This content is not available in your region

Calificación de cosecha de trigo blando Francia disminuye, fuertes lluvias ralentizan la cosecha

Calificación de cosecha de trigo blando Francia disminuye, fuertes lluvias ralentizan la cosecha
Calificación de cosecha de trigo blando Francia disminuye, fuertes lluvias ralentizan la cosecha   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

PARÍS, 16 jul – La condición del trigo blando de Francia disminuyó en la semana al 12 de julio mientras que los agricultores avanzaron poco en la cosecha debido a un clima inusualmente húmedo, mostraron el viernes datos de la oficina agrícola FranceAgriMer.

Alrededor del 76% del trigo blando estaba en buenas o excelentes condiciones frente al 79% de la semana anterior, dijo la entidad en un informe sobre la cosecha. Eso se mantuvo muy por encima de una puntuación del 55% hace un año, cuando Francia estaba trillando una de sus cosechas de trigo más pequeñas en décadas.

Francia, el mayor productor de cereales de la Unión Europea, debería experimentar un repunte en la producción de trigo. El Ministerio de Agricultura pronosticó esta semana un aumento del 27% en la cosecha de trigo blando en comparación con 2020, un 11% por encima del promedio de los últimos cinco años.

Sin embargo, las fuertes lluvias en lo que va del verano boreal han suscitado preocupación por las pérdidas tardías de los rendimientos y, en particular, por un deterioro de la calidad del grano que determina la idoneidad del trigo para la molienda.

Las calificaciones de los cultivos de FranceAgriMer apuntan al potencial de rendimiento y no de la calidad del grano, lo cual es difícil de evaluar hasta que se produce la cosecha.

El clima lluvioso ha ralentizado el trabajo de cosecha en Francia. Solo el 4% de la superficie cultivada de trigo blando se había cortado al 12 de julio, en comparación con el 1% de la semana anterior y el 42% hace un año, dijo FranceAgriMer.

Los operadores dicen que el trigo blando puede no sufrir daños graves dado que las plantas no han madurado después de un desarrollo más lento de lo habitual este año, y con un pronóstico de clima cálido y seco para los próximos días.

Para la cebada de invierno, el primer cereal importante que se recolecta en el verano boreal, se había trillado el 44% de la superficie frente al 10% de la semana anterior y el 86% de 2020, según FranceAgriMer.

La cosecha de cebada de primavera se completó en un 4% en comparación con el 1% de la semana anterior y el 19% hace un año.