EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Refugiados y crisis de la vivienda, la tormenta perfecta en Pa´íses Bajos

El país ha visto como se incrementaban las solicitudes de asilo.
El país ha visto como se incrementaban las solicitudes de asilo. Derechos de autor Muhammed Muheisen/Copyright 2017 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Muhammed Muheisen/Copyright 2017 The AP. All rights reserved.
Por Vincenzo Genovese
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Un incremento de las solicitudes de asilo y la cada vez más escasa vivienda asequible, dos de los causantes de la caída del Gobierno.

PUBLICIDAD

No sólo la inmigración, sino también el aumento de precio de la vivienda fueron el orígen del colapso del gobierno de Mark Rutte en Países Bajos.

Un fuerte incremento de las peticiones de asilo durante 2022 llevó a abrir algunos centros de acogida "de emergencia" por todo el país. En Euronews hemos visitado uno cercano a Ámsterdam, en la ciudad de Almere, gestionado por la Cruz Roja neerlandesa en un antiguo parque de bomberos. Acoge a 150 personas, en su mayoría hombres jóvenes.

"No había camas, así que la gente se quedaba fuera y entonces intervino la Cruz Roja. Y desde entonces, nos hemos convertido básicamente en una parte integral de la estructura del centro de asilo", ha explicado Bastiaan van Blokland, portavoz de la Cruz Roja. Su trabajo ahora lo hacen en cooperación con el gobierno. "Ahora gestionamos los refugios en coordinación con el gobierno para asegurarnos de que siempre haya una cantidad estable y permanente de camas para los refugiados", ha detallado van Blokland.

Los habitantes del centro reciben tres comidas al día y 12 euros semanales para gastos personales. Algunos hace más de un año que viven aquí mientras esperan a que se evalúe su solicitud de asilo. Pueden salir durante el día y trabajar un máximo de 12 semanas al año, pero muchos pasan el día en la sala común del centro.

La mayoría de los solicitantes de asilo son Sirios, tanto en el centro de Almere como a nivel nacional. Es el caso de Yara, que huye de la guerra civil en su país. "Mi marido y mis hijos están en Siria, y no les he visto desde hace nueve meses, es muy difícil para mí y ahora tendré que esperar otro año para verlos. Espero que no sea más de un año", ha lamentado Yara.

Quien finalmente obtiene el estatuto de refugiado tiene derecho por ley a un alojamiento privado y a la reagrupación familiar. Pero la escasez de viviendas deja a muchas personas en lista de espera y contribuye al abarrotamiento de los centros de acogida.

Para intentar evitarlo el gobierno de Países Bajos ha habilitado soluciones temporales. Una de ellas es la conversión de antiguos cruceros de lujo en centros para refugiados. Es el caso de un barco atracado cerca de Ámsterdam que alberga a cientos de personas que esperan una respuesta a su solicitud de asilo.

La falta de viviendas adecuadas ha tensionado enormenmente la situación en el país. "Hay una crisis de vivienda, simplemente no hay suficientes viviendas asequibles en este país, especialmente en las ciudades más grandes, pero básicamente en todas partes", ha asegurado el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Ámsterdam, Jeroen Doomernik. Pero los demandantes de asilo no son los únicos que reclaman apartamentos asequibles. "Hay una gran competencia entre las personas que pueden optar a una vivienda social, los nativos neerlandeses que pueden optar a una vivienda social asequible. Hay una competencia entre esas necesidades y las de los refugiados reconocidos", ha apuntado Doomernik.

Según Doomernik esta especie de "tormenta perfecta", causada también por la inflación y los problemas medioambientales que impiden construir nuevas viviendas, ha contribuido a la tensión bajo la que cayó el Gobierno, a principios de julio. Y es probable que influya en las próximas elecciones del 23 de noviembre.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los anuncios de extrema derecha que inundan las redes sociales para las elecciones europeas

Encuesta Euronews-Ipsos: Meloni sería la más votada en Italia con un 27%

El primer ministro de Francia, Gabriel Attal, repite la advertencia de Macron: "Europa puede morir"