EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

El jefe de la UNRWA, Philippe Lazzarini, no dimitirá y espera que la UE mantenga la financiación

Visita de Philippe Lazzarini, Comisario General del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), a la Comisión Europea
Visita de Philippe Lazzarini, Comisario General del Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS), a la Comisión Europea Derechos de autor Claudio Centonze/EU/Claudio Centonze
Derechos de autor Claudio Centonze/EU/Claudio Centonze
Por Mared Gwyn JonesIsabel Marques da Silva
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El jefe de la UNRWA, Philippe Lazzarini, dijo este lunes que no tenía intención de dimitir y que esperaba que la UE siguiera financiando su agencia, tras las acusaciones de que miembros de su personal participaron en el ataque de Hamás contra Israel.

PUBLICIDAD

"No, no tengo intención de dimitir", declaró Lazzarini, quien dirige la agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos, a la prensa en Bruselas tras una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE.

Miembros del gobierno israelí presidido por Benjamin Netanyahu han pedido a Lazzarini que dimita después de que salieran a la luz graves acusaciones contra sus colaboradores.

"Tenemos un Gobierno que pide (mi) dimisión. Puede que haya otras voces, pero no he oído a ningún otro Gobierno", explicó Lazzarini.

El mes pasado, Tel Aviv afirmó que 12 miembros del personal de UNRWA estaban implicados en los ataques del 7 de octubre lanzados por Hamás contra Israel, que mataron a más de 1.200 israelíes y desencadenaron una guerra en Gaza que se ha cobrado la vida de más de 26.000 palestinos.

La grave acusación, revelada por Israel el mismo día en que el máximo tribunal de la ONU le ordenó impedir el genocidio en Gaza, hizo temer una posible infiltración de Hamás, designada organización terrorista por la UE, en la agencia de la ONU, financiada por Occidente.

Lazzarini sugirió, sin embargo, que Israel aún no había aportado pruebas que corroboraran sus acusaciones.

Nuevas acusaciones contra la agencia de la ONU

Durante el fin de semana, las Fuerzas de Defensa israelíes también afirmaron que habían descubierto un centro de datos y comunicaciones de Hamás en un túnel situado justo debajo de la sede de la UNRWA en Gaza. Lazzarini ha dicho desde entonces que no tenía conocimiento del túnel.

Tras las conversaciones mantenidas con representantes de la Comisión Europea, Lazzarini afirmó que existía un "compromiso mutuo" para abordar las preocupaciones que llevaron al ejecutivo de la UE a poner en marcha una revisión de su financiación a la UNRWA.

Conversaciones "constructivas"

Aunque la Comisión garantizó que su ayuda humanitaria continuaría "intacta" tras las acusaciones, sugirió que su donación de 82 millones de euros en ayuda al desarrollo, prevista para finales de febrero, estaría condicionada a que la UNRWA auditara sus procedimientos de contratación, reforzara sus mecanismos de supervisión interna e investigara a sus 30.000 empleados.

Lazzarini dijo que sus conversaciones con los Comisarios sobre este asunto habían sido "muy constructivas".

Josep Borrell, responsable de política exterior del bloque, sugirió con firmeza que el dinero de la UE fluiría según lo previsto, dado que la UNRWA había puesto en marcha la investigación que el bloque había solicitado.

"La Comisión nunca ha pedido que la investigación termine, sino que se ponga en marcha", dijo Borrell. "Somos lo suficientemente inteligentes como para entender que esto no se puede terminar en 20 días".

La revisión independiente del OOPS está dirigida por la ex ministra francesa de Asuntos Exteriores Catherine Colonna. Se espera un informe provisional para finales de marzo.

La desfinanciación de la UNRWA "afectará a los europeos"

Varios países han suspendido los pagos a la UNRWA tras el escándalo. Entre ellos se encuentran Australia, Austria, Canadá, Alemania, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Estados Unidos, en un golpe devastador para la agencia, que depende de los donantes.

Lazzarini dijo que si los Gobiernos mantienen sus decisiones, la UNRWA perderá 450 millones de dólares (418 millones de euros) sólo este año. Dijo que estaba en contacto con "una serie de países" para evaluar sus expectativas para permitir la liberación de estos fondos.

PUBLICIDAD

Sin ninguna congelación en la financiación, el flujo de caja de la agencia habría estado asegurado hasta julio, señaló Lazzarini, pero las suspensiones anunciadas significaban que sería negativo a partir de marzo.

Un desafiante Borrell dijo que tales decisiones equivalían a un "castigo colectivo" más que a una "responsabilidad individual".

"Interrumpir el apoyo a la UNRWA significaría la interrupción de servicios vitales para millones de personas necesitadas, y una mayor catástrofe humanitaria en Gaza, que hay que evitar", dijo Borrell a los periodistas.

"No sólo porque es un imperativo humanitario. Sino también porque tendría repercusiones peligrosas en la estabilidad regional y afectaría también a los europeos."
Josep Borrell

Aunque siete Estados miembros han suspendido la financiación, otros países, como España, Bélgica e Irlanda, han respaldado firmemente el papel de la agencia en los Territorios Palestinos y en la región en general, y algunos incluso han pedido a la Comisión que aumente su ayuda financiera.

PUBLICIDAD

En sus declaraciones del lunes, Borrell criticó al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, por sus intentos de "cancelar" el trabajo de la UNRWA. Aseguró que sólo cuando se haya otorgado la condición de Estado a los palestinos se podrá interrumpir legítimamente el trabajo de la agencia, afirmando que su existencia 75 años después de su fundación era en sí misma "deplorable".

El domingo, un comité del Parlamento israelí, la Knesset, aprobó un proyecto de ley para poner fin a las operaciones de la UNRWA en Jerusalén, y se votará preliminarmente el miércoles.

La situación en Rafah es "extraordinariamente difícil

Lazzarini también denunció la situación en la ciudad de Rafah, al sur de Gaza, que según Israel es el último bastión de Hamás y donde durante la noche las fuerzas israelíes lanzaron una ofensiva militar. Se calcula que alrededor de 1,4 millones de palestinos se encuentran en la zona tras huir de otras partes de Gaza.

Israel les ha ordenado que evacúen, pero Borrell explicó su incredulidad ante la exigencia, dado que no pueden huir hacia el sur más allá de la frontera egipcia.

PUBLICIDAD

"¿Adónde van a evacuar? ¿A la luna? ¿Adónde van a evacuar a esta gente?", se preguntó.

Lazzarini explicó que las agencias de la ONU no pueden operar con la protección mínima requerida porque la Policía local "puede que ya no funcione, ya que muchos de ellos han sido asesinados" y muchos agentes son reacios a ayudar porque los convoyes de ayuda habían sido blanco de "cientos de jóvenes".

"Los próximos días nos dirán si sí o si no, podremos seguir operando en un entorno extraordinario y desafiante", explicó

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La UE seguirá financiando la UNRWA mientras investiga la presunta implicación de algunos empleados en los ataques de Hamás

La UE revisará la financiación de la UNRWA aunque España dice que seguirá ayudando

Más países se unen a EE.UU. y suspenden la financiación de la agencia de la ONU para los palestinos