La UE baraja incluir a la Guardia Revolucionaria de Irán en su lista de organizaciones terroristas

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro  & Euronews en español
Guardia Revolucionaria de Irán
Guardia Revolucionaria de Irán   -   Derechos de autor  Vahid Salemi/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.

La Unión Europea está recibiendo cada vez más presiones políticas para que califique a la Guardia Revolucionaria de Irán de "grupo terrorista", debido a la supuesta implicación de esta fuerza paramilitar en la represión de las protestas antigubernamentales que han asolado el país desde el asesinato de Mahsa Amini.

Alemania, Francia y los Países Bajos son algunos de los Estados miembros que han planteado esta posibilidad, mientras que el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que pedía al bloque que hiciera la designación.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también ha respaldado la idea: "La reacción del régimen iraní es atroz y horrible, y están pisoteando los derechos humanos fundamentales", declaraba la semana pasada durante su asistencia al Foro Económico Mundial de Davos.

"Estamos estudiando una nueva ronda de sanciones y yo apoyaría que se incluyera a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas. He oído a varios ministros pedirlo y creo que tienen razón".

El grupo, denominado oficialmente Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, fue creado por el ayatolá Jomeini tras la revolución de 1979 para proteger el recién instaurado sistema islámico iraní de las amenazas internas y externas, en particular de los intentos extranjeros de efectuar un cambio de régimen.

Desde entonces, el CGRI ha operado con independencia del ejército regular del país, ampliando sus filas, su influencia política y su poder económico en estrecha asociación con el Líder Supremo Alí Jamenei.

El CGRI está dividido en cinco ramas: las fuerzas terrestres, una fuerza aérea, la marina, el Basij —una milicia de voluntarios que reprime la disidencia y vigila los códigos morales—, y la Fuerza Quds —un servicio secreto de inteligencia que lleva a cabo operaciones en otros países, a menudo apoyando a grupos armados—.

En total, se calcula que los Guardias tienen entre 150.000 y 230.000 soldados bajo su mando conjunto y el Consejo de Relaciones Exteriores los ha descrito como "una de las organizaciones paramilitares más poderosas de Oriente Próximo".

Estamos estudiando una nueva ronda de sanciones y yo apoyaría que se incluyera a la Guardia Revolucionaria en la lista de organizaciones terroristas
Ursula von der Leyen
Presidenta de la Comisión Europea

**Brutalidad frente al pueblo iraní

**

Desde el inicio de las protestas antigubernamentales el pasado mes de septiembre, el Líder Supremo ha confiado en el CGRI para contener el descontento popular y mantener su férreo control del poder. Los informes indican que la Guardia ha abierto fuego contra los manifestantes y ha llevado a cabo ejecuciones sumarias, entre otras tácticas brutales.

Más de 520 personas han muerto y casi 20.000 han sido detenidas en Irán en cuatro meses de disturbios, según la Agencia de Noticias de Activistas por los Derechos Humanos, con sede en Estados Unidos.

Mientras manifestantes y represores siguen enfrentándose, un coro creciente de voces, encabezadas por la diáspora iraní, exigen a la UE que incluya a la Guardia Revolucionaria en su lista oficial de terroristas, en la que actualmente figuran 13 personas y 21 entidades, como Hamás, el PKK y el brazo militar de Hezbolá.

Pero los funcionarios de la UE advierten de que la base jurídica aún no es suficientemente sólida: para añadir una nueva persona o entidad a la lista de terroristas es necesaria una decisión judicial de uno de los Estados miembros del bloque. Después, la propuesta es examinada por un grupo de trabajo y remitida a los ministros de Asuntos Exteriores para su aprobación, que requiere unanimidad.

"Hay muchas opiniones interesantes sobre la designación, pero es algo que no puede decidirse sin un tribunal, una decisión judicial", declaró el lunes Josep Borrell, responsable de política exterior de la UE.

"No se puede decir: 'Te considero terrorista porque no me gustas'. Tiene que ser cuando un tribunal de un Estado miembro emita una declaración jurídica, una condena concreta, y entonces trabajamos a nivel europeo. Pero primero tiene que ser una decisión judicial".

Un portavoz de la Comisión Europea dijo más tarde a Euronews que la Guardia Revolucionaria, como grupo o como miembros seleccionados, ya figuran en el régimen de derechos humanos del bloque y en las sanciones en respuesta a la guerra de Ucrania, a la que Irán ha contribuido suministrando aviones no tripulados kamikazes a Moscú.

No se puede decir: "Te considero terrorista porque no me gustas". Tiene que existir una condena concreta, y entonces trabajamos a nivel europeo
Josep Borrell
Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

Hasta ahora, sólo Estados Unidos, Arabia Saudí y Bahréin han calificado a la CGRI de organización terrorista, una medida que ahora estudian el Reino Unido y Australia.

Las reticencias de Bruselas se deben también al temor de que la inclusión de esta etiqueta en la lista de los Guardia Revolucionaria, que técnicamente es una agencia gubernamental, cierre definitivamente el estrecho margen para reactivar el acuerdo nuclear de 2015.

Con el debate político ganando adeptos día a día, Irán ha advertido al bloque en contra de seguir adelante con la designación, "Hemos dicho en repetidas ocasiones que la Guardia Revolucionaria es una organización formal y soberana cuyo papel es fundamental para garantizar la seguridad de Irán", dijo el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hossein Amirabdollahian, a Josep Borrell en una llamada telefónica la semana pasada.

"Los pasos dados por el Parlamento Europeo para incluir a la organización en la lista de organizaciones terroristas son, en cierto modo, un tiro en el pie de la propia Europa".