This content is not available in your region

El Ibex cede tras dato de inflación EEUU, expectante ante discurso de Powell

Analysis-As Fed taper looms, global central banks eye their own exits from stimulus
Analysis-As Fed taper looms, global central banks eye their own exits from stimulus   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

13 jul – La bolsa española cerró a la baja el martes, con la pérdida de casi todas las ganancias de dos sesiones consecutivas al alza, tras cifras de la inflación de Estados Unidos superiores a lo previsto, lo que aumentó la inquietud generada por el avance de la variante Delta del coronavirus por todo el mundo.

La comparativa con junio de 2020 arrojó un aumento del 5,4% en el IPC de Estados Unidos, el mayor en casi 13 años y superior a la previsión de 4,9%, mientras que con respecto a mayo el aumento fue del 0,9%, casi el doble de lo esperado. La lectura del IPC subyacente también superó expectativas con un alza interanual del 4,5% en junio, el mayor en casi 20 años.

Así y con todo, las cifras no bastan para concluir que el aceleramiento de la inflación no es transitorio, como defienden los bancos centrales de las principales economías mundiales.

“Las principales cifras del IPC tienen un efecto de ‘shock’, sin duda”, dijo Jamie Cox, socio gerente de Harris Financial Group en Richmond.

“Sin embargo, una vez que te das cuenta de que un tercio del aumento son los precios de los coches usados, el panorama transitorio se vuelve más claro”, agregó. “La inflación está aumentando, pero las cosas se comportan bien y no han cambiado materialmente”.

Previamente, Francois Savary, de la gestora de patrimonio suiza Prime Partners, advirtió que el de junio sería uno de los últimos datos fuertes por el conocido como “efecto base” (una variación brusca en la inflación durante un periodo de tiempo limitado), señalando que “a partir de ahí deberíamos tener la confirmación de que la inflación será transitoria”.

Tras la publicación del dato, la cita más importante de la semana serán las comparecencias del miércoles y el jueves del presidente de la Reserva Federal en la que se buscarán nuevas pistas sobre posibles reducciones en su programa de compras de activos.

Así las cosas, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída de 121,90 puntos el martes, un 1,38%, hasta 8.694,80 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 no registró cambios.

Pese a el buen desempeño de sus pares estadounidenses en el segundo trimestre, con JPMorgan y Goldman Sachs superando previsiones, el sector bancario cerró en rojo: Santander perdió un 1,77%, BBVA retrocedió un 2,09%, Caixabank cedió un 2,45%, Bankinter se dejó un 1,50% y Sabadell cayó al fondo de la tabla con un retroceso del 4,48%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica retrocedió un 0,57%, Inditex cedió un 1,48%, Iberdrola se dejó un 0,24%, Cellnex cayó un 0,72% y la petrolera Repsol perdió un 1,85%.

Entre los pocos que subieron destacó Naturgy con un alza del 0,77%, a menos de un mes para que se cumpla el plazo para que el Gobierno español se pronuncie sobre la opa parcial del fondo australiano IFM.