EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Inteligencia artificial | Los eurodiputados dan luz verde a su reglamentación

Se trata de la primera legislación sobre IA del mundo.
Se trata de la primera legislación sobre IA del mundo. Derechos de autor Mark Baker/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Mark Baker/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Aida Sanchez AlonsoJorge Liboreiro
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Uno de los puntos clave del voto ha sido el uso de la Inteligencia Artificial para el reconocimiento facial.

PUBLICIDAD

Con 335 votos a favor y 235 en contra, los legisladores han sacado adelante la prohibición y han rechazado una enmienda que podría haber allanado el camino para que las autoridades policiales recurrieran a la identificación biométrica en tiempo real en casos excepcionales.

La biometría son aquellos sistemas que analizan rasgos biológicos, como rasgos faciales, estructuras oculares y huellas dactilares, para determinar la identidad de una persona, normalmente sin su consentimiento. Su posible uso por organismos gubernamentales se ha relacionado a menudo con la vigilancia masiva y los regímenes autoritarios.

Esta prohibición total forma parte de un proyecto legislativo, conocido como Ley de Inteligencia Artificial, que pretende garantizar el desarrollo de sistemas de IA centrados en el ser humano, éticamente responsables y medioambientalmente sostenibles en toda Europa.

La ley en su conjunto ha sido respaldada por 499 votos a favor, 28 en contra y 93 abstenciones durante una votación en una sesión plenaria en Estrasburgo.

El reglamento, considerado el primer intento mundial de frenar los excesos de la IA, aún debe ser negociado entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros en lo que se conoce como trílogo. Las conversaciones, que empezarán el miércoles por la tarde, se prevén intensas y muy influidas por la repentina aparición de los chatbots, una tecnología en rápida evolución que los responsables políticos aún están tratando de comprender.

Bruselas espera concluir la Ley de Inteligencia Artificial antes de finales de año.

La enmienda rechazada este miércoles había sido presentada por el Partido Popular Europeo (PPE), de centro-derecha, y habría permitido a las fuerzas de seguridad utilizar la biometría remota en directo en tres casos diferentes: la búsqueda de personas desaparecidas, la prevención de un ataque terrorista y la detección de delincuentes buscados en virtud de una orden de detención europea.

Los eurodiputados también votaron en contra de varias enmiendas presentadas por el Partido Popular Europeo que argumentaban que los riesgos planteados por la biometría en tiempo real en espacios públicos podrían, en circunstancias extraordinarias, ser "superados por los beneficios sustanciales para la sociedad, las personas y, en particular, la seguridad y la vida de los niños".

Brando Benifei, eurodiputado socialista que actúa como coponente en la Ley de AI, ha criticado al PPE por intentar "politizar" la cuestión y presentar enmiendas contrarias al compromiso alcanzado previamente en comisión. "Esta tentativa ha fracasado por completo y estoy seguro de que (esto) hará que el PPE vuelva a la mesa con una actitud más responsable", ha augurado Benifiei. "Es mejor respetar los pactos. Si no, pierdes credibilidad", ha asegurado.

Límites constantes y claros

La Ley de IA, presentada en abril de 2021 por la Comisión Europea, tiene una estructura piramidal que divide los sistemas impulsados por IA en cuatro categorías según el riesgo potencial que suponen para la sociedad: mínimo, limitado, alto e inaceptable.

En la propuesta original, la Comisión clasificaba el uso de la biometría en tiempo real por parte de las fuerzas de seguridad como de riesgo inaceptable para los ciudadanos y, por tanto, estrictamente prohibido. No obstante, el Ejecutivo incluyó tres excepciones específicas para las fuerzas del orden, de las que el PPE pareció hacerse eco en su enmienda.

Pero cuando el expediente llegó al Parlamento Europeo, los eurodiputados decidieron ampliar la lista de sistemas de IA prohibidos y suprimieron las dispensas previstas para la biometría en espacios públicos, calificando la tecnología de "intrusiva y discriminatoria".

La lista negra también incluye la categorización biométrica basada en características sensibles como el sexo y la raza; los sistemas policiales predictivos; los sistemas de reconocimiento de emociones en fuerzas de seguridad, escuelas y oficinas de trabajo; y el raspado no selectivo de imágenes obtenidas de Internet para crear bases de datos de reconocimiento facial.

"Hemos considerado seriamente los intereses de la sociedad y de nuestros ciudadanos en términos de privacidad. Y por eso hemos ido un paso más allá que la Comisión al eliminar las exclusiones para las fuerzas del orden", ha dicho Dragoș Tudorache, el otro coponente del expediente. "Pero no lo hemos hecho sin pensar en la cuestión de la seguridad".

Tudorache ha señalado que el texto de compromiso seguiría permitiendo el uso de la biometría a distancia por parte de las fuerzas del orden, pero sólo después de la comisión de un delito grave, y no en tiempo real, y bajo autorización judicial.

El posible uso de datos biométricos por parte de las fuerzas del orden es un tema controvertido desde hace tiempo, ya que muchos eurodiputados lo consideran incompatible con los valores democráticos. El debate se ha visto inevitablemente influido por los acontecimientos en China, donde el Partido Comunista ha desplegado una red masiva y sofisticada de cámaras de reconocimiento facial para vigilar a la población del país.

Roberta Metsola, presidenta del Parlamento Europeo, ha apuntado tras la votación del miércoles: "En el futuro, vamos a necesitar fronteras y límites constantes y claros para la inteligencia artificial".

"Y hay algo en lo que no transigiremos: cada vez que la tecnología avance, debe ir de la mano de nuestros derechos fundamentales y valores democráticos".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Qué es la Inteligencia Artificial y cómo planea la UE regularla?

La extrema derecha intenta tranquilizar al empresariado francés

Exclusiva: El VVD neerlandés seguirá en Renovar Europa pese a sus pactos con la extrema derecha