This content is not available in your region

La UE presenta un plan para aumentar la cuota de las energías renovables al 40% en 2030

EU unveils plan to increase renewables share in energy mix to 40% by 2030
EU unveils plan to increase renewables share in energy mix to 40% by 2030   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Nina Chestney

LONDRES, 14 jul – La Unión Europea debe aumentar la cantidad de energía renovable que utiliza y reducir el consumo de energía para 2030, según las propuestas que la Comisión Europea publicó el miércoles para contribuir a cumplir un objetivo más ambicioso de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Como parte de un paquete de iniciativas climáticas, la Comisión propuso una revisión de las normas de la UE sobre energías renovables, que deciden la rapidez con la que el bloque debe aumentar el uso de fuentes como la eólica, la solar y la energía de biomasa.

El objetivo es aplicar objetivos jurídicamente vinculantes para reducir las emisiones netas de la UE en un 55% para 2030, a partir de los niveles de 1990, y eliminarlas para 2050.

Para contribuir a cumplir el objetivo de 2050, la Comisión ha fijado un objetivo provisional más ambicioso para que la UE aumente la cuota de energía renovable hasta el 40% del consumo final en 2030, frente al 20% de 2019.

Este objetivo sustituye al anterior (un 32% de energías renovables para 2030), que, según las estimaciones de la Comisión, el bloque estaba en vías de cumplir.

La Comisión propuso también endurecer las normas que determinan si la energía procedente de la combustión de madera puede clasificarse como renovable y contar para los objetivos ecológicos.

El órgano ejecutivo de la UE exige que las centrales eléctricas y térmicas de biomasa con una capacidad igual o superior a 5 megavatios (MW) cumplan los criterios de sostenibilidad y ofrezcan una reducción sustancial de las emisiones en comparación con la quema de combustibles fósiles.

Las centrales de biomasa con una capacidad inferior a 20 MW están actualmente exentas de esos requisitos.

EFICIENCIAENERGÉTICA

El paquete de políticas, denominado “Fit for 55″ (Listos para el 55), también incluye cambios en la fiscalidad de los combustibles y reformas del mercado del carbono de la UE. Todo ello debe ser negociado por los países de la UE y el Parlamento Europeo, proceso que puede durar unos dos años

También tiene como objetivo el ahorro de energía, fijando una meta para que los países de la UE reduzcan colectivamente el consumo de energía en un 9% para 2030, en comparación con el uso de energía previsto para esa fecha con los planes actuales.

Para alcanzar este objetivo, los países deberán adoptar medidas para reducir su consumo final de energía en un 1,5% cada año entre 2024 y 2030, lo que supone casi duplicar el requisito actual del 0,8%.

Para alcanzar este objetivo, los países tendrán que adoptar medidas para reducir su consumo final de energía en un 1,5% cada año entre 2024 y 2030, lo que supone casi duplicar el requisito actual del 0,8%.

Esto podría hacerse aislando los edificios o instalando sistemas de calefacción y refrigeración más eficientes desde el punto de vista energético.

En Europa solo se renueva el 1% de los edificios para ahorrar energía cada año. Bruselas espera que los países utilicen el fondo de recuperación económica COVID-19, dotado con 800.000 millones de euros, para poner en marcha una oleada de renovaciones ecológicas que impulsen el empleo en el sector de la construcción.

La Comisión dijo que todos los ingresos procedentes de las subastas de permisos de emisión de carbono en el marco del régimen de comercio de derechos de emisiones de CO2 de la UE y de las subastas nacionales de CO2 tendrán que destinarse a inversiones verdes, incluidas las inversiones en medidas de eficiencia energética y energías renovables.

La Comisión también propuso que los países renueven cada año el 3% de los edificios de los organismos públicos para transformarlos en “edificios de consumo de energía casi nulo”.

Esto abarca a hospitales, edificios estatales, escuelas y viviendas sociales, y supondría la renovación de más de 700.000 edificios al año, según las estimaciones del sector.

En la actualidad, los países están obligados a renovar el 3% de los edificios de la administración central para que cumplan las normas más estrictas. Los edificios de la administración central representan menos del 1% de los aproximadamente 260 millones de edificios de la UE, mientras que los edificios públicos representan aproximadamente el 10%.