Mantener la unidad europea sobre Ucrania "no siempre es fácil", asegura Borrell

Access to the comments Comentarios
Por Efi Koutsokosta  & Jorge Liboreiro
El Alto Representante de la UE, Josep Borrell.
El Alto Representante de la UE, Josep Borrell.   -  Derechos de autor  European Union, 2023.

Forjar y mantener la unidad política entre los 27 miembros de la Unión Europea para hacer frente común contra la invasión ilegal  de Ucrania por parte de Rusia "no siempre es fácil", ha admitido Josep Borrell, responsable de política exterior del bloque.

Sus comentarios son una reflexión sobre las medidas radicales y sin precedentes que la UE ha adoptado en el último año, muchas de las cuales han implicado negociaciones prolongadas y complicadas. "No siempre es fácil, pero hasta ahora hemos conseguido" mantener la unidad, ha asegurado Borrell a Euronews este miércoles tras dirigirse al Parlamento Europeo en Estrasburgo.

"Algunos [Estados miembros] protestando, discrepando, pero al final hemos tenido la unanimidad que necesitamos", ha apuntado el político español.

Hasta ahora, la UE ha impuesto al Kremlin nueve paquetes de sanciones, que incluyen una prohibición de las importaciones de petróleo, exportaciones prohibidas por valor más de 35.000 millones de euros, la expulsión de bancos rusos clave del sistema SWIFT y una extensa lista negra con oficiales del ejército, oligarcas y propagandistas.

Ya se está trabajando en un décimo paquete de sanciones.

En su entrevista con Euronews, Borrell ha defendido la eficacia de las sanciones, y las ha descrito como un "veneno de acción lenta pero segura" que está aumentando el déficit presupuestario de Rusia y paralizando sectores industriales críticos como la fabricación de automóviles y la aviación. "Hemos hecho más de lo que se creía posible", ha asegurado Borrell.

"Luego, también tenemos la batalla diplomática con el resto del mundo, donde sí tenemos que hacer más. No digo que lo hayamos hecho mal, pero seguramente no lo hemos hecho lo suficientemente bien".

"Y la ayuda militar (a Ucrania) tiene que aumentar y acelerarse", ha seguido, sin mencionar los aviones de combate que Kíev suplica recibir de los aliados occidentales. "Eso es lo que pediría a los Estados miembros. La forma de ayudar a Ucrania es ahora y rápido", ha declarado.

Borrell ha dicho que ahora que Rusia ya ha desplegado unos 300.000 soldados -el doble de los que tenía antes de iniciar la guerra el pasado febrero- y está esperando para empezar un ataque "si el tiempo lo permite".

"Y por desgracia, me temo que vamos a ver como esa guerra va a tener otro año", ha dicho. "La situación no es fácil y por eso creo que los europeos tenemos que seguir: más de lo mismo".

Paralelamente, añadió el diplomático, la UE tiene que buscar "por todos los medios" un acuerdo de paz negociado, que se base en el respeto a la integridad territorial de Ucrania y a la Carta de la ONU.

"No son cosas contradictorias", ha dicho.

Sin embargo, ha subrayado Borrell, el destino de la guerra descansa sobre los hombros de un solo hombre: el presidente de Rusia Vladímir Putin.

"Putin ha dicho que tiene objetivos militares que cumplir y hasta que no los cumpla no parece dispuesto a parar la guerra", ha lamentado el Alto Representante.

"Fue él quien empezó la guerra y es él quien tiene que pararla".