y "sería una violación del acuerdo que tenemos con la Fiscalía Federal", ha dicho Kennes.

"A mi cliente no le interesa comunicar su información, hablamos en su interés y en relación con lo que quiere decir. Pero no comunicamos elementos que él comunicará a los tribunales, por el bien de la justicia", ha añadido.

Las otras tres personas actualmente detenidas son la eurodiputada griega Eva Kaili, su pareja Francesco Giorgi y el director de la ONG Niccolò Figà-Talamanca. Las autoridades belgas también han solicitado el levantamiento de la inmunidad de otros dos eurodiputados socialistas: Marc Tarabella (Bélgica) y Andrea Cozzolino (Italia).

'Benevolencia' para la mujer y la hija de Panzeri

A cambio de su cooperación, Panzeri será condenado a cinco años de prisión con suspensión de pena, sin que pueda pasar más de un año detenido bajo vigilancia electrónica o en la cárcel. También se le impondrá una multa condicional de 80.000 euros y se le confiscará otro millón de euros.

Kennes ha defendido el acuerdo ante Euronews, afirmando que "el interés para la justicia es tener a alguien que ya no tenga interés en defenderse y que no tenga interés ni en acusar falsamente a alguien ni en decir que alguien no tiene absolutamente nada que ver, excepto quizás sus allegados".

Panzeri, por su parte, ya conoce su condena. El abogado ha explicado que "era muy posible que fuera condenado dentro de cinco, seis o tres años" y que entonces recibiera una pena similar. Pero también espera que haya "cierta benevolencia por parte del fiscal" con su mujer, Maria Dolores Colleoni, y su hija, Silvia Panzeri, sospechosas de haber estado al corriente de las acciones ilícitas.

Las autoridades belgas han solicitado a Italia su extradición, que las dos mujeres han recurrido. "Ambas tienen abogados en Italia y esperan que no sean entregadas a las autoridades belgas, pero lo más probable es que sean interrogadas en Bélgica, lo que es bastante normal", ha explicado el abogado.

"Ya han dado su aprobación, que yo sepa, para ser interrogadas con la esperanza de que no lo sean en un lugar de detención", ha dicho Kennes.