This content is not available in your region

Alemania prohíbe a Facebook el manejo de datos de WhatsApp por cuestiones de privacidad

Access to the comments Comentarios
Por Philip Andrew Churm  con AFP
Esta foto de archivo del viernes 10 de marzo de 2017 muestra la app de comunicaciones WhatsApp en un smartphone, en Nueva York.
Esta foto de archivo del viernes 10 de marzo de 2017 muestra la app de comunicaciones WhatsApp en un smartphone, en Nueva York.   -   Derechos de autor  AP Photo/Patrick Sison, archivo

El principal regulador alemán de protección de datos de Facebook ha prohibido a la red social utilizar los datos de los usuarios de WhatsApp.

La medida se produce tras la polémica suscitada por las últimas condiciones de privacidad de la aplicación de mensajería, que la autoridad considera ilegales.

En concreto, tras las discusiones de emergencia que tuvieron lugar en Hamburgo después de que WhatsApp pidiera a los usuarios que aceptaran las nuevas condiciones o dejaran de utilizarla.

Casi 60 millones de usuarios utilizan WhatsApp en Alemania.

Johannes Caspar, jefe de la Autoridad de Protección de Datos de Hamburgo, dijo: "Esta orden pretende garantizar los derechos y libertades de los muchos millones de usuarios que dan su consentimiento a las condiciones de uso en toda Alemania.

"Mi objetivo es evitar las desventajas y los daños asociados a este procedimiento de caja negra".

El regulador sugirió que la decisión no sólo tenía que ver con la protección de la privacidad de los usuarios, sino también con evitar el uso de datos "para influir en las decisiones de los votantes para manipular las opciones democráticas", citando las próximas elecciones parlamentarias del 26 de septiembre en Alemania,

El regulador presentará ahora el caso ante el Comité Europeo de Protección de Datos, el organismo encargado de hacer cumplir las normas en toda la UE.

"Sin fundamento"

WhatsApp, propiedad de Facebook, acusó a la autoridad de protección de datos de Hamburgo de haber malinterpretado el propósito de la actualización y dijo que no había ninguna base legítima para la prohibición.

La aplicación de mensajería defendió las últimas condiciones de privacidad, afirmando que no afectarán a la confidencialidad de los mensajes intercambiados con amigos y familiares, sino que su objetivo principal es ayudar a las empresas a comunicarse mejor con sus clientes a través de la plataforma, sobre todo para permitirles vender sus productos directamente en ella.

Un portavoz de WhatsApp dijo: "Como las afirmaciones de la DPA de Hamburgo son erróneas, la orden no afectará al despliegue continuado de la actualización. Seguimos plenamente comprometidos con la entrega de comunicaciones seguras y privadas para todos."

La acción regulatoria ha abierto un nuevo frente en Alemania sobre las políticas de privacidad de Facebook, con su regulador nacional antimonopolio librando una batalla legal sobre las prácticas de datos que, según dice, equivalen a un abuso de dominio del mercado.

Desde 2018, la privacidad en línea en Europa está sujeta al Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). En virtud de esta normativa, Irlanda supervisa a Facebook porque la sede europea de la empresa está allí.