This content is not available in your region

El Salvador, primer país en convertir Bitcoin en moneda de curso legal ¿Qué siginifica?

El presidente salvadoreño Nayib Bukele durante su discurso a la Nación en el Congreso, a principios de mes.
El presidente salvadoreño Nayib Bukele durante su discurso a la Nación en el Congreso, a principios de mes.   -   Derechos de autor  Salvador Melendez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Los diputados de El Salvador han votado a favor de que el Bitcoin sea de curso legal, una primicia mundial para la criptomoneda.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, celebró la votación y dijo en Twitter que se había hecho historia.

El Congreso del país votó 62-22 a favor de la propuesta, que se aplicará en un plazo de 90 días.

Bukele anunció el plan de adoptar el Bitcoin como moneda oficial en un mensaje grabado que se reprodujo en la Conferencia Bitcoin 2021 celebrada en Miami la semana pasada.

El presidente de 39 años, que ha mantenido unos índices de aprobación por encima del 90% y ha hecho de Twitter su medio de comunicación preferido, caracterizó su propuesta como una idea que podría ayudar a El Salvador a avanzar.

"En el corto plazo esto generará empleos y ayudará a dar inclusión financiera a miles de personas que están fuera de la economía formal y en el mediano y largo plazo esperamos que esta pequeña decisión pueda ayudarnos a empujar a la humanidad al menos un poquito en la dirección correcta", dijo.

El presidente de El Salvador celebró el resultado en Twitter.

Antes de la votación, el dólar estadounidense era la única moneda oficial de El Salvador. Alrededor de una cuarta parte de los ciudadanos de El Salvador viven en Estados Unidos y el año pasado, a pesar de la pandemia, enviaron a casa más de 6.000 millones de dólares (4.900 millones de euros) en remesas.

¿Qué cambia el voto?

En resumen: mucho.

El artículo siete de la ley recién aprobada obliga a todos los comercios y otros "agentes económicos" de El Salvador a aceptar Bitcoin como pago de bienes y servicios, aunque los que no tengan acceso a la tecnología necesaria estarán exentos.

El país centroamericano también permitirá que los precios se expresen en Bitcoin y los ciudadanos podrán pagar sus impuestos utilizando la criptodivisa.

En una medida que puede despertar el interés de los inversores internacionales, los intercambios realizados con Bitcoin estarán exentos del impuesto sobre las ganancias de capital.

La ley también compromete al gobierno de El Salvador a proporcionar las soluciones tecnológicas y la educación necesaria para que los ciudadanos del país puedan utilizar Bitcoin en su vida cotidiana.

¿Por qué hacer esto?

Como se señala en la nueva ley, el 70% de la población de El Salvador no tiene cuenta bancaria y trabaja en la economía informal.

La economía del país depende en gran medida de las remesas enviadas por una gran diáspora extranjera, basada principalmente en Estados Unidos.

Bukele ha señalado que el Bitcoin podría ser "la forma más rápida de transferir 6.000 millones de dólares al año en remesas".

Dijo que una gran parte de esas transferencias de dinero se perdía actualmente en manos de intermediarios y que con Bitcoin podrían beneficiarse más de un millón de familias de bajos ingresos.

Aprovechando su gran popularidad y el dominio de su partido en las elecciones del 28 de febrero, Bukele ha concentrado el poder.

La supermayoría de su partido en el Congreso destituyó a los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo el 1 de mayo. A continuación, sustituyeron al fiscal general.

Habían criticado algunas de las medidas más drásticas de Bukele durante la pandemia, como la orden de permanencia obligatoria en el hogar y los centros de contención donde se detenía a quienes eran sorprendidos violando las reglas.

El poder de Bukele ha levantado banderas rojas

Si bien goza de una relación positiva con el ex presidente estadounidense Donald Trump, Bukele ha tenido una relación mucho más tensa con la administración del presidente Joe Biden.

El mes pasado, el enviado especial de la Casa Blanca para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, dijo durante una visita a El Salvador que al gobierno estadounidense le gustaría que El Salvador revirtiera las medidas contra el tribunal y el fiscal general. Bukele dijo que eso no ocurriría.

En un claro desplante el presidente no recibió al enviado de Biden en ningún momento de su visita.

La concentración de poder de Bukele, los ataques a los críticos y el abierto desprecio por los controles de su poder han suscitado preocupaciones sobre la situación de El Salvador.

Sin embargo, Bukele cuenta con una amplia base de apoyo, en parte debido al absoluto fracaso de los partidos tradicionales del país que han gobernado durante los últimos 30 años en mejorar la vida de la población y a su capacidad para proporcionar beneficios a corto plazo.

Bukele ha sido elogiado por haber obtenido agresivamente las vacunas COVID-19 y por dirigir un programa de vacunación eficiente mucho más exitoso que el de los vecinos de El Salvador.