EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Bruselas urge a Serbia y Kosovo que reduzcan las tensiones

El presidente de Serbia, Aleksandar Vučić y el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti.
El presidente de Serbia, Aleksandar Vučić y el primer ministro de Kosovo, Albin Kurti. Derechos de autor Paul White/AP
Derechos de autor Paul White/AP
Por euronews con AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La Unión Europea ha pedido a los dirigentes de Serbia y Kosovo que sean "más razonables" y entablen conversaciones "sin condiciones previas".

PUBLICIDAD

El encuentro de crisis, que sigue en el aire, pretende abordar el recrudecimiento de las tensiones en la región. La UE y EE.UU. temen que la creciente tensión entre los dos vecinos pueda descontrolarse y desmantelar los avances logrados a principios de año en la normalización de las relaciones.

Josep Borrell, responsable de política exterior del bloque, ha enviado una invitación al presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, y al primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, para que se reúnan cara a cara en Bruselas. El encuentro estaba inicialmente previsto para esta semana.

La llamada al diálogo, sin embargo, ha sido ignorada hasta ahora, ya que ninguno de los dos líderes ha confirmado su participación. "La invitación es una oportunidad que se ofrece tanto al primer ministro Kurti como al presidente Vučić para demostrar que, después de todo, pueden ser constructivos e intentar encontrar una solución", ha explicado Peter Stano, portavoz de Borrell, este lunes al mediodía.

"No se trata de complacer a Bruselas. Se trata del futuro, del futuro europeo de la población de Kosovo y Serbia. La falta de compromiso tendrá, inevitablemente, consecuencias para los ciudadanos tanto de Kosovo como de Serbia", ha proseguido el portavoz. "Esto es responsabilidad exclusiva de los dos líderes: el presidente Vučić y el primer ministro Kurti. No es responsabilidad de nadie más", ha apuntado Stano.

Stano ha hablado de "comentarios públicos muy poco constructivos" realizados en los últimos días, una referencia apenas velada a los comentarios hechos por Vučić durante el fin de semana.

En declaraciones a los periodistas, el líder serbio ha tachado la posible reunión de "inútil" y "completamente carente de sentido" en las actuales circunstancias. "No tengo dónde ceder más, lo haría por millonésima vez, pero no tengo dónde, no tengo nada más que ceder y ya está", dijo Vučić el domingo.

"Kurti quiere la guerra a cualquier precio. Crea un ambiente de provocación y conflicto constantes", ha concluído.

Mientras tanto, Kurti ha apuntado que aún no ha decidido si asistirá a la reunión de Bruselas y que está a la espera de recibir más información sobre el estado de los tres policías kosovares detenidos en Serbia. Las detenciones, que Pristina ha descrito como un acto de secuestro, son el último capítulo de una serie de episodios que han agudizado drásticamente la hostilidad entre Serbia y Kosovo.

La primera señal de malestar se produjo a finales de abril, cuando los serbios boicotearon las elecciones en cuatro municipios del norte de Kosovo, donde son mayoría. Esto provocó una participación inferior al 3,5% y que hubiera peticiones para que se repitieran los comicios.

A pesar de ello, las autoridades kosovares permitieron a los alcaldes electos, de etnia albanesa, tomar posesión de sus cargos. La decisión provocó la indignación de los serbios étnicos y enfrentamientos con las fuerzas de paz de la OTAN, que fueron condenados enérgicamente por la comunidad internacional.

Vučić ordenó entonces el despliegue de tropas en las fronteras al máximo nivel de preparación para el combate. Días después, en medio de llamamientos a la distensión, las fuerzas serbias detuvieron a tres policías kosovares, un incidente que sigue rodeado de incertidumbre.

Belgrado afirmó que los agentes habían cruzado ilegalmente a territorio serbio portando armas, pero Pristina dijo que habían sido "secuestrados" mientras viajaban "por una carretera de Kosovo utilizada por contrabandistas serbios". Kosovo tomó represalias prohibiendo la entrada de todos los vehículos con matrícula serbia, algo que en el pasado ya ha sido fuente de fricciones fronterizas.

El giro de los acontecimientos plantea serios interrogantes sobre la viabilidad del Diálogo Belgrado-Pristina, un acuerdo auspiciado por la UE que se acordó provisionalmente en febrero con el objetivo de normalizar los lazos y resolver cuestiones que se habían enquistado, como las matrículas y la participación en organizaciones internacionales.

"El Alto Representante y también los Estados miembros esperan una actitud más razonable por parte de los socios que aspiran a entrar en la Unión Europea", ha dicho Stano el lunes, señalando la falta de pasos "significativos" para desescalar.

"Ambos están invitados y esperamos que vengan sin condiciones previas. Encontrar una solución redunda, ante todo, en interés de la población de Kosovo y Serbia".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Kósovo acusa a Serbia de "secuestrar" a sus policías y cierra su frontera a los camiones de carga

Elecciones anticipadas en Francia: ¿Cómo son y cuáles pueden ser los resultados?

Al menos seis muertos tras varios ataques entre Rusia y Ucrania con bombas planeadoras y misiles