This content is not available in your region

El proyecto de la UE para crear las 'fábricas del futuro'

Por Paul Hackett
euronews_icons_loading
El proyecto de la UE para crear las 'fábricas del futuro'
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Business Planet analiza el proyecto de la UE que ayuda a las empresas a transformarse y adoptar la tecnología ecológica y digital.

La transformación ecológica y digital estaba redefiniendo la industria mucho antes de que apareciera la COVID-19. Lo que ha hecho la pandemia es acelerar drásticamente el proceso. La crisis también ha demostrado que las empresas pueden moverse con increíble rapidez cuando se les presiona, especialmente, cuando se trata de adoptar nuevas tecnologías. Una vez que se terminen los confinamientos y la economía empiece a recuperarse, esa capacidad de adaptación será de vital importancia. Y, es probable, que decida los ganadores y los perdedores en el mundo pospandémico.

Por ello, ayudar a las empresas a superar esta transformación tecnológica se ha convertido en un asunto de máxima prioridad para la UE y es un elemento central de su última estrategia industrial. El Centro Europeo de Apoyo a la Fabricación Avanzada (ADMA) es uno de los elementos de esta iniciativa. Su objetivo es orientar a las empresas para que puedan participar en el cambio tecnológico y convertirse en lo que se conoce como 'fábricas del futuro'.

Para saber más sobre el proyecto ADMA, Business Planet habló con Merete Nørby, consultora sénior internacional en la Academia de Fabricación de Dinamarca (MADE).

¿Qué es exactamente el Centro Europeo de Apoyo a la Fabricación Avanzada (ADMA)?,

"El Centro Europeo de Apoyo a la Fabricación Avanzada (ADMA) es una iniciativa de la Unión Europea, cuyo objetivo es ayudar a las pequeñas y medianas empresas, las llamadas pymes, a convertirse en ‘fábricas del futuro’. Nos dirigimos a las pymes que son conscientes de que tienen retos. Son pymes que saben que deben hacer algo y que ya han dado algún tipo de paso para actuar y resolver esos retos que se les presentan".

La transformación ecológica y digital es ahora una gran prioridad para muchas empresas. ¿Por qué?

"La fabricación avanzada existe desde hace años. Contar con la tecnología como solución no es nuevo en absoluto. Pero ahora, con las tecnologías digitales, tienes la oportunidad de vincular las diferentes áreas de la producción y asegurarte de que recoges los datos y luego los utilizas para que no sean áreas independientes, para que formen un único sistema. En mi opinión, lo ecológico se relaciona muy bien con esto porque hace unos 20 o 25 años, ya decíamos que teníamos que hacer algo. La sostenibilidad no es una palabra nueva pero siempre se argumentaba que no podíamos permitírnoslo. Decíamos: ‘es demasiado caro’. Ahora tenemos tecnologías que realmente nos ayudan. Así que, ser ecológico va de la mano de los objetivos de eficiencia. Ser ecológico no solamente es moderno sino que, también es, adoptar una postura muy rentable".

¿Cuáles son las oportunidades para las empresas que estén dispuestas a adoptar, con éxito, esta transformación ecológica y digital?

"Hay muchas oportunidades. Hay muchos programas que quieren asistir y ayudar. Tanto las iniciativas de la UE como las nacionales, están pidiendo a las empresas que presenten sus solicitudes. Así que, en mi opinión, las empresas deberían dar un paso adelante, analizar su propia estrategia, asegurarse de que saben de dónde vienen, a dónde quieren ir y, luego, unirse a una plataforma, unirse a un grupo, formar parte de una propuesta. Porque, cuando conoces otras empresas que quieren ser digitales y ecológicas, supone un desafío para tus propias ideas y, realmente, puedes mejorar. Así que... ¡únete a ellas!".