EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

"Tinder para el trabajo": Bruselas desvela un plan para emparejar a inmigrantes con empleos en la UE ante la escasez de mano de obra

Ylva Johansson, Margaritis Schinas e Iliana Ivanova, Comisarios de la UE
Ylva Johansson, Margaritis Schinas e Iliana Ivanova, Comisarios de la UE Derechos de autor Claudio Centonze/EU/Claudio Centonze
Derechos de autor Claudio Centonze/EU/Claudio Centonze
Por Mared Gwyn Jones
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para una nueva plataforma que ponga en contacto a los inmigrantes con ofertas de trabajo en todo el bloque, mientras aumenta la preocupación por un mercado laboral de la UE cada vez más restringido.

PUBLICIDAD

Descrito por Ylva Johansson, comisaria europea de Interior, como un "Tinder para el trabajo", el nuevo Fondo de Talentos de la UE va a poner en contacto a los inmigrantes que buscan trabajo con vacantes que se ajusten a sus capacidades y cualificaciones. el objetivo de Bruselas es paliar la grave escasez de mano de obra en el mercado laboral de la UE.

La participación en esta reserva de talentos es voluntaria para los Estados miembros, pero Bruselas espera que incentivos como la financiación de la formación profesional y la mejora de las cualificaciones animen a las capitales a optar por ella.

La plataforma se basará en la ya existente EURES, que pone en contacto a trabajadores europeos con ofertas de empleo en otros países de la UE. "Esta reserva de talento no trata de cuestionar la competencia nacional para decidir sobre las cuotas de migración laboral. Se trata de facilitar la contratación de las cualificaciones adecuadas, de la forma más fácil y rápida posible", ha explicado Johansson. Muchos Estados miembros habían pedido a Bruselas que ayudara a coordinar las necesidades de las empresas con las cualificaciones de los migrantes, ha asegurado la comisaria.

A medida que se jubila la generación del "baby boom" y disminuye la población activa, muchos sectores del bloque se enfrentan a una creciente escasez de mano de obra cualificada, siendo la construcción, la sanidad y las tecnologías de la información los más afectados, según la Comisión Europea.

El cambio demográfic ha provocado que el bloque necesite siete millones más de trabajadores en el mercado laboral para finales de siglo. El ejecutivo de la UE ya ha dado la voz de alarma sobre las posibles consecuencias económicas de la alteración prevista del mercado laboral, advirtiendo de la inmensa presión sobre los presupuestos públicos, las pensiones y el sistema sanitario.

La mano de obra nacional "no es suficiente"

"No debemos olvidar el potencial sin explotar de la mano de obra nacional de la UE, pero no es suficiente", ha lamentado Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea.

"Realmente vamos a necesitar más  migración laboral", ha añadido Johansson, explicando que sin los 10 millones de nacionales de terceros países que trabajan en la UE, y que representan aproximadamente el 5% de su mano de obra, la economía del bloque básicamente "se detendría".

Johansson, responsable del Ejecutivo comunitario para las políticas de inmigración, ha apuntado también que el Fondo de Talentos podría contribuir a disuadir a los inmigrantes de embarcarse en peligrosos viajes hacia el bloque a través de rutas facilitadas por contrabandistas y reducir así el número de llegadas irregulares.

"Estamos dando un paso adelante para tratar de prevenir las llegadas irregulares, para tratar de prevenir las muertes en el Mediterráneo y el Atlántico. Pero para hacerlo con eficacia, también tenemos que proporcionar vías legales", ha asegurado.

Pero mientras en Bruselas se considera que la migración laboral es una de las soluciones clave para acabar con las llegadas irregulares y llenar los vacíos del mercado de trabajo, algunos gobiernos de la UE adoptan una postura diferente.

Gobiernos de todos los colores políticos, como los de Francia, Italia, Hungría y Polonia, están experimentando con políticas pronatalistas para impulsar la natalidad y compensar la escasez de mano de obra. Un planteamiento que es reforzado, principalmente, por los gobiernos de extrema derecha.

El primer ministro de hungría, Viktor Orbán, y la primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, han introducido incentivos como exenciones fiscales y pagos para invertir el rápido descenso de la población de sus países.

Pero Schinas ha advertido ante el peligro de caer en las "soluciones milagrosas" propuestas por demagogos y populistas. "Ya estamos acostumbrados a la toxicidad que algunas fuerzas políticas quieren introducir en el debate público sobre la inmigración. Prometen que la solución mágica es cerrar las fronteras, volver al nacionalismo, rechazar todo tipo de negociaciones con los vecinos, con Bruselas", ha dicho.

"Nosotros no tomamos este camino [...] Y seguiremos oponiéndonos a este discurso populista", ha añadido.

Una carrera mundial por el talento

Schinas ha presentado el plan como una "herramienta de política exterior", además de una herramienta de política social, ya que su objetivo es aumentar la competitividad industrial de Europa en la escena mundial. El contiente se encuentra ante una creciente demanda de las cualificaciones necesarias para descarbonizar y digitalizar partes de la economía.

"Europa participa en una carrera mundial por el talento. Del mismo modo que luchamos en una carrera mundial por las materias primas y la energía, también lo hacemos por el talento frente a competidores muy poderosos que disponen de vías directas para los nacionales de terceros países: Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia", ha explicado.

La plataforma está diseñada para hacer frente a la escasez tanto en sectores de baja, media y alta cualificación, con especial énfasis en los sectores estratégicos "vinculados a la transición ecológica y digital".

El bloque también ha pedido a los Estados miembros que simplifiquen sus procesos de reconocimiento de competencias y cualificaciones extranjeras, alegando que la burocracia disuade a los trabajadores cualificados de inmigrar, un fenómeno denominado "desperdicio de cerebros".

PUBLICIDAD

El racismo es también una mancha en la reputación del bloque en el mundo y corre el riesgo de impedir que trabajadores cualificados de terceros países soliciten empleo, según Johansson.

"También tenemos que luchar contra el racismo, porque también es un obstáculo para que personas cualificadas decidan venir a la Unión Europea", ha dicho Johansson.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Bruselas alerta el rápido envejecimiento de la población de la UE y cree que la migración puede ser la solución

¿Alemania, Francia y Portugal seguirán los pasos de España respecto al reconocimiento de Palestina?

El primer ministro irlandés: "Reconocer el Estado palestino es el único camino hacia la paz"