La UE debe mantenerse "firme" con Taiwán para aliviar las tensiones con China, afirma el enviado de Taipei

Taiwán celebró elecciones presidenciales y legislativas bajo la atenta mirada de Pekín, Washington y Bruselas.
Taiwán celebró elecciones presidenciales y legislativas bajo la atenta mirada de Pekín, Washington y Bruselas. Derechos de autor Louise Delmotte/Copyright 2024 The AP. All rights reserved
Por Stefan GrobeJorge Liboreiro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

La Unión Europea debe mantenerse "firme" con Taiwán para hacer frente al comportamiento "intimidatorio y coercitivo" de China, ha afirmado el representante de Taipéi ante el bloque.

PUBLICIDAD

"En los próximos cuatro años, será aún más crítico no sólo mejorar las relaciones bilaterales, sino también decirle a Pekín que tiene que respetar el orden internacional [y] respetar el resultado del proceso democrático de Taiwán", ha asegurado Lee Roy Chun a Euronews este lunes, tras las elecciones presidenciales y legislativas celebradas este fin de semana en la isla asiática.

"La conciliación sólo anima a Pekín a escalar la situación", ha apuntado Lee.

Los comicios, muy seguidos, han dado como ganador al hasta ahora vicepresidente Lai Ching-te, del Partido Democrático Progresista (PDP), de centro-izquierda, con más del 40% de los votos, mientras que el conservador Kuomintang obtuvo la mayoría de escaños en el Yuan Legislativo. Es la primera vez que ningún partido obtiene la mayoría absoluta.

La contienda entre el DPP y el Kuomintang se centró, entre otros temas, en la coexistencia entre la isla y el continente. El Kuomintang se ha opuesto tradicionalmente a los llamamientos a la independencia y defiende estrechar los lazos con Pekín bajo el llamado principio de "una sola China". Por el contrario, el DPP cuestiona la validez de este principio y aboga por una identidad taiwanesa diferenciada. Sin embargo, el partido sostiene que no es necesaria una declaración formal, ya que la isla es una nación independiente de facto.

La victoria de Lai fue inmediatamente condenada por Pekín, que considera Taiwán parte integrante de China y la reunificación una "inevitabilidad histórica", y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China criticó a los países que habían felicitado a Lai por interferir en "asuntos internos".

Bruselas, mientras tanto, se ha centrado en su posición oficial. "Esperamos seguir desarrollando nuestras relaciones con Taiwán y apoyando los valores compartidos que sustentan este sistema de gobierno", ha asegurado el lunes un portavoz de la Comisión Europea, que ha mencionado los derechos humanos, el comercio, la conectividad, el empleo y la lucha contra la desinformación como áreas de cooperación.

Con el PDP en la presidencia, se espera que Taipéi mantenga la política exterior iniciada por Tsai Ing-wen, la presidenta en funciones que se esforzó por estrechar las relaciones con las democracias occidentales a pesar de las repetidas advertencias de Pekín. Bajo los ocho años de gobierno de Tsai, Taiwán ha recibido un flujo regular de visitas de representantes internacionales, incluido el primer viaje oficial de una delegación del Parlamento Europeo.

Los eurodiputados se han manifestado cada vez más a favor de Taiwán, ya que las relaciones entre la UE y China siguen estancadas desde el inicio de la pandemia de COVID-19, cuyos orígenes Pekín ha ocultado de una investigación en profundidad. La decisión de China en marzo de 2021 de sancionar a ocho legisladores europeos enfureció al hemiciclo, al igual que la reticencia a denunciar la invasión a gran escala de Ucrania por parte de Rusia.

El Parlamento aprobó el año pasado una resolución no vinculante en la que pedía unos lazos más estrechos entre la UE y Taiwán, cooperación contra la coerción económica y el inicio de negociaciones para un acuerdo bilateral de inversiones, petición que la Comisión ha ignorado.

Aunque algunos Estados miembros, como Lituania, Estonia y la República Checa, se han acercado abiertamente a Taipei, las relaciones con Taiwán siguen siendo un tema espinoso en Europa, ya que "todavía existe cierto nerviosismo por ofender a China", afirma Mareike Ohlberg, investigadora del German Marshall Fund. A día de hoy, el único país europeo que reconoce a Taiwán como nación soberana es la Ciudad del Vaticano.

"Varios gobiernos europeos han comentado el éxito de las elecciones. Pero en algunos casos, se podía ver que el presidente electo, Lai Ching-te, no era mencionado por su nombre", ha detallado Ohlberg a Euronews.

El aumento de las visitas oficiales observado en los últimos años es "en gran parte" un intento de compensar la falta de garantías de seguridad que la UE no puede -o no quiere- ofrecer a Taipei, ha ñadido Ohlberg. En cambio, lo que el bloque puede hacer es "señalar al gobierno chino que Europa tiene un gran interés en la estabilidad" del estrecho de Taiwán, una ruta esencial para el comercio internacional y el suministro de semiconductores.

Lee también ve esta convergencia de puntos de vista en todo el bloque en defensa de la democracia de Taiwán y la necesidad de preservar la paz en la región a toda costa.

"El firme apoyo y consenso de la UE sobre el mantenimiento del statu quo cobra aún más importancia porque esperamos que China se vuelva aún más intimidatoria y coercitiva en los próximos meses, si no años, hacia Taiwán", ha declarado el enviado, citando la reciente decisión de Nauru de cortar los lazos diplomáticos con Taiwán en favor de China.

"Esto es sólo el principio de una serie de intimidaciones", ha proseguido Lee.

"El problema es que China nunca escucha al pueblo de Taiwán. No estudian realmente las implicaciones del resultado del proceso democrático. Siempre intentan hacer las cosas unilateralmente, desde su propia perspectiva", ha lamentado Lee.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

China aumenta la vigilancia en Taiwán tras la muerte de dos pescadores

Lai Ching-te, candidato del partido gobernante, gana las elecciones de Taiwán

'Euronews' a pleno rendimiento en unas elecciones europeas que marcarán una época